Firmar “EFI FIRI”

Sin categoría

El título de este artículo, que es una “ampliación de referencia” del anterior, surge de una frase atribuida a mi abuelo (padre de mi padre), Abeso Metogo. La frase completa es: “Abeso Metogo no firma efi firi, si firma efi firi, Dios levanta”. Mi abuelo estaba entre los firmantes de la famosa “Carta de Mikomiseng”, a través de la cual exigían, por primera vez, la retirada de los colonos españoles de lo que después de la independencia, seria Guinea Ecuatorial. Y así nace el movimiento por la independencia de Guinea Ecuatorial. Cuentan que, después de la firma de ese documento histórico, las autoridades coloniales reaccionaron con el “palo y la zanahoria” y el “divide y vencerás”. En ese sentido, se acercaron a mi abuelo exigiéndole que firme otro documento, condenando y renunciando al primer documento. Y la respuesta de mi abuelo fue esa: “yo no firmo por firmar, y no firmaría ni en la presencia de Dios”. Es mi traducción. Mi abuelo era un jefe tradicional de la tribu “Meban” y era analfabeto. Pues, nunca pisó un aula de clase. Por el contrario, encarnaba todos esos valores que faltaron en aquella sala donde se firmó el dichoso “Manifiesto de Madrid”.

Me ha extrañado la “calurosa y apoteósica” acogida que ha recibido mi primer artículo sobre el tema. Podría ser la manifestación de un fuerte rechazo del famoso “Manifiesto de Madrid”. En poco tiempo ya lo habían leído más de 1,500 personas. Al mismo tiempo, no faltan aquellos, unos cuantos nada más, que lo pondrían en la misma categoría que una peste. Entre ellos sobresalen dos jóvenes bravos e imprudentes, que se han expresado en los foros de Facebook, de donde me surgió la idea de hacer una “ampliación de referencia”. Uno de ellos me acusó de “falta de criterio” mientras que el otro me castigó con un: “”¿Sr. Fernando Edjang, qué le hace pensar que esta cultura americana es mejor exportable al resto de las sociedades? ¿el valor que da esa sociedad americana a la firma de un documento es mayor que el que da otras comunidades a un apretón de manos?” Para ese joven la firma no significa nada, sino el “apretón de manos”, confirmando, posiblemente sin saberlo, lo que yo ya estaba planteando en mi primer artículo: que los políticos guineanos podrían desconocer la importancia de la firma y, por lo tanto, “firman Efi Firi”.

Vamos a examinar un poco el contexto en que se producen estas negociaciones, empezando con los actores. Estos se pueden poner en dos grupos, llamados: a) centro y b) periferia. Los actores del centro son los que participan directamente en las negociaciones mientras que los de la periferia pueden influir pero no participan directamente. En el centro están los siguientes actores:

El Fundador y su régimen – según nos cuentan, la iniciativa liderada por CPDS viene del Fundador. El Fundador tiene a su disposición el ejército y todo tipo de matones y controla todos los recursos del Estado además de contar con importantes “lobbies” en el exterior. Por otra parte, el Fundador podría estar debilitándose, tanto por la edad como por las enfermedades que le están consumiendo así como los problemas jurídicos que pesan sobre los hombros del “Tonto Nacional”, que no hacen más que empeorarse. A pesar de su posible debilitamiento, acaba de protagonizar horrorosos crímenes, como el fusilamiento clandestino de decenas de presos en Evinayong y en otros sitios y el secuestro de Cipriano Nguema Mba desde Nigeria, para encerrarlo en Black Beach, donde permanece, con otros presos machacados. Además, bajo su sombra han surgido varios dictadorzuelos que controlan distintos espacios de poder, constituyéndose en verdaderos poderes facticos.

La Oposición en el Exilio firmante del Manifiesto – consistente en varios grupos e individuos residentes principalmente en España. La abrumadora mayoría no tiene empleo ni siquiera una fuente segura de ingresos. No están organizados y cada uno va por su lado. Los múltiples intentos de organización han fracasado estrepitosamente. Esta incapacidad de organizarse, unirse y presentar un frente común contra la dictadura y es su principal debilidad, se atribuye generalmente al afán de protagonismo. Sin embargo, las causas podrían ser mucho más complejas y profundas, entre ellas la desconfianza que reina entre los guineanos así como la mano larga de la dictadura. Lo único que parecen tener en común es su aversión al régimen criminal del Fundador, su deseo de regresar a su país en libertad y llevar una vida digna en su propia tierra.

CPDS – Un partido político que otrora fuera considerado radical y estaba en el punto de mira del cañón del Fundador y sus huestes. Está dotado de una directiva compuesta por gente altamente formada así como una sólida organización además de ser el único partido político que organiza regularmente sus congresos tal como está previsto en sus estatutos, habiendo protagonizado recientemente un cambio de liderazgo, un hecho insólito en Guinea Ecuatorial. Por otra parte, este partido ha ido perdiendo credibilidad paulatinamente como consecuencia de un inexplicable giro radical en su política, concretamente sus relaciones con el régimen, caracterizado por: a) un peligroso acercamiento al régimen hasta el extremo de integrarse en sus instituciones, b) la participación en las elecciones del régimen, aceptando los resultados de dichas elecciones después de haberlas denunciado de fraudulentas y c) reconociendo las instituciones surgidas de dichas elecciones fraudulentas. Y es por encargo del Fundador que está liderando la iniciativa del dialogo nacional, llegando a firmar con algunos partidos políticos, asociaciones y demás en el exilio, el famoso “Manifiesto de Madrid”. Justamente días atrás también había firmado con el régimen otro documento conjunto en el que declaraban a otros exiliados, agrupados en la CORED, “elementos descontrolados y de dudosa afinidad política.”

En la periferia están los siguientes actores:

Las facciones de los partidos políticos – Algunos de los partidos políticos que colaboran con el régimen tienen facciones que no comulgan con el régimen. Hemos leído recientemente un comunicado de Unión Popular en el que condenan la firma del documento de “asalto a la CORED” a pesar de que en dicho documento aparece la firma de Unión Popular. Del mismo modo, algunos de los partidos políticos que firmaron el manifiesto también tienen facciones, que lo rechazan. Tal es el caso de MAIB. Hace escasamente unos días que hemos leído un excelente comunicado de Weja Chicampo, a pesar de que en el manifiesto aparece la firma de alguien en representación del MAIB.

El Partido del Progreso – que, a pesar de lo que digan algunos, sigue siendo una formidable fuerza política con una estructura visible y un liderazgo incontestable. El PP no está muerto, sigue vivito y coleando. La fortaleza de ese partido político lo demuestra el hecho de que, a pesar de las fuertes embestidas y zarpazos sufridos, no existe una facción que colabora con el régimen.

La CORED – que acaba de ser objeto de violentos ataques por el régimen y sus acompañantes, en connivencia con CPDS. Esta coalición cuenta con pesos pesados de la política nacional además de jóvenes dinámicos y valientes. En su corta andadura, la CORED ha dado ya muestras de seriedad, rigor y profesionalismo. Su llegada ha inyectado nuevas energías a la lucha democrática. Después de haber examinado su website, concretamente los documentos colgados ahí, y los pasos que han dado hasta ahora, mi humilde opinión es que van por buen camino.

España – No es ningún secreto que el gobierno español apoya al Fundador y a CPDS. De hecho el matrimonio que existe entre el Fundador y CPDS fue oficiado por el sector socialista: el PSOE. Ese partido no está al margen de las recientes movidas. Al igual que en la pre-independencia, España no ha sabido apartarse de la política del favoritismo y abordar el tema como una cuestión de Estado. No ha sabido aprender de los errores del pasado. Y las invitaciones que están lloviéndole al Fundador – UNED, Cervantes, funerales de Adolfo Suarez – forman parte de la estrategia española, y están relacionadas con el famoso “Dialogo Nacional”. Se sospecha que España, con la ayuda de CPDS, estaría maniobrando para ayudar al Fundador a forjar una transición a la española en Guinea Ecuatorial, que es una transición sin transición.

Los activistas independientes – Este es un fenómeno nuevo, animado por los jóvenes que han sabido explotar las tecnologías modernas y las redes sociales. Así, han nacido: “Radio Macuto de Guinea Ecuatorial”, “La Voz de los Sin Voz”, y “LocosTV Jamón y Queso”. Con unos formatos adaptados a la juventud, están logrando movilizar a los jóvenes y a difundir la información. El régimen no puede hacer nada para frenar esta “Revolución de las Hormigas”.

Examinemos ahora, los principales que podrían incidir en las negociaciones:

La crisis económica – Como vengo prediciendo desde hace unos años, la crisis económica ha hecho ya su aparición. La producción del petróleo ya está bajando y con ella, el crecimiento económico, que ya presenta tasas negativas, los ingresos públicos, las reservas externas, etc. Al mismo tiempo, el Fundador gastando como un marinero borracho en sus proyectos faraónicos, entre ellos el “Oyala” y arruinando el país. Su Horizonte 2020 será una pesadilla emergente.

La salud y la edad del Fundador – No es ningún secreto que la salud del Fundador se está deteriorando rápidamente. El deterioro es visible. Y para más inri, el Fundador se está envejeciendo con la misma rapidez. La edad oficial no es su verdadera edad. Se podría agregar fácilmente unos diez años sin estar lejos de la edad verdadera. En consecuencia, su preocupación se centra en su salud y su permanencia en el poder y gobernar el país pasa a segundo plano. Y esto es lo que explica el caos reinante y la acentuación de la corrupción y los monumentales desfalcos. Son las manifestaciones de un liderazgo decadente. Las malas lenguas aseguran que al Fundador no le queda mucho tiempo de vida.

El diluvio de juicios internacionales contra el “Tonto Nacional” – Esta es posiblemente la primera vez que el hijo de un dictador africano está siendo demandado en los países occidentales. Se trata aquí, de un importante cambio. No hay nada que el Fundador no haya intentado para esquivar dichos juicios, pero, el nudo no hace más que apretarse en torno al cuello de su hijo y por esta vía, en torno al cuello del mismísimo Fundador. Este asunto le tiene preguntado al hombre.

Los conflictos con los países vecinos – Concretamente los países de CEMAC, pero, más especialmente Camerún y Gabón. El Fundador acaba de humillar a los demás miembros de CEMAC, al negarse a aplicar el acuerdo de la libre circulación de personas, que solo meses atrás había firmado. Esto habría enfurecido a los gobiernos de dichos países. El Fundador ya tenía un lio con Gabón sobre la isla de “Mbañé”, que ya está ocupada por dicho país. La aceptación por el Fundador de una exploración conjunta del petróleo en esa zona no hace más que transformar una situación que había sido clara desde la independencia – “Mbañé” pertenece a Guinea Ecuatorial – a una situación de propiedad conjunta de la isla por los dos países. Y más recientemente, se ha abierto otro frente con Camerún, por las estupideces del Fundador, lo que ha llevado a Paul Biya a cerrar la frontera. Obviamente, dichos países estarían siguiendo muy de cerca el “Dialogo Nacional”.

La crisis económica que azota a España – esta crisis hace la vida muy difícil para los exiliados guineanos en dicho país. Como se ha dicho arriba, la abrumadora mayoría no trabaja y no se les conoce fuentes seguras de ingresos. Muchos simplemente malviven, lo que les expone a todo tipo de tentaciones. Que aguanten tantas dificultades en un país que no es suyo, es un todo un acto heroico.

Con los elementos presentados arriba, ¿qué es lo que se puede esperar del cacareado “Dialogo Nacional”? Una negociación del tipo que se está realizando no es un juego, no es una broma. Se trata de una empresa muy seria, en que las partes se sientan a negociar o porque cada una puede aportar un beneficio a la otra, o puede hacerla daño o perjudicarla. Y la negociación que se plantea es del tipo que tiene que producir ganadores y perdedores, especialmente si el objetivo es la implantación de la democracia en Guinea Ecuatorial. Y para el Fundador, esto no es un juego. Entiende perfectamente lo que los franceses llaman “les enjeux”. Y no va a ceder absolutamente nada. Todo lo contrario, seguirá recurriendo a la misma estrategia que ha utilizado desde el principio del mal llamado proceso de democratización, conocida con el nombre ingles de “salami-slice strategy”. Se trata de una especie de “divide y vencerás” combinada con la intimidación de los recalcitrantes y la formación de alianzas con los que se prestan a la manipulación, creando facciones de los paridos de la oposición, todo ello coronado con la fe, mucha mala fe. Y esta estrategia ya se está ejecutando: a) el Fundador moviliza a los partidos políticos del interior para castigar y marginar a la CORED y b) mandata a CPDS de convencer a los demás partidos políticos, asociaciones e individuos en el exilio de aceptar el “Dialogo Nacional” en sus términos y en su terreno y en la fecha que él determine y que mejor le convenga. Tiene todas las cartas a su favor.

Como ya dije en mi primer artículo, estas negociaciones constituyen un “suicidio colectivo” para los firmantes del manifiesto. De entrada, no parecen darse cuenta que ya están negociando con el Fundador, que las negociaciones ya han empezado desde aquella reunión del 22 de marzo. El “Manifiesto” seria la propuesta inicial. Han hecho una oferta al Fundador en forma de exigencias y el Fundador debe responder a ellas, con una contrapropuesta. Estas negociaciones están ocurriendo en dos frentes al mismo tiempo: en primer lugar, en el seno de los participantes en la reunión: parte del exilio, por una parte y CPDS, por otra. En segunda instancia, entre todos ellos por una parte, y el Fundador por otra. Y aquí está el primer error grave: no saber que ya están negociando y así, dejaron fuera muchos temas críticos así como varios cabos sueltos, como puede ser: la agenda, la fecha del dialogo, el lugar, entre otros. Al no decir nada al respecto, pues, le dejan al Fundador la mano libre en estos aspectos críticos. El lugar de la negociación es crítico en una negociación. Teniendo en cuenta que el Fundador tiene un control absoluto sobre el país, negociar con él en Guinea Ecuatorial es como ponerse la soga en el cuello. En ese sentido, el dialogo debería celebrarse en un lugar neutral, concretamente fuera de Guinea. Se podía decir que ambas partes decidirían en común acuerdo el país en donde tendrían lugar el dialogo, la agenda, la fecha y otras variables importantes.

Uno de los graves errores que se puede cometer en una negociación es comunicar al adversario las vulnerabilidades propias. Muchos se extrañan que EE.UU esté espiando a todo el mundo, tanto a sus enemigos como a sus aliados. La información es importante. En una negociación, disponer de información sobre el adversario es una importante ventaja. Y la recogida de esa información es una actividad absolutamente necesaria en una negociación. Del mismo modo, es necesario ocultar información propia. Cuando los paisanos incluyen las cuestiones pecuniarias en el manifiesto, están comunicando una importante vulnerabilidad que, obviamente, utilizara el Fundador para su provecho. Y no es que el tema no sea importante. El caso es que podían suscitarlo más tarde, a la hora de negociar la agenda y en un contexto más amplio, como el de la financiación a los partidos políticos. La forma en que lo han hecho es como si estuviesen pidiendo limosna.

Otro error grave es dar pruebas de desesperación. En el caso del dialogo, la oposición ha dejado claro que anda desesperada. Pues, la rapidez con la que se firmó el manifiesto así lo demuestra. Se les convoca a una reunión sin agenda y ahí descubren que hay un documento a firmar y lo firman,”efi firi”. Sin necesidad de rechazar el dialogo, los firmantes podían haber recurrido a unas tácticas para ganar tiempo. Y una de ellas, la más simple y con mucho sentido, consistiría en responder: “agradecemos la propuesta, pero, debemos estudiarla; podemos volver a reunirnos en un mes”. Fácil. Pero, no, a “firmar efi firi”. Ahora, esa ventaja ha pasado en manos del Fundador que, como ya dije, puede tomarse el tiempo que quiera y tenerles en ascuas a los firmantes del manifiesto. En ese tiempo de espera pueden ocurrir muchas cosas.

El desafío más grande para los firmantes del “Manifiesto” es de mantenerse unidos como una piña durante el “Diálogo Nacional” en Guinea Ecuatorial. Sera un milagro que este conglomerado de individuos sin intereses comunes y con visiones dispares del futuro, sobre todo a la luz de las exigencias pecuniarias que aparecen en el “Manifiesto” se mantengan unidos y hablen con una sola voz. Porque, lo que tenemos aquí no es un grupo con una identidad definida y con la necesaria solidez para hablar con una sola voz, sino un parcheo hecho precipitadamente por los mismos de siempre. Este conglomerado de individuos no puede resistir las embestidas del Fundador. A la mínima, cada uno ira por su lado. Al iniciar una negociación, es siempre importante hacer saber a la otra parte que uno estaría dispuesto a romper las negociaciones si fuera necesario. Suponiendo que tal cosa ocurriese, ¿qué harían los firmantes del acuerdo? ¿Regresarían al exilio o se quedarían a vivir en Guinea Ecuatorial? Pero, ¿estarían dispuestos a romper la negociación, estando ya en Guinea Ecuatorial, si las cosas fuesen mal, tal como está previsto?

Y para terminar, vamos a hacer un ejercicio de visualización. Vamos a visualizar que el “Dialogo Nacional” se está celebrando en una sala de conferencias en Malabo o en Bata. Llegan las delegaciones y se preparan para sentarse en torno a la mesa de negociación. Normalmente, en una negociación, las diferentes delegaciones se sientan en grupo. La delegación de fanáticos disciplinados del régimen se sienta en un lado de la mesa. Los exiliados venidos de España se sientan en la otra. ¿Dónde se sienta la delegación de CPDS, teniendo en cuenta su especial circunstancia: forma parte de las instituciones del régimen y acaba de firmar un documento con el régimen marginando y castigando a un grupo exiliado y por otra, acaba de firmar el “Manifiesto” con algunos partidos y grupos exiliados? ¿Mantendría CPDS su papel de mediador y participante?

Lo que se está viendo es que el cacareado “Dialogo Nacional” no es tal, sino una operación para: a) cooptar a los exiliados a rendirle pleitesía al Presidente Fundador, b) fabricar una artificial reconciliación nacional, consagrando la impunidad, c) acabar definitivamente con la oposición a su régimen y, finalmente, d) perpetuar la dominación de unos ciudadanos sobre los demás y a perpetuidad. Afortunadamente, quedan los excluidos a la “Cena del Señor” que, como se ve en el apartado correspondiente, constituyen el grueso de la oposición en el exilio.

Fernando ABAGA EDJANG
(Un Simple Ciudadano de a Pie, expresándose estrictamente a título personal)

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *