Una campaña de “sensibilización” para acudir a los estadios ha dado comienzo en Guinea Ecuatorial

Noticias

La campaña de sensibilización para que los guineanos acudan los estadios ha comenzado. Con más rigor en los distritos de Ebibeyin y Mongomo respectivamente.

Una campaña de sensibilización que más bien roza a una campaña de INTIMIDACIÓN; de ahí las comillas que hemos puesto en el título.

Yo, un mayor de 78 años, gracias a Dios, cómo es que me pueden exigir que acuda a ver un partido de fútbol en el Estadio Nguema Eneme de Mongomo, sólo con el pretexto de que nos vendrán a buscar en camiones; camiones que por seguro , serán de militares. Ni en nuestra comodidad han pensado, si es que tanto quieren que acudamos“, ha dicho un vecino de Mongomo .

Lo más vergonzoso de esa campaña de intimidación es que, se ha dado en la Catedral de Ebibeyin, días atrás.

El monseñor que ahí está destinado ordena, como lo han leído, ordena a los fieles cristianos y a las asociaciones cristianas de la diócesis de Ebibeyin a acudir y participar activamente, mediante cánticos, a los estadios durante la copa de África. Y para postre, termina amenazando a todos miembros de las asociaciones que “quien no participe en los estadios será borrado de la lista de las mismas”.

¿Quién es el monseñor de la diócesis de Ebibeyin?

Un elemento de la seguridad. Datos no nos faltan. Primo hermano del mulatoide,Lucas Nguema Esono Mbang, el ministro de la (des)educación, que no se le conoce compañeros de clase ni en segundo curso de bachiller. El monseñor es mayor en años que Lukito, pero éste le maltrató con sus mujeres cuando vivía en su casa en Malabo; razón por la cual entró en el seminario de Banapá para escaparse de la humillación; mientras era sacerdote, Lukito y su familia no le dieron ni crédito, vivía como un sacerdote del montón. Por supuesto, no vivió como el cuñado del Obispo de Bata, el Vicario General Fernando: entre laureles. Lo que nos extraña es que cuando le han hecho obispo, Lukito se adueñe de él hasta el extremo de que el señor Obispo ha dejado sus funciones de hombre de la iglesia para dedicarse plenamente al PDGE de Lukito y del Otup Dros de Akoacam.

Durante una celebración de la Eucaristía, en la misma catedral donde da órdenes desde el altar, salió del púlpito y se acercó a una señora que muchos ahí presentes ni habían visto; saludó a la señora con una reverencia, y acto seguido levantó el brazo de la mujer, como si ella hubiera noqueado a otra contrincante en un combate de boxeo y dijo: “Esta es una de las personas que han hecho y conseguido que yo sea Obispo”. La mujer en cuestión, resultó ser la novia de Nene Bantú, Naná Okomo, la madre de la Primera en todo, la que algunas fuentes concordantes también señala como amante de este mismo Monseñor, cuando estuvo en la comunidad de Alegre, llegando incluso a regalarle un coche de la marca Zusuki ; por donde , por cierto, instaló una “clínica espiritual”, vendiendo agua bendita a los pobres.

El espectáculo dantesco no termino sólo en presentar a una de las personas que hicieron posible que fuera Obispo; siendo ya tal, Obispo, supuesto hombre de Dios, algo lurdo cayó de su cintura, en el momento de levantar el brazo de la otra. El estruendo que causó, hizo que la mayoría de la gente se levantara y mirase lo que había caído…Resultando ser un arma de fuego, una pistola.

En Malabo, tuvo serios problemas de adulterio; se acostó con una mujer casada; razón por la cual el Arzobispo de Malabo (Ildefonso Obama Obono) le mandó a tomar por culo en la comunidad de “Alegre”. Del adulterio, donde salió en pelota picada a la calle, ponemos como testigos presenciales al vecindario de  Ñumbili.

Este es el tipo de Obispo que tiene la diócesis de Ebibeyin, un sinvergüenza a toda regla; un prefabricado por los gerifaltes de la dictadura de Guinea Ecuatorial y no por méritos eclesiásticos. El Nuncio sin saber quién era realmente o porque buscaban a un pariente que sirve a la dictadura, lo eligieron a él. Uno que es capaz de portar un arma del ejército de Guinea, sin ser un capellán castrense, del ministerio de la Defensa Nacional ¿O sí?

Este es el monseñor que intimida a los feligreses para que acudan al estadio de Ebibeyin; gente, en mayoría , vieja; que acuden a la iglesia para rezar a Dios y pedir ayuda divina para la subsistencia diaria, mayores sin medios, cuyos hijos, la gran mayoría está en paro…Éste es el Monseñor,Juan Nsue Edjang, cuya personalidad es un Pelele y lametrasillos de toda la vida.

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *