Detenido un hijo de la embajadora de Guinea Ecuatorial por apuñalar a su primo

La Policía tuvo que pedir permiso para entrar en la residencia

Por LUIS F. DURÁN / CLAUDIA PREYSLER

Un hijo de la embajadora de Guinea Ecuatorial fue detenido el pasado sábado por la noche tras apuñalar presuntamente a un primo suyo en la residencia diplomática del país africano situada en la calle de Castillo de Aysa en el exclusivo barrio de Conde Orgaz del distrito de Hortaleza, según la Jefafura Superior de Policía de Madrid. El arrestado es Desiderio Seriche O. A., estudiante de periodismo, de 21 años, y está acusado de tentativa de homicidio.

El herido recibió una cuchillada en el abdomen. Fue trasladado al hospital Ramón y Cajal con pronóstico grave salvo complicaciones. El primo acabó siendo apresado por amenazas y daños y quedó custodiado en el centro médico por la Policía. Se trata de Francisco Javier O. E., de 29 años.

Una riña familiar desató la trifulca que acabó con la lluvia de golpes y gritos y el baile de cuchillos.

A tenor de las primeras averiguaciones, el herido estuvo amenazando durante una velada familiar a su primo por temas personales. Pasados unos minutos el hijo de la embajadora se dirigió a la cocina y tomó un cuchillo. Fue a buscar a su primo y le clavó el arma en el estómago. La víctima salió al comedor tapándose la herida y pidiendo auxilio.

Los hijos y familiares de la embajadora avisaron de inmediato a la Policía. Los agentes tuvieron que pedir permiso a la diplomática para entrar en el recinto al tratarse de un espacio de un país extranjero. La embajadora, Purificación Angue Ondo, no puso ninguna pega a la Policía y autorizó la entrada de los funcionarios que arrestaron al hijo.

Un vecino que volvió a su casa a sobre las 01.00 horas de la madrugada y que vive en frente de la residencia de la embajadora confirmó que vio a un coche de la Policía Municipal en frente de la vivienda. Al preguntar por lo sucedido, los agentes le contestaron que se trataba de una «riña familiar» pero no especificaron que hubiese sido violenta. El mismo vecino relató que no había tenido trato con la familia de Purificación Angue Ondo, madre de «una numerosa prole que se reúne a menudo en celebraciones familiares».

Otros vecinos de las inmediaciones dijeron que no habían escuchado nada y que se trata de una zona muy tranquila. El cocinero de la vivienda, que salió a recibir a los periodistas, no quiso hacer declaraciones y la Embajada no tenía la línea de teléfono operativa.

Fuente: El Mundo

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario