El Directorio Ejecutivo del FMI concluye la Consulta del Artículo IV con la República de Guinea Ecuatorial correspondiente a 2016

fondo-monetario-internacional-fmi-1-728El 29 de agosto de 2016, el Directorio Ejecutivo del Fondo Monetario Internacional (FMI) concluyó la Consulta del Artículo IV 1 con la República de Guinea Ecuatorial.

Globalmente, el crecimiento del PIB real de Guinéa Ecuatorial ha sido débil en los últimos años; en el período 2010–14 promedió -0,5%, debido en gran parte a un declive tendencial del predominante sector de los hidrocarburos. El desempeño de la economía se deterioró sustancialmente tras el choque de los precios del petróleo de 2014. En 2015, el ritmo de la contracción se intensificó, y la actividad económica cayó 7,4%. La actividad del sector de los hidrocarburos disminuyó 8,9%, ya que la caída de los precios del petróleo empujó a los productores a recortar los costos, dando lugar a una reducción de la producción. La actividad fuera del sector de los hidrocarburos retrocedió 5,2%, dado que el ajuste fiscal enfrió la inversión pública y la actividad de la construcción en el sector privado. Ese ajuste fiscal en curso contribuyó a reducir el déficit global de 4,9% del PIB en 2014 a 3,2% en 2015. Sin embargo, la situación fiscal sigue estando bajo presión: el financiamiento del déficit requiere un endeudamiento interno en forma de crédito del banco central y un mayor uso de depósitos del gobierno. El deterioro de los términos de intercambio ahondó el déficit en cuenta corriente, llevándolo a 16,8% del PIB. La inflación fue muy baja (0,6%) durante el segundo trimestre de 2016, frente a más de 4% en 2014.

Las perspectivas a corto plazo son muy duras, teniendo en cuenta que el panorama apunta a un nivel deprimido de los precios de la energía y a una contracción continua de la producción de hidrocarburos. La debilidad del ingreso petrolero y los limitados márgenes de protección harán necesarios nuevos recortes de la inversión pública, con el resultante de una profunda contracción del extenso sector de la construcción y la administración pública. Por ende, se prevé que la actividad económica global sufrirá otra contracción, de casi 10%, en 2016. Son pocas las probabilidades de que la economía global crezca a mediano plazo, dado el peso aún grande del sector de los hidrocarburos y el impacto de la consolidación fiscal en las actividades que no están vinculadas a los hidrocarburos. Sin embargo, el ritmo de la contracción global debería desacelerarse con el correr del tiempo, a medida que la estrategia de desarrollo nacional reoriente la atención hacia el desarrollo de los recursos humanos y facilite el surgimiento de nuevos motores de un crecimiento ajeno a los hidrocarburos.

Evaluación del Directorio Ejecutivo 2

Los directores ejecutivos señalaron que Guinea Ecuatorial enfrenta circunstancias difíciles, ya que la decreciente producción de hidrocarburos y los precios deprimidos del petróleo han conducido a una profunda contracción económica. Dado que los márgenes de protección son limitados, los directores destacaron que, de cara a la fuerte caída del ingreso generado por los hidrocarburos, se necesita un ajuste sostenido de las políticas para restablecer la sostenibilidad fiscal. Señalaron que para lograr un crecimiento sostenible e incluyente se necesitarán significativos esfuerzos por diversificar la economía hacia sectores ajenos a los recursos; asimismo, habrá que desarrollar el capital humano y mejorar el clima de negocios.

Los directores aplaudieron el ajuste fiscal ya en curso, que refleja una mayor receptividad al asesoramiento en materia de políticas que brinda el FMI, pero alentaron a las autoridades a acelerar el ritmo de la consolidación. Se declararon alentados por los esfuerzos de las autoridades encaminados a contener el gasto corriente y congelar nuevos proyectos de inversión pública. Sin embargo, los directores instaron a avanzar rápidamente en la definición de otros elementos críticos de la estrategia de ajuste; entre ellos, medidas tendentes a movilizar los ingresos ajenos a los recursos, racionalizar las exenciones tributarias y mejorar la eficiencia de la inversión. Recalcaron la necesidad de priorizar los proyectos en marcha sin sacrificar la inversión en desarrollo social, especialmente en salud y educación. El proceso de consolidación se beneficiaría de un examen exhaustivo de la política tributaria y de una estrategia encaminada a desarrollar la capacidad de gestión de la deuda, respaldados por la asistencia técnica del FMI que sea necesaria.

Los directores pusieron de relieve la importancia de tomar medidas decisivas para generar crecimiento en la economía fuera del sector de los recursos. Para poder aprovechar el potencial que encierra la considerable infraestructura de Guinea Ecuatorial, recomendaron elaborar un plan de reforma integral para mejorar el clima de negocios, afianzar la gobernabilidad, promover el desarrollo del capital humano y reducir los costos de los factores, entre otras cosas mediante la consolidación fiscal. Una cooperación más estrecha con el Banco Mundial en el ámbito del diagnóstico del clima de negocios podría contribuir a fijar las prioridades inmediatas de la reforma estructural.

Los directores advirtieron que si bien los bancos del país parecen estar bien capitalizados, el elevado nivel de los préstamos en mora y la decreciente rentabilidad exigen renovada vigilancia. Señalaron que las vulnerabilidades del sector financiero son producto de los vínculos entre el sector fiscal y el financiero, dado que la consolidación fiscal y las demoras en los pagos del gobierno a los contratistas les dificultan a las empresas el servicio de sus créditos. Los directores alentaron a las autoridades a adoptar una estrategia de reembolso de los atrasos acumulados, que ponen en peligro la credibilidad del ajuste fiscal y la estabilidad financiera. Asimismo, recalcaron la importancia de mantener colchones de capital adecuados en el sector bancario, fortalecer la supervisión bancaria a nivel regional y promover la inclusión financiera.

Los directores elogiaron las medidas adoptadas recientemente por Guinea Ecuatorial para mejorar la elaboración y la divulgación de estadísticas, especialmente la adopción de legislación y una estrategia de desarrollo para el sistema nacional de estadísticas, el cambio de base de las cuentas nacionales y la solicitud de adhesión al Sistema General de Divulgación de Datos mejorado (SGDD‑m) del FMI. Sin embargo, instaron a seguir haciendo esfuerzos, con la asistencia del FMI y de otros socios, para eliminar las lagunas que aún existen en los datos, a fin de respaldar una supervisión eficaz y la formulación de políticas.

1 Conforme al Artículo IV de su Convenio Constitutivo, el FMI mantiene conversaciones bilaterales con sus miembros, habitualmente todos los años. Un equipo de funcionarios del FMI visita el país, recaba información económica y financiera, y analiza con las autoridades la evolución del país y sus políticas en materia económica. Tras regresar a la sede del FMI, los funcionarios elaboran un informe que sirve de base para el análisis del Directorio Ejecutivo.

2 Al concluir las deliberaciones, el Director Gerente, como Presidente del Directorio, resume las opiniones de los Directores Ejecutivos, y el resumen se comunica a las autoridades del país. En el siguiente enlace consta una explicación de las expresiones utilizadas en las exposiciones sumarias:

http://www.imf.org/external/np/sec/misc/qualifiers.htm.

Fuente : Fondo Monetario Internacional

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario