Remate final del PDGE a la casa de cultura de Rebola

Noticias Portada

Hace un año que la Casa de Cultura de Rebola, sufría un atentado cultural, anticonstitucional y antidemocrático de manos del PDGE. El genocidio llevado a cabo en la Casa de Cultura de Rebola, dio otros episodios como fue la nombrada con todas intenciones políticas de manos del PDGE, intenciones de control y opresión al pueblo de Rebola, una nueva junta directiva, con la propuesta del hermano militante Alfonso Biahute Chebá, como nuevo director. La nueva junta contraria a los estatutos de la CCR. Recordemos que algunos estatutos de la CCR, dicen:

(Art. 1) se califica a la Casa de la Cultura de Rebola de “institución de carácter cultural, autónoma, aconfesional y apolítica, sin fines de lucro” y se dice de ella: “Su duración es ilimitada. Se rige por sus Estatutos y otras disposiciones que adopten sus órganos de dirección”.

ccr

(aspecto de la casa de cultura cerrada)

El Art.6 dice que “el Consejo Cultural es el órgano supremo de la Casa de la Cultura”. En el Art. 8 se enumeran los componentes de ese Consejo: un representante del Ayuntamiento, otro del Consejo de Ancianos, otro del Colegio Público, uno de cada Comunidad de Vecinos, uno de cada Consejo de Poblado y uno más de la Asociación de Estudiantes de Rebola (ADER). El Art. 9 incluye la relación de los nueve miembros vitalicios del Consejo y en el Art. 10 se dice: “El Consejo Cultural, para la gestión y administración eficaz de su cometido, designará por consenso o elegirá por mayoría absoluta de sus miembros a un presidente, un vicepresidente, un secretario de actas y dos vocales”.

Partiendo de los estatutos arriba citados, todo los pasos que pueda dar el PDGE, con respecto a la casa de cultura de Rebola tienen carácter antidemocráticos, atentan contra las buenas prácticas llevadas a cabo en la CCR, hasta que se inició el genocidio cultural de Rebola.

Como bien sabemos todas y todos, hasta la fecha la casa de cultura de Rebola está cerrada. Según fuentes que nos llegan desde Rebola, mañana viernes 7 de octubre de 2016, tras muchos meses de rumores, se culminará con el genocidio iniciado en la casa de cultura de Rebola el pasado 25 de agosto de 2015.

Si no hay muchas sorpresas, todo indica que Alfonso Biahute Cheba, será el nuevo director de la Casa de Cultura de Rebola. Hemos podido conocer de fuentes cercanas el discurso de reapertura del futuro director hermano militante, discurso que supuestamente ya llevaba preparado de cuando el primer rumor de reapertura y entrega de llaves(adjuntamos discurso). La nueva junta directiva sin hoja de ruta, sin ninguna propuesta cultural. Su idea es convertir en la CCR en un espacio de diversión y perversión de los “militontos de PDGE“, sus objetivos no son más que el control, el acoso y atropello a los jóvenes de Rebola y sus Derechos.

ccr1

(Alfonso Biahute Cheba, futurible director de la CCR).

También nos hemos enterado de un posible cambio del nombre de la Casa de Cultura de Rebola, sus estatutos. Al acto de mañana se espera la presencia del Ministro del Interior y el Ministro de Minas e Hidrocarburos, a estos hay que sumar a todos los “hermanos militantes de Rebola”.

De la Junta directiva anterior, no se les ha comunicado de manera formal de la reapertura. No se espera ni estaría bien vista su presencia en el acto “NO QUIEREN VER NI EN PINTURA A LA ANTERIOR JUNTA DIRECTIVA”, comentan.

ccr2
(Acto cultural en la CCR).

Se trata del remate final al proyecto cultural de Rebola. El odio del PDGE a los procedimientos democráticos que surgen de la sociedad guineoecuatoriana, tiene esas finalidades: usurpación de la idea original transformándola en una idiotez propia de las sabias orientaciones del gran movimiento de descerebrados. Obiang y sus seguidores escenificarán mañana, un (otro más) acto puramente dictatorial. Es la dictadura de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo y de sus “hermanos militontos”, perdón , militantes.

Para Radio Macuto , Kalou Kalou Mandela

He ahí el discurso que será leído: discurso-ccr-1

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *