Carta abierta al Presidente de los Estados Unidos de América

Sr.Presidente:

Permítanos presentarnos: Somos un grupo de guineo ecuatorianos de diversas edades que vivimos en el interior de nuestro País ( Guinea Ecuatorial) y que por razones de seguridad personal no podemos identificarnos.

Antes de continuar, queremos expresarle nuestra más expresiva felicitación por el éxito de su nombramiento como Presidente de los Estados Unidos de América ( EE.UU), no obstante las zancadillas recibidas de su adversaria y medios de comunicación.

La razón o motivos de esta breve misiva no es otra que apelar a su nada oculto y sano patriotismo demostrado como medida de protección al desarrollo de las libertades y progreso económico de su pueblo.Con los mismos sentimientos e ideales políticos que los defendidos por su Candidatura, nuestro pueblo,muy a nuestro pesar, no puede si siquiera pensar en ellos.

Probablemente no sepa nada de nuestra pequeña (28050 km2 ) República,situada en la costa Oeste de África ( Golfo de Guinea/Biafra) pero, a buen seguro que sus asesores sabrán exponer quienes somos en el Continente Africano.

Sr. Presidente, ¿se imagina ganar unas elecciones con el 93,7% de los votos emitidos ?, pues este es el caso de nuestro Dictador Teodoro Obiang Nguema que como podrá conocer, accedió al poder mediante el asesinato ( golpe de estado – 11/08/79) del también dictador, su tío Francisco Macías Nguema, y quién se jacta de decir que,” soy Dictador por qué soy quien dicta las normas” o, cuando dice que,”quien quiera mi sillón presidencial ya sabe que tiene que hacer lo mismo que hice con mi tío Macías.”

Llevamos más de 40 años ( generaciones perdidas) sin poder ejercer los más elementales derechos humanos/cívicos en un país donde la mortalidad infantil es de las más elevadas de África o, con unos índices de VIH alarmantes, sin sanidad,cortes constantes de luz o agua, numerosísimos asesinatos, secuestros, desapariciones de líderes o simples políticos,expolio masivo de recursos, expropiaciones constantes a la población etc….

Podrá documentarse extraordinariamente a este respecto con los diplomáticos que como el Sr. Benet han pasado por el País a lo largo de estos años,así como por los propios Organismos Públicos y Privados de USA y en general de la Comunidad Internacional.

Somos un pequeño País rico en recursos naturales; entre otros, petróleo y gas. De ello pueden dar buena cuenta las multinacionales estadounidenses que operan en el país desde que se descubrieran los diferentes yacimientos que se encuentran operativos desde los años noventa.

Sin embargo, ¿de qué sirve tanta riqueza si ésta es constantemente incautada o robada por la familia Obiang y un nutrido número de extranjeros de diferentes países que aprovechan que este pequeño País está dirigido y controlado militarmente por una familia, como si de una finca privada se tratara, para consolidar día a día, la lenta pero constante desaparición de Guinea Ecuatorial, tal como reza en Naciones Unidos.

La situación últimamente ha empeorado notablemente como consecuencia de los procesamientos judiciales ( USA,FRANCIA,SUIZA o ESPAÑA)por corrupción, blanqueo de capitales o bienes mal adquiridos contra el hijo llamado a la sucesión, como si de una monarquía se tratara, Teodorin Nguema Obiang.

Por si los problemas no fueran suficientes, la última decisión del Dictador ha sido dar cobijo al también Dictador ex Presidente de Gambia Yahya Jammeh

Ahora tenemos dos Dictadores, uno de ellos un sanguinario musulmán y el otro, un cristiano igual de sanguinario pero desgraciadamente todavía en activo.

Imagine la situación que se vive dentro del País. Si antes no podíamos ejercer ninguno de nuestros derechos, en estos momentos, solo pensar en ellos ya implica una seria amenaza para la vida de los ciudadanos.

El pueblo guineo ecuatoriano creyó que con la llegada a la presidencia del ex Presidente Barak Obama, la conquista de las libertades y desarrollo humano y económico del Continente Africano estaba garantizado. Desgraciadamente, la realidad ya la conocemos bien. Pasaron los años de sus mandatos y sólo unos cuantos han sabido beneficiarse de esa etapa a costa de un mayor endurecimiento de las Dictaduras que siguen aterrorizando a la población, entre ellas, una de las más crueles, Guinea Ecuatorial.

Sólo pedimos que se informe con sus asesores y miembros de su Gabinete. Podrá comprobar fácilmente nuestra angustia ante la repetición de un posible escenario igual que el anterior. Sería catastrófico para nuestro pueblo al que poco a poco se le va sacando fuera del País para así terminar finalmente vendiendo la finca, ( Guinea Ecuatorial) probablemente a China o a la Comunidad Musulmana, sea radical o no.

Al dictador, su esposa Constanza Mangue e hijo de estos, Teodorin Nguema Obiang, les da exactamente igual con tal de seguir saqueando el País como lo vienen haciendo desde que se descubriera el maldito pero necesario oro negro.

Un País tan poderoso como USA, no puede ni debe abandonar a un pueblo que ha puesto y sigue poniendo sus recursos naturales al servicio de los intereses de la multinacionales norteamericanas y en definitiva del pueblo estadunidense.

Pedimos – quid pro quo -ayuda para que el pueblo de Guinea Ecuatorial pueda, al igual que otros países, ejercer sus derechos con libertad y poder así poder prosperar humana y económicamente.

Estamos o,queremos estar, ( ilusión ) seguros que, a través de los canales que procedan podrá ese gran País, adalid de las libertades, ayudar al pueblo de Guinea Ecuatorial a ejercer sus derechos que como pueblo están absolutamente recogidos y protegidos en la Comunidad Internacional.

Más temprano que tarde, con o sin ayuda, el pueblo de Guinea Ecuatorial, si no quiere desaparecer, deberá poner en ejecución la Declaración Universal de los Derechos de los Pueblos de 4/07/76 (Argel), aunque solo sea por sobrevivir como pueblo. (arts. 28 en estrecha relación con el 30 de la citada Declaración)

A pesar de todo, el pueblo de Guinea Ecuatorial vuelve, una vez más, a reiterar al nuevo Presidente de los Estados Unidos de América, Sr.Trump, nuestra confianza y fé puesta en Dios para que; por fin, a través de su mandato podamos,lo más breve posible, gozar y ejercer las mismas libertades y derechos que cualquier ciudadano norteamericano.

Finalmente, somos conscientes que no podrá contestar a esta humilde pero no menos digna misiva – el riesgo de nuestras vidas es tan evidente como la vida misma – pero, a través de los hechos, conoceremos el camino. Permítanos por ello que hayamos elegido este medio público de comunicación de nuestra confianza como elemento de protección de nuestras vidas y las de nuestras familias.

Que Dios le bendiga e ilumine su difícil camino presidencial.

El grupo.

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario