Guillermina Mekuy Mba y Aquilina Mangue Evuna , dos mujeres corruptas

Por Crispín Mba

La indignación y el malestar desbordan hoy los ánimos de los guineanos. En poco menos de un mes, la población guineana se ha informado por las redes sociales Facebook, Twitter, Whatsapp la dolorosa noticia de la creciente corrupción, robo y estafa de la clase política guineana personificada en dos pájaras: Guillermina Mekuy Mba, ex ministra de Cultura y Promoción Artesanal y Aquilina Mangue Evuna, Secretaria de Estado de Seguridad. La primera, según las mismas redes sociales, ha llevado a los paraísos fiscales 4,5 millones de euros (2.800 millones de Francos CFA), dinero destinado a la conservación de los parques naturales de la ciudad de Malabo, mientras la otra muchacha, hija de Alejandro Evuna Owono Asangono, ministro de Misiones de Obiang, trafica con becas en la embajada de China en Guinea Ecuatorial. Ambas noticias circulan con memes en Facebook, twuiter y whatsapp de los teléfonos móviles de los guineanos, quienes vuelven a mirar con el rabillo del ojo cómo nuestro dinero transita a Europa, mientras la crisis se ceba con el 95% de las familias guineanas.

Dos mujeres modernas con formación, según dicen ellas mismas, acaban de llevar por delante su posible futuro político en la futura historia de esta nación. Estas dos figuras vienen a engrosar la lista de delincuentes que la justicia debería echar mano en una Guinea Ecuatorial democrática. ¿Cómo unas jovencitas modernas, que han tenido la oportunidad de educarse en las mejores universidades europeas y americanas, que podrían haber sido ejemplo de honradez, rectitud y probada moralidad han podido caer tan bajo? ¿Cómo se entiende que una de ellas haya estudiado derecho y política y otra psicología, para acabar siendo bandoleras? ¡Qué mal suena eso de que una mujer ha robado tal y cuál!

El robo y la corrupción ya es estructural en Guinea Ecuatorial. Robar el dinero público, enriquecerse ilícitamente, no supone en Guinea Ecuatorial ningún delito. Nadie va a la cárcel por robar, ni es excomulgado por ello, todos y todas creyentes, los domingos van a misa con las manos y la conciencia bien manchada. El presidente de Guinea Ecuatorial no sabe que va destruyendo cada día su persona, su credibilida.Mientras en su gira por la Región Continental critica duramente la corrupción, pero sigue manteniendo en los puestos de su administración a aquellos que ejercen diariamente esa corrupción que critica, sin que la justicia pueda detener a los mismos corruptos y hacer que devuelvan el dinero a las arcas del Estado.

La diferencia que existe entre nuestro país y el resto del mundo es que en Guinea Ecuatorial los ladrones y corruptos, muy a nuestro pesar, no sólo atiborran nuestras calles, pasean con andares de personas importantes, visten marcas de firmas europeas, sino que, lamentablemente la totalidad de ellos ejercen poderes públicos y son “políticos” que llevan los destinos históricos de nuestro país. Lo normal en cualquier país del mundo es que una ministra que se escapa con 4,5 millones de euros del dinero público se embarguen sus bienes e inmuebles, o una Secretaria de Estado de Seguridad que haya sido pillada infraganti practicando discriminación y nepotismo sea inmediatamente destituida de sus funciones. Pero, una vez más, Guinea Ecuatorial vuelve a dejar claro que no sólo es una dictadura, sino un estado mafiosos y sin ley.

Hay una concurrencia de miles de hombres y mujeres que dicen ejercer la profesión política en Guinea Ecuatorial, la totalidad de ellos tienen una jugosa remuneración. Hay muy pocos, pero muy pocos, que hacen una labor digna y esforzadamente. Repito muy pocos que lo hacen con dignidad. Nadie conoció a Leandro Mbomio Nsue, como un ministro que acumuló bienes, ni que haya dejado abultadas cuentas bancarias, ni en Guinea Ecuatorial, ni en los paraísos fiscales, pero fue ejemplo de virtud y servicio a la nación. Fue ministro varias veces de cultura, ese ministerio de cultura que Guillermina Mekuy Mba, según las redes sociales, acaba de vaciar llevando en sus bolsos de Dior la hiriente y friolera cifra de 4,5 millones de euros unos (2.800 millones de Francos CFA). La diferencia entre Guillermina Mokuy Mba y Leandro Mbomio Nsue es monumental. Mientras Leandro Mbomio Nsue fue artista reconocido y hombre de probada virtud, Guillermina Mekuy es sencilla y llanamente raptora. Las esculturas de D. Leandro Mbomio Nsue dan un valor cultura a Guinea Ecuatorial en los foros mundiales, mientras “el llanto de la perra”, nunca mejor dicho y “Tres almas para un corazón” son un insulto a la inteligencia. La peña política de ladrones que atesta las instituciones de nuestro país da vergüenza ajena.

En el desarrollo de las labores políticas de nuestro país hay muchos inútiles, gente sin moral ni ética, que en la vida civil cotidiana apenas desempeñarían trabajos rudimentarios, pero Obiang los agasaja y los coloca en lugares donde tienen un contacto inusitado con el dinero público. Si han llegado donde están es porque Teodoro Obiang Nguema gusta premiar a los malvados y castigar a los buenos. Nadie entiende que Aquilina Mangue Evuna siga ejerciendo de Secretaria de Estado de Seguridad hasta ahora. Con estas formas de actuar ya muchos escritores guineanos y no guineanos hablan de “Guinealogia” donde lo difícil se vuelve fácil y lo más fácil se vuelve difícil.

El presidente de este país no parece darse cuenta que, quien hace tres días era su mejor Ministra de Cultura y Artesanal se ha llevado a España 4,5 millones de euros con el pretexto de que había ganado su dinero como empresari; un argumento tan recurrente en las declaraciones de los funcionarios guineanos. ¿Qué empresa fundó esta chica en poco menos de 4 años que le haya proporcionado nada más y nada menos que 4, 5 millones de euros 2.800 millones de F.CFA? ¿Es una funeraria que vende huesos humanos?

Guillermina Mekuy Mba llegó a Guinea Ecuatorial en 2010, para asumir el cargo de Directora General de Museos y Bibliotecas, un año después fue ascendida a Secretaria de Estado y meses después Teodoro Obiang la nombró ministra de Cultura y Turismo. En 2013 dió un paso más y fundó una revista femenina de nombre “MEIK”, que tiene redacciones en Madrid y vende mas de 300 ejemplares mensuales. En mi opinión no es ni mucho menos una revista de mayor tirada, ni que diera voces a mujeres con proyección intelectual, ni que interese a la sociedad española y guineana. ¿Cómo es posible que una revista de tal magnitud haya reembolsado en menos de 4 años la cantidad de 4,5 millones de euros en las cuentas de la susodicha ministra?

El gobierno de Teodoro Obiang Nguema Mbasogo admite que un miembro del gobierno tenga empresas privadas. Por eso cada ministro crea empresas que luego van a conseguir concesiones en su propio ministerio y así genera una corrupción que ha dejado al país sin dinero. Cuando Obiang critica la corrupción, sin hacer nada con los corruptos miente y nos engaña. Queremos que un día Obiang Nguema, presidente de todos los guineanos actúa en consecuencia. Si no lo hace, estará añadiendo una gota más de indignación a ese pueblo que un día le pedirá responsabilidad a él y a quién hereda su maltrecho gobierno. Porque ya estamos hartos.

Un político puede ser rico, haber hecho negocios, pero siempre que pague los impuestos y declare sus bienes, no lleve el dinero de los guineanos a España y que su empresa trabaje legítimamente sin que coincidan con asuntos públicos que maneja en sus cargos de responsabilidad. Pero esto es mucho pedir para un país que lo primero que piensa quien asume el cargo es ROBAR.

Fuente: 

Radio Macuto Facebook

Share This:

3 comments for “Guillermina Mekuy Mba y Aquilina Mangue Evuna , dos mujeres corruptas

  1. Salvador E. Echek
    Marzo 3, 2017 at 10:03 am

    Gracias Crispin, porque efectivamente

    “Robar el dinero público, enriquecerse ilícitamente, no supone en Guinea Ecuatorial ningún delito. Nadie va a la cárcel por robar…”, solo aquellos que critican;

    “Si han llegado donde están es porque Teodoro Obiang Nguema gusta premiar a los malvados y castigar a los Buenos”, ésta es la verdadera razón de fundar el pdge;

    “Guinea Ecuatorial vuelve a dejar claro que no sólo es una dictadura, sino un estado mafiosos y sin ley”, y añado: Asilo de malhechores/bandidos. Si no es cierto, que Obiang Nguema Mbasogo entregue a Yahya Jammeh a la justicia de Gambia por haber robado dinero de los Gambianos porque el Ministro de Interior de Gambia dice que si es preciso venir a Guinea Ecuatorial, lo harán https://www.theguardian.com/world/2017/feb/23/the-gambia-debt-theft-mismanagement-jammeh-allegations

  2. Marzo 21, 2017 at 7:53 am

    Un poco de calma, me parece que lo dramatizáis todo. (No se permite responder a este comentario) Gracias.

  3. José Nve
    Marzo 31, 2017 at 2:15 pm

    En una guinea post Obiang yo propondria, COMO MINIMO, inhabilitar de por vida para el acceso al empleo publico y cargos politicos a TODO AQUEL Q HAYA PARTICIPADO en la administracion del dictador. Hay muchos guineanos preparados y nunca corruptos para acceder a esos puestos. Nadie de la administracion de Obiang sabe hacer otra cosa q robar.

Deja un comentario