Error. ¡Qué gravísimo error! El Espíritu Santo del Dictador detrás de los nombramientos de Obispos

La imagen puede contener: 3 personas, teléfono

Por Nguema Emaga Eyui

 

La “catolicidad” de la Iglesia Católica en entredicho. Los tiempos todavía no están maduros para que las comunidades bubis, ndowes, bisios y ambos sean presididas por personas de su misma etnia que conozcan, reconozcan, respeten, valoren y velen por sus miembros. Los pastores se dirigen a sus “rebaños” todavía en lenguas extrañas.

Los gobernantes políticos y eclesiásticos han asumido y bien interiorizado que la cultura universal de la República de Guinea Ecuatorial es la del pueblo fang

GRAVE AGRAVIO COMPARATIVO PARA LAS ETNIAS

Los políticos de la Iglesia romana podían haber ahorrado este grave agravio o estocada a los pueblos de Guinea Ecuatorial. ¡Cómo nos duele la nula sensibilidad de los espiritusantistas! La marginación de otras expresiones culturales existentes en Guinea Ecuatorial ya ni clama al cielo, porque para qué. Los gobernantes políticos y eclesiásticos han asumido y bien interiorizado que la cultura universal de la República de Guinea Ecuatorial es la del pueblo fang; han borrado y limpiado mentalmente a las demás etnias que deben hablar su lengua y rogar a Dios en la más escondida intimidad siempre pastoreados por gente fang que desconoce absolutamente lo que representa para cada pueblo algo tan respetable y sagrado como es la propia cultura, la que da sentido, dirección y orientación a cada uno de los pueblos.

¿COSA DE DIOS?

Si esto es cosa de Dios, Dios vuelve a escribir torcido. Esta iglesia católica ha perdido la oportunidad de demostrar que todos los pueblos de Guinea Ecuatorial tienen presencia cultural en su estructura. ¿Habrá alguien que no entienda la frustración de quienes no se ven reconocidos y valorados por esta no-católica Iglesia universal guineana y mundial, uniforme y uniformadora?

LA DIÓCESIS DE EVINAYONG, LA TAPADERA DE MONGOMO

Dos nuevas diócesis y tres nuevos obispos. Las dos provincias eclesiásticas en la región continental. Los tres obispos de la etnia fang. La creación de la diócesis de Evinayong es en realidad un “simulacro”, un despiste, una claudicación. Se ha dado al dictador lo que el dictador venía pidiendo, exigiendo desde hacía tiempo: una sede episcopal en Mongomo. ¡LO HA CONSEGUIDO! Y mientras él lo consigue, a los bubis, ndowes, bisios o ambos se les ignora por completo. Se les impide sentirse representados por gente que se exprese en su propia lengua, sea miembro de su cultura y la comprenda y ame. ¿No han madurado los tiempos para que las comunidades bubis sean presididas por servidores de etnia bubi? Si de repartir cargos se trata –de eso se trata- en Mbini podía haberse creado una diócesis, en Anobón otro y en Bioko Sur otro con sede en Luba o Riaba
.
SON NOMBRAMIENTOS VICIADOS, CORROMPIDOS EN ORIGEN

¿Es Dios quien elige? NO. ¿Es el Espíritu Santo? NO. ¿Es el Nuncio o Embajador de del Papa en Yaundé? SI y NO. ¿Es la comunidad de creyentes o Pueblo de Dios? ABSOLUTAMENTE NO. El obispo de Malabo, Juan Nsue Edjang Mayé, lo tiene muy claro: “soy obispo de Ebebiyín por la gracia de Constancia Mangue”. Más claro que agua de misa. Y los tres ahora nombrados, salvo que demuestren con HECHOS todo lo contrario, no han podido llegar a ocupar esos puestos si no es por la gracia de su santidad Obiang Nguema Mbasogo, presidente de la conferencia episcopal de Guinea Ecuatorial. Tiempo en corto tiempo.

NOMBRAMIENTOS VICIADOS EN ORIGEN

Son nombramientos viciados, corrompidos en origen. Cargos sin esas cargas proféticas que debiera esperarse de presuntos veladores y valedores del “pueblo de Dios”. Quienes más lo estarán celebrando son los auténticos electores a su conveniencia. La Iglesia católica ya tenía el comando de los juanes, una banda de inútiles. Se le suma otro Juan, un Calixto y un Miguel, todos ellos, por lo que se sabe, expuestos irresponsablemente a ser chantajeados por el régimen, como ya hizo el dictador de Zimbabwe con un arzobispo crítico y como está haciendo con los del actual comando, ahora entregados en cuerpo y alma a la causa de la dictadura y del mismísimo diablo. Estos nuevos obispos llegan con la boca cerrada, las manos y los pies atados. Consta que algunos de ellos son ciegos a la realidad del país. En fin, guineanos, si alguien espera algún nuevo aliado del pueblo, que se convenza de que AQUÍ NO HAY TOMATE.

 

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *