El delegado de gobierno de Mbini expulsa “manu militari” a Antonio Mba Mico de su lugar de residencia habitual

Sin categoría

Antonio Mba Mico es expulsado manu militari de su lugar habitual de residencia por el Delegado del Gobierno de Mbini, Ambrosio Cristóbal Nze Nfumu Antonio Mba Mico, ciudadano guineano y militante de CPDS ocupa apaciblemente una parcela familiar en las inmediaciones costeras de los poblados de Etembue y Akanbor, en el distrito de Mbini. Allí es donde se dedica a la pesca y a la agricultura, sus únicas herramientas de subsistencia y generación de ingresos.

El Delegado del Gobierno de Mbini, Ambrosio Cristóbal Nze Nfumu, ha jurado expulsarle de aquel lugar llamado Espigón, económicamente productivo, porque es opositor y porque dice disponer de información del Presidente del Consejo de poblado de Akanabor según la cual Mba Mico recibe visitas de Plácido Mico, diputado de CPDS, y de Victor Ndong, miembro de la directiva de CPDS de Mbini.

El pasado día 21/04/2017, Mba Mico ya fue detenido por este motivo y por el mismo Nze Nfumu, siendo dejado en libertad el mismo día, con la firme consigna de que abandone inmediatamente el lugar en el plazo de una semana y se fuera a vivir a Etembue. Si no lo hacía, Nze Nfumu iría personalmente a quemarle la casa. En aquella ocasión, también se le requisó el motor fueraborda 40 CV perteneciente a la Sociedad Nacional de Pesca (Sonapesca) que utilizaba para su actividad pesquera, “porque un opositor no puede beneficiarse de los bienes del Estado”.

El día 10/05/2017, no habiendo abandonado Mba Mico el lugar, Nze Nfumu decidió poner en ejecución su promesa. Se dirigió al Espigón con cuatro camiones militares para desalojar al pertinaz opositor. Eran 25 efectivos militares al mando de un coronel del ejército. Mba Mico se encontraba labrando su finca con su esposa. Lo hicieron venir. Se derribó la puerta de su casa porque él se negó a abrirla. Un militar armado fue a buscar a su esposa que se había quedado en la finca. En el lugar vivían unas doce personas; todas ellas fueron forzadas a embarcar en los camiones militares y evacuadas a Etembue, donde la mayoría no tenía casa. De esta manera se vieron todos ellos obligados a abandonar sus casas, sus pertenencias, sus aves de corral así como todo el pescado que estaban salando o ahumando. Y se les prohibió tajantemente volver al lugar, bajo pena de ser disparados por los militares si se atrevían.

Esta es la paz que, según el Presidente Obiang, se goza en Guinea Ecuatorial. Consta a nuestra formación política que el Viceprimer Ministro primero encargado del Interior, Clemente Engonga Nguema estuvo informado de esta intervención. Los ahora habituales excesos y abusos del Delegado del Gobierno de Mbini con la anuencia del Gobierno testifican de la voluntad del régimen del Presidente Obiang de agravar el clima de tensión y de violencia que subyace actualmente en el país. Estas actuaciones dejan claro que, lejos de la inexistente paz de que se jacta, es el propio Gobierno el que aterroriza a su propia población utilizando, como en este caso, a las fuerzas armadas.

Nuestra formación hace responsable al Gobierno de cualquier consecuencia que, en lo sucesivo, pudiera resultar de estas acciones provocativas.

Malabo, 12 de mayo de 2017

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *