El rol del dictador en la iglesia

Desde tiempos memorables, los políticos, dícese, dictadores han utilizado a la Iglesia para sus fines. Algunas veces se han ensañado con ella y otras la han llenado de prebendas.

Sin entrar en muchos detalles que nos ofrece la historia, se sabe que ese maridaje entre la Iglesia y el mundo del poder (político) siempre han terminado con el sufrimiento de los pobres e inocentes. Por citar dos ejemplos, tenemos los resultados nefastos del colonialismo-evangelización y la inquisición, donde los hombres de poder utilizaron a la religión para escarmentar a la gente. Muchas atrocidades fueron cometidas en nombre de Dios, siendo que Dios no sabía absolutamente nada de los actos criminales que los poderosos ejercían en su nombre.

Aquí en nuestra tierra, los misioneros y los colonos se unieron para hacer el mal despojándonos de nuestras ricas culturas, e impusieron su visión de vida ajena a nuestra idiosincrasia. Y todavía nadamos ahí, sin avanzar porque no se sabe quiénes somos.

Llegó el Presidente Macías Nguema Biyogo y con sus siniestros colaboradores(uno de ellos en la jefatura del estado) cerró todas las iglesias del país; alegando que, los curas representaban todavía a los colonos. Puede que tenía razón, pero la manera como procedió fue totalmente descabellada. Dejó a la población sin ninguna creencia a la que podía apoyarse, y así se precipitó el pueblo guineoecuatoriano en el oscuro vacío y apareció la barbarie de la brujería que ahora campa a sus anchas en nuestra sociedad. Ya no era nuestra cultura, sino otra cosa que no se sabe qué es.

Con el famoso Golpe de Estado del año 1979 con el que el GRAN DICTADOR derrocara su tío padre Macías, para llamar la atención y ganar el aprecio de las multitudes dio la orden de reabrir las iglesias. Desde entonces, Obiang Nguema Mbasogo ha hecho con la Iglesia Católica de Guinea Ecuatorial lo que le ha parecido bien.

Los que tenemos buena memoria, hemos visto el tira y afloja que ha tenido el Gobierno del melandro de Akoacam con esa dócil iglesia a finales de los años ochenta y principios de los noventa cuando la “oposición” le pisaba los talones al dictador. En aquella época, los curas de la Catedral y del Santuario estuvieron a la altura denunciando las injusticias y las arbitrariedades, y algunos de ellos lo pagaron con torturas y prisiones ilegales. ¿Quién no recuerda la paliza que propinaron a Nkogo Eyi y Ondó Mayé? Eran otros momentos. La iglesia era liderada por Nze Abuy y un grupo de sacerdotes que no habían sucumbido en el materialismo y en el miedo. Añoramos muchos esta época.

Cuando el primer “Ladrón Nacional” se vio amenazado por la “P.O.C.”, la Comunidad Internacional y el papel de la iglesia de entonces, lo primero que hizo fue decretar “la libertad religiosa”, atrayendo al país la epidemia de las sectas, con el propósito de disminuir la fuerza que ya tenía la Iglesia Católica en la sociedad guineana.

Con el descubrimiento del Petroleo, el “primer hombre del país” se volvió muy fuerte; ya tenía dinero para “sobornar” a todo el mundo: niños, mujeres, hombres, sacerdotes, obispos, partidos opositores, comunidad internacional, ¿Vaticano?
Gran parte del dinero del Petróleo de Guinea ha sido invertido en la construcción de la Basílica de Mongomo, la reforma de las iglesias en el ámbito nacional. Creemos que todo esto lo hace, no tanto porque le importa a la iglesia sino, para comprar la voluntad de los débiles hombres que la lideran ahora. Ya es la hora de que estos hombres de Dios se den cuenta de que Obiang les utiliza para su único fin: perpetuarse en el poder.

Ahora el país vive una situación crítica; ya no hay “trabajo para todos” ni a cinco años vista; las obras paradas; las empresas van abandonando el país paulatinamente; los funcionarios llevan varios meses sin cobrar; los empleados de GEPetrol llevan tres meses sin sueldo; sin embargo, el Gran Dictador vacía las arcas del Estado para organizar el evento de los obispos, el día 20 en la Basílica de Mongomo, con invitados de honor venidos de todas las partes del mundo y del Vaticano. Ya te hemos visto el plumero y cómo estás jodiendo a este país sin importarte el sufrimiento del pueblo.

Da pena saber que Obiang, en sus cuarenta años de poder, sólo construye campamentos e iglesias. Esto tiene su explicación lógica: son los militares y los curas los que le mantienen ahora en el poder.

Con esta entrega, queremos llamar la atención a estos dos cuerpos de nuestra sociedad a activar la memoria. Cuando Obiang subió al poder, utilizó a sus compañeros militares, y una vez hecho bien el trabajo, asesinó y humilló a los más valientes. Lo mismo hizo con la iglesia: se sirvió de esta institución dando la sensación que era su salvador cuando reabrió las capillas, y acabó apaleando a los curas que predicaban fielmente la palabra de Dios. Por tanto, ¡ojo con las burlas de Teodoro al sufrido pueblo guineano!

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario