La cruda realidad (III)

Opiniones y reflexiones

La Oposición Unida frente a las violaciones flagrantes de los consagrados Derechos Humanos (DD.HH) con el apoyo de la Comunidad Internacional, el único “Plan Marshall” para Guinea Ecuatorial y de toda África con políticas autoritarias.

 

Por Ndong Nsue Nchama, militante de (CPDS)

Entorno a los día 13 de junio del 2017 ha tenido lugar en la capital alemana un importante encuentro de mandatarios de la Unión Africana con la canciller Angela Merkel. El llamado “Plan Marshall” de apoyo a África, una iniciativa del Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo de Alemania, Gerd Müller, al que los posibles receptores bautizaron como “Plan Merkel”.

Los invitados al encuentro con los líderes africanos en Berlin expresaron su agradecimiento por el nuevo enfoque de ayuda. Poner la propuesta en la agenda de G20 ya es de por sí un éxito. Los prodemócratas africanos Ibrahim y Alika Dangote hablaron de una “coalición de buena voluntad”. Un cambio de paradigma. La diferencia del “Plan Merkel” con las clásicas ayudas al desarrollo que tiraron a la basura cerca de cuatro billones de dólares será que, los países que promuevan reformas políticas y por tanto buenas condiciones que seduzcan las inversiones, serán recompensados. Éstos países serán modelos de referencia con respecto al resto del continente y generar de ésta manera puestos de trabajo que frene seco o paulatinamente a los jóvenes africanos a emigrar hacia otros países de occidente.

Deacuerdo a las estimaciones del gobierno de Angela Merkel, sólo éste año llegará al país alemán 400 mil inmigrantes de África. Se calcula que para 2030 unos 440 millones de jóvenes africanos estarán buscando trabajo. Para ello se deben crearse anualmente 20 millones de nuevo puestos de trabajo de manera que el crecimiento de la ocupación supere al crecimiento de la población. www.hrw.org/es/news/2017/06/15/guinea-ecuatorial-dilapidacion-y-robo-de-riquezas-petroleras

Sin duda alguna, la “coalición de buena voluntad” surgida de la administración merkeliana, es de lo mejor de lo que se puede esperar dentro de la ambigüedad del conjunto de la Comunidad Internacional que diplomáticamente coopera tanto con los llamados países africanos prodemocráticos y aquellos como Guinea Ecuatorial que cada día bate el record en sus reiteradas violaciones falgrantes de los DD.HH corrupción extrema y nepotismo escandaloso. Sin que para ello sufra una marginación diplomática de parte de los países clásicamente democráticos de occidente principalmente.

El panorama y las expresadas palabras de éste articulista, no describen en su totalidad, las atrocidades acaecidas diáriamente en Guinea Ecuatorial de la mano del longevo Presidente Obiang Nguema, sus familiares, amigos cercanos y gozándose de toda la impunidad intolerable.La imagen puede contener: una o varias personas e interior


El descarado robo de votos durante las elecciones de Obiang Nguema y su Partido Democrático de Guinea Ecuatorial (PDGE).

Normalmente, aprovechando de la no presencia de la Comunidad Internacional para una observación electoral que ciercione en el interior del país, sobre todo en la parte continental, la evolución positiva, o más bien negativa del curso electoral.

En la capital Malabo habitualmente, se teme la presencia del personal diplomático acreditado que a menudo remiten informaciones del proceso.

Para ello intentan por todos los medios a controlar su farsa electoral con el máximo apoyo de su Ministro del Interior Clemente Engonga Nguema Onguene, que preside al Comité Electoral Dependiente y uno de sus brazos más siniestro, junto con su homólogo el Ministro de la in-Seguridad Nacional Nicolás Obama Owono Nchama que forman parte del núcleo duro del régimen. A ellos se suman los prohombres de cada cabecera de distrito, encargados de controlar, por si en sus áreas pudiese haber algún opositor y su descontrolado voto. Ellos se encargan también de llevarse al cierre, las urnas.

Se suben al carro de la estafa intimidatoria, todos los miembros del régimen proclives de las regiones y provincias de sus orígenes. Normalmente armados y rodeados de policías sécretas.

Para ello, ponen en práctica todo su arsenal estratégico para prepetrar el robo de votos, mediante la intimidación, coacción a mano armada. Casa por casa, bario por bario, amenazando casi a todo el país. Procurando en primer lugar que todos los guineanos sean militantes de (PDGE) y, a cualquier precio. Todos los delegados de Gobierno y los presidentes distritales del (PDGE), controlan el distrito a través de los presidentes de los consejos de poblados. El delegado de Gobierno advierte a éstos de que serán los únicos responsables de que en su poblado, haya un solo militante de la oposición. Y éstos actuan en consecuencia, deacuerdo a las sabias orientaciones del Presidente Fundador (PF). Es decir, cada militante del partido gubernamental hace al mismo tiempo de policía sécreta en toda regla. Y de ésta manera, los asuntos privados de cualquier opositor, se tergiversa a lo político. Los puestos de trabjo de éstos, en caso de que lo tenga permanecen en riesgo. La vida privada, corre la misma suerte por presiones de allegados cercanos y previa inducción del régimen. Presiones que obligan al opositor en variadas ocasiones hacer una supuesta “declaración jurada” que “abandona su militancia en la oposición sin coacciones” y se reinserta suponiendo “voluntariamente” al (PDGE) de Obiang Nguema Mbasoa.

El régimen de Obiang Nguema, utiliza con extrema intimidación, la presencia militar en todas las esquinas y colegios electorales del país y de otras artimañas, consistentes en el llenado previo de las urnas, el voto público obligado y, a mano alzada, la marginación a punta de culata de los interventores del resto de los partidos políticos, la acumulación descontrolada de urnas en la sede del Comité Electoral, entre otras.

El desparejado método en la defensa del poder absoluto por el líder cleptocrático.

Las políticas de los sátrapas africanos, a pesar de sus formaciones académicas, bajas, medias, altas o excelentes en las universidades occidentales, dichas aptitudes no guardan relación alguna, salvo pocas excepciones, dentro de sus políticas al desarrollo. Sus causas pueden ser localizables con relativa facilidad, si el dichoso político sigue la Historia política de la Humanidad, o que particularmente del continente propio. En el mejor de los casos, que su política adopte una tendencia referencial, respecto a una ideología o de un personaje histórico. Y muy lejos de los referidos antecedentes, sus políticas se basa en los métodos de represión, toturas, desapariciones y/o asesinatos como sus medios persuasivos destinado a fustigar a sus conciudadanos, temiendo el riesgo de un posible levantamiento popular.

En éste sentido en nuestro país, se puede registrar fácilmente, diversos métodos innovadores de represión, basados en primer lugar, que el primer Magistrado Honorífico de la Nación lo es, el Presidente de la República y el primero en situarse por encima de la Ley.

No se cumple, ninguna normativa institucional, ni se respeta la Ley de los partidos políticos. No se legaliza ninguna formación política sin previa tendencia a coaligarse con el partido gubernamental que, en su defecto, las consecuencias suelen ser nefastas y por lo tanto, se desentiende de las obligaciones institucionales en las subvenciones de las distintas formaciones políticas y las pocas asociaciones existentes. En cuatro décadas de poder absoluto, no existe una institución sindical que vele por los intereses de los trabajadores de cada sector poductible. Apesar de la promulgación que se hizo en la abertura de la “Transición del Ensayo Democrático”. Reguladas por la Ley N° 12/1992 de fecha 10 de octubre, sobre la libertad sindical y ratificada en el Convenio del 98 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT). Desde entonces, se crearon: Organización de Trabajadores del Campo (OTC) que agrupaba a trabajadores minoritarios del campo; La Asociación Sindical Docente (ASD) en la Enseñanza y la Unión Sindical de Trabajadores (UST) parecido al (UGT) español.

Tanto el Presidente de la República, su Ministros de Trabajo-Paro, sin Seguiridad Social e infinitos Secretarios de Estado que desconocen totalmente de los índices de la crisis del macro-paro, que afecta a la mayoría del colectivo de trabajadores nacionales o extrajeros, los números estadísticos en las cotizaciones de las pensiones, los huerfanos menores de edad abandonados a su suerte, o diferentes problemas de madres/padres solteros. Guinea Ecuatorial,se distingue actualmente en el mundo por su catálogo de presos de reclusión. Éstos pueden ser de la propiedad del padre, del hermano, de la madre, del hijo, de la abuela o la suegra.

La unidad de la oposición, centro de ideas de una población desorientada.

Hace poco, que se escucha de los medios de la desidencia ecuatoguineana que la “unidad de la oposición no se impone”. Cierto es, que cualquier asunto de gran calado político nacional, como es el caso sobre la unidad de la oposición frente al régimen tiránico de Obiang Nguema Mbasoa, se debería de imponer, habiendo otros mecanismos más democráticos que faciliten la extracción de una opinión bien definida de una mayoría interesada. Dichos mecanismos dentro de la dispersada disidencia en la díaspora, pueden reducirse únicamente en las exigencias de los acreedores ideológicos, la opinión unánime de la población interna-externa que, no impone la unidad de la oposición sino que, la exige o la pide por su efectiva eficacia irremisible contra la “aberración” impuesta a la fuerza de armas. Que a lo largo del espacio y tiempo, no ha hecho otra cosa que aruinar el país y por extensión su división. Consumada así su ansiada fragmentación del país en su favor, obliga a los disidentes con el apoyo del Pueblo a concentrar esfuerzos, modestos medios y recursos, la recuperación de las razones de Guinea Ecuatorial con su lema “Unidad, Paz y Justicia” el legado político de sus luchadores.

Hegel decia: “Jamás pueblo ni gobierno alguno ha aprendido de la Historia ni ha actuado según las doctrinas extraídas de ellas”. Si los políticos aprendieramos de la madre de la vida que es la Historia, pues seríamos mejores. Pese a que, se distinguen muchas clases de historia: está la historia de un personaje, la historia de una región o en éste caso la historia de un país y sus características. (Manuel Fraga Iribarne en su libro el Cañón giratorio, previo a la Transición Española)

En el caso que se nos ocupa sobre la causa guineana y, haciendo un breve recorrido retrospectivo de la Historia de nuestro continente será muy fácil localizable, las claves de éxito de ciertos países con similitudes políticas. Y sin rastrear demasiado lejos, está el reciente caso de Gambia después de casi veintidós años de tiranía del hipopótamo blanco de Jammeh Yahya, acogido por su homólogo sindical Obiang Nguema Mbasoa en Guinea Ecuatorial donde vive a cuerpo de Rey.La imagen puede contener: una o varias personas, personas de pie, planta, flor, exterior y naturaleza

Nuestro cambio pacífico puede ser un modelo, no sólo para África tambíen para el mundo”. Adama Barrows el flamante presidente de Gambia.

Un próspero empresario propietario de una agencia inmobiliaria que se presentó a las elecciones al frente de una coalición de siete partidos más una candidata independiente, asegurando que dejará el sillón presidencial dentro de tres años para organizar unas nuevas elecciones a las que no se presentará. “Volveré a mis negocios” a segura. “Sin embargo uno de los retos a superar es la división de los gambianos” lo preconiza Mohamed Chambas, representante de las Naciones Unidas para África occidental y el Sahel. “En buena medida esto lo han conseguido las mujeres” asegura Aisha Dabo, una conocida bloguera gambiana. También en la candidatura de Barrows estaba la conocida feminista Isatou Touray, que lleva 20 años luchando contra la ablación y la discriminación de las mujeres, clave en la victoria de la oposición. El presidente alterna inglés, con el Wolof, el sarakolé, el fulani y el mandinka, todas ellas lenguas nacionales, una ventaja indudable para un país multiétnico. (El País.05.12.16.p-8.)

Los puffles encajan a nuestra realidad: coaliciones, candidaturas independientes, país y la oposición divididos, organizaciones de la sociedad civil, blogueros o las redes sociales, país multiétnico (bisió, annobonés, ndowe, bubi y el fang), políticos políglotas.

La Unidad de Acción a la que se pide a los distintos grupos disidentes, particularmente en el exterior del país (F.O.D)-exterior, podría interactuarse teorícamente en diversos componentes al mismo tiempo. No se descartaría cualquier opción que conduzca al éxito. El formato de cara al exterior gozaría de un estatus real que describe símplemente, la expresión de una lucha coordinada por diferentes participantes que persigue el proceso transitorio. Nuestra capacidad de acercamiento, la empatía y la solidaridad mutua, constituyen las principales herramientas para unir un pueblo dividido, debilitado, entristecido y desesperado, durante la longeva tiranía de Obiang Nguema Mbasoa. Se puede presumir con certeza que demostrada aquella actitud firme y perseverante con la Frente de Oposición Democrática (F.O.D)-interior y la otra (F.O.D)-exterior o como se quiera llamarse.

Una vez consumada así la Unidad de la esperanza y la expresión de nuestros objetivos inmediatos, se podría osar a compartir políticas del escenario internacional sobre la emigración ilegal, por ejemplo.

https://www.lorientlejour.com/article/1051613/la-guinee-equatoriale-sans-taxis-depuis-dix-jours.htm

El panorama actual del mundo de la política internacional, experimenta cambios sustanciales, concrétamente en la renovación de modelos o figuras en la clase política. El modelo de una “democrácia real” del 15M español, se ha colado por toda la UE. No ha sido en vano, la derrota de Susana Díaz con el apoyo de la vieja guardia del (PSOE), a cambio de la victoria de Pedro Sanchez con el apoyo de los jóvenes de las bases. Se puede observar lo mismo con la reciente victoria de Emmanuel Macron en Francia, acompañado de un nuevo proyecto político apenas unos meses antes de las elecciones para alzarse con la victoria donde las viejas figuras se quedaron en la eviencia. Dichos cambios, no serán ajenos a cualquier sector socio-político moderno con el apogeo de la globalización de las nuevas tecnologías, que teje puentes muy evidentes a la globalización de los Derechos Humanos.

El socialdemócrata alemán Willy Brandt dijo: ”El futuro no lo librarán aquellos que se aferran al pasado”.

 

Es Ndong Nsue Nchama Octavio, militante de (CPDS).

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *