Los hermanos militantes de Annobón vuelven a mendigar votos de confianza en sus respectivas comarcas

Opiniones y reflexiones

Por Nánãy-Menemôl Lêdjam Salas

 

Ya redoblan los repiqueteos de las elecciones una vez más, y los hermanos militantes de Annobón, ponen en marcha sus arsenales por revalidar los votos de confianza en las primarias. Unos comicios sin previa campaña, evitando que se desacrediten los unos a los otros, por pertenecer todos al “Gran Movimiento de Masa” (GMM).

A pesar de los cinco largos años que ha durado la legislación en la que fueron impuestos a Annobón como “representantes”; ya que, ningunos de los que han sido “representantes de Annobón, no fueron los que ganaron en las primarias de 2013. En aquellos comicios fueron elegidos de manera holgada los hermanos militantes: Francisco Morgades Manel, en su comarca, Ánghändji; entonces era Secretario de Consejo Distrital de su partido en Annobón; en Áwala, el ganador fue Luis María Sabadell Bizantino, actual Vicepresidente de la CICTE; y en Mábanà fue elegido con total claridad a Desiderio Nach Mum, actual Presidente de Consejo de Poblado de la misma localidad. Sin embargo, por la “Disciplina del Partido” fueron asignados a hacerse con los escaños los siguientes señores:

Ciriaco Tamarite Burgos, por Mábanà. Tras su muerte, lo sustituyó el segundo de la lista, Manuel Bestué Mandrá; Rufino Camarero Pelayo, por Ánghändji, al ser redirigido a la Dirección General de Aduanas, lo remplazó Estefanía Menejal Madana, esta última, por la colosal corrupción política que se registra en el seno de PDGE de Annobón, su nombre apareció en la lista de Ánghändji, sin ser natural de la localidad, sino de Áwala; y por Áwala, Adoración Salas Chonco, que dejó su escaño, al recibir el premio de consolación en el gobierno surgido en las elecciones de 2016, y lo sustituye Horencio Bárcena Palas.

A raíz de aquellas imposiciones arbitrarias, ninguno de los supuestos diputados, en ningún momento, movieron ni una sola diligencia en nombre de Annobón en la Cámara Baja nacional. Peor todavía, el único escaño de consolación en el Senado Nacional que pugnaron por ello el tío y sobrino, o sea, Segundo Muñoz Ilata y Anastasio Asumu, y por la disciplina del partido, fue designado al tío de Asumu Mum; aunque el agraciado, ignorándose papel de un senador por una región. Aunque suena muy divertido: “Vino aquí a mentir a la gente que él es quien lleva ante el Senado, todos los problemas de Annobón”. Del mismo modo, puedo referirme a la pésima gestión del alcalde.

Los interrogantes que aquí pueden plantearse y los traslado a los viciosos políticos hermanos militantes de Annobón es: ¿Qué irán a prometer a la militancia afincada en Annobón para que los vuelvan a renovar la confianza? ¿Esta vez será la puesta de primeras piedras en los Distritos Urbanos? O ¿la avanzada construcción de la quimérica fábrica de transformación de atún?

Extraña que, con el run-run de las elecciones de noviembre próximo, unos impúdicos empiezan a llevar toneladas de vinos tintos, arroz, aceites, tomates, latas de sardinas, botes de leches, cuadernos de 16 y 20 páginas respectivamente a donar a la población de sus comarcas. Primer paso para mendigar votos de amistad. ¿Pero qué confianza quieren renovar, si durante los cinco años de legislatura no han realizado ninguna obra en favor de sus respectivas comarcas? Mientras sus homólogos bissios, bubis, ndowes y fang, inauguran y hacen entrega de escuelas, puestos sanitarios, iglesias, etc., a sus respectivas jurisdicciones electorales, en Annobón, los políticos (“diputados-representantes” de Annobón), emponzoñan a la población con alcohol y productos alimenticios caducados como ofrenda de agradecimiento. ¡Qué mentes tan cortas y oscuras!

Entre todos los hermanos militantes que se precipitan a mendigar voto de confianza en sus respectivas comarcas, el único que ha aportado alguna ascua de luz en la población annobonesa es Dámaso Coral Zamora.

Ha sido el único que se preocupó por la educación de la juventud annobonesa y, de su propio bolsillo gestionó becas de estudios a un puñadito de jóvenes de ambos sexos a continuar sus estudios en las universidades extranjeras; es el único que se preocupó, cuando tuvo oportunidad, gestionó trabajos para jóvenes tanto, annoboneses como no annoboneses y único que se asocia con la jóvenes para conocer de primera mano las necesidades de esos; comportamiento que sus propios hermanos militantes lo consideran felonía a filosofía política.

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *