Todo se desmorona

 

Por Fernando ABAGA EDJANG (Simple Ciudadano de a Pie, expresándose estrictamente a titulo personal)
 
Es el título de una novela escrita por Chinua Achebe, un escritor nigeriano. Publicada en 1958, Wikipedia explica que: “Se ve como la arquetípica novela africana moderna en inglés, y una de las primeras novelas africanas escritas en inglés que ha recibido un aplauso global de la crítica. Es un libro básico en las escuelas de toda África y se lee y estudia ampliamente en los países de habla inglesa de todo el mundo.”  Lamento presentar esta obra magistral como introducción a la calamidad montada por el podrido Fundador de mierda.  Pero, debo decirlo: el titulo refleja fielmente el desmoronamiento del régimen imperante en Guinea Ecuatorial y la desaparición de su mefistofélico, demacrado y moribundo Fundador.
 
Ya no me gusta escribir sobre la economía de Guinea Ecuatorial.  No hay nada nuevo, nada bueno que informar.  La dinámica sigue siendo la misma: una evolución deprimente estrechamente vinculada a la también deprimente evolución política protagonizada por el Fundador.  Pero, la curiosidad ha podido conmigo.  Me he tomado la molestia de examinar un poco el tema para ver dónde estamos, como están las cosas.  Lamento no traer buenas noticias, sino todo lo contrario.  Lo que se nos está echando encima es un Tsunami, según los datos disponibles. Y se trata de datos del Fondo Monetario Internacional (FMI).  Pero, reculemos un poco y echemos una ojeada sobre el origen de todo, tal como lo presenté en algunos artículos que escribí hacen unos cuantos años, y  arrancar desde ahí para, después, conectar con la situación actual y proyectarlo al futuro.
 
En mi artículo “¿CUANTO PETROLEO NOS QUEDA Y PARA CUANTO TIEMPO?” publicado en Guinea Ecuatorial Net, el 8 de diciembre de 2010, decía, entre otras cosas, lo siguiente: “el periodo 2010 – 2015 es, pues, muy crítico, siendo el momento en que se empezara a sentir los verdaderos dolores del parto que dará luz a la crisis.” Ese periodo (2010- 2015) era la ventana de que disponía el Fundador para poner la casa en orden, no para evitar, porque ya era imposible evitar, sino suavizar o digamos ¿amortiguar? la crisis económica.  El artículo se puede leer aquí: http://guinea-ecuatorial.net/ms/main.asp?cd=ni7583. En el artículo”…ESTE PAIS YA NO TIENE ARREGLO…” también publicado en Guinea Ecuatorial Net, el día 5 de febrero de 2012, ofrecía algunas medidas prioritarias que el régimen del Fundador debía tomar para suavizar la catástrofe que se avecinaba, en el sentido de que: “No todo está perdido. Todavía se extrae petróleo en Guinea Ecuatorial, generando importantes ingresos si bien, cada vez menores. Las reservas actuales todavía son respetables. Lo que hay que hacer es fácil: a) dejar de hacer tonterías, que tantos gastos inútiles están creando (cumbres sin importancia, gastos cuya finalidad no es otra que la ostentación y la megalomanía, además de celebrar fiestas sin nada que celebrar, la construcción de infraestructuras que no lo son, etc.), b) revisar la larguísima lista de proyectos (1.300 proyectos) para concentrarse en aquellos que son realmente prioritarios para el desarrollado sostenido del país (teniendo presente que el Fundador no es el país), c) utilizar sabiamente las reservas para sentar unas bases sólidas para la era posterior al petróleo, a la vez que d) se evita todo endeudamiento innecesario. Lamentablemente, no hay ni voluntad política ni liderazgo. “Solo se vive una vez”, recuerda el Presidente Fundador a sus acólitos.” El artículo se puede leer aquí: http://guinea-ecuatorial.net/ms/main.asp?cd=ni8198.
 
Obviamente, el Fundador, que no sabe cambiar de dirección aun teniendo en frente a un tren de alta velocidad, siguió en su dirección de siempre: la alocada construcción de ‘Monumentos Faraónicos” y “Elefantes Blancos” acompañándolo todo con la organización de eventos de “Panem et Circenses”, que ha culminado recientemente con la maldita CAN2015 y la bochornosa financiación de un carnaval en Brasil y todo ello mientras que las arcas del Estado se están quedando vacías.  Pero, la crisis, que se ha instalado y se está empeorando, ya no se puede seguir ocultando.  Las empresas se están cerrando, con el despido masivo de los trabajadores; el gobierno del Fundador ya es incapaz de pagar a las empresas de construcción, con una deuda interna que se está inflando rápidamente, dando lugar a la paralización de varias obras de construcción; se ha tenido que aumentar las tasas de peaje en la búsqueda de alternativas de generación de ingresos públicos en un país con una limitada base impositiva, asfixiando a los pobres taxistas; se está hablando ya de recortar los ya raquíticos salarios de los funcionarios públicos.  El régimen, finalmente, ha tenido que reconocer la existencia de la crisis económica.  Pero, lo peor no ha llegado todavía, según los datos disponibles, repito.
 
Quiero traer a colación dos importantes conceptos en macroeconomía para explicar las cosas.  Se trata del concepto de “Multiplicador” y el de “Acelerador”, y ambos están relacionados de una forma muy íntima.  El “Multiplicador” se refiere a la proporcionalidad que mide la magnitud de una variación en una variable endógena como consecuencia de una variación en una variable exógena. Por ejemplo, si el régimen del Fundador aumenta el gasto público en 1.000 millones de F.CFA, el PIB aumenta en 1.500 millones de F. CFA, el multiplicador (M) del gasto público seria de 1.5.   Por su parte, el “Acelerador” se refiere al efecto que produce el crecimiento económico en la formación bruta de capital.  El aumento en el PIB causado por la expansión fiscal (el aumento del gasto público), a través del efecto multiplicador, da lugar a lo correspondiente a esta fase del ciclo económico, como pueden ser: aumento en las ganancias de las empresas, que tenderían a expandir su capacidad productiva, con la construcción de más plantas así como la instalación de maquinaria, lo que implica más inversión fija, lo que a su vez, impulsa aún más el crecimiento económico, acelerándolo.  Aquí hay un problema: el multiplicador y el acelerador no solo funcionan en el sentido positivo, sino también en el negativo.  Ello quiere decir que, si el régimen del Fundador reduce el gasto público como consecuencia de la reducción en los ingresos públicos causada por la contracción en la producción de petróleo, el multiplicador y el acelerador funcionan perfectamente en el sentido contrario del ejemplo presentado.  Es decir, si en vez de expansión fiscal, de 1.000 millones de F. CFA, lo que hace el régimen es una contracción fiscal mediante el recorte del gasto público, de 1.000 millones de F. CFA, el PIB se reduce en 1.500 millones de F. FCA, suponiendo un multiplicador de 1.5.
 
Con estos antecedentes, vamos a ver cómo están las cosas.  Los datos que he utilizado para el análisis vienen de la base de datos que el FMI utiliza para su importantísimo informe anual conocido con el título de “World Economic Outlook” albergados en: “World Economic Outlook on Google Public Data Explorer”. Aquí está el enlace.  http://www.google.com/publicdata/explore?ds=k3s92bru78li6_.  Este instrumento permite generar gráficos que no solo presentan la evolución de las variables seleccionadas, sino también su proyección hacia el futuro.  Y lo que presentan las proyecciones para Guinea Ecuatorial es de espanto.  Yo me he centrado, concretamente en cuatro variables, a saber: a) el crecimiento del PIB a precios constantes, b) el ingreso público como porcentaje del PIB, c) el gasto público, también como porcentaje del PIB y d) la tasa de inversión.  Estas cuatro variables van en la misma dirección: a la baja.  Y no solo bajan sino que lo hacen de forma brusca, con fuertes caídas, casi una caída libre.  Y aquí se ve cómo el Multiplicador y el Acelerador operan en sintonía para estrangular a la economía del Fundador: baja la producción del petróleo, baja el ingreso público, en consecuencia, el Fundador reduce el gasto público lo cual, a través del Multiplicador, provoca una reducción más fuerte en el crecimiento económico lo que a su vez, a través del Acelerador, provoca una reducción en la inversión lo que a su vez, a través del modelo de Harrod-Domar, estrangula aún más a la economía nacional.  Un círculo vicioso del que no se saldrá mientras que el Fundador siga en el poder.
 
¿Qué futuro nos depara ante este desolador panorama? ¿Qué futuro depara a Guinea Ecuatorial? En mi artículo: “EL HUNDIMIENTO DEL TITANICO EN UN “MATSURI” TROPICAL” publicado también en Guinea Ecuatorial Net, el día 7 de mayo de 2012, examinaba la evolución política del Fundador y su régimen y decía entre otras cosas, lo siguiente: “El Fundador ha conseguido los objetivos a los que se ha dedicado toda su vida – riqueza y poder – solo para descubrir que su dedicación exclusiva a estos objetivos no le ha permitido disfrutar la plenitud de la vida. Enfermo, agotado, aislado, y con un aspecto penoso, solo puede observar como espectador cómo el poder se le escapa de las manos y el mundo se vuelve lentamente contra él, a la vez que los aplausos se hacen cada vez menos ensordecedores, tal como hemos podido ver en el “Matsuri”. Y no está claro si los escasos aplausos que quedan son de miedo, habito o burla.”  También matizaba que: “Y con todo esto, el poder del Fundador se reduce a solo 10 “Pods”, o sea cerca de su caída.  Solo hace falta un empujoncito. Y se lo dará él mismo.” El artículo se puede leer aquí: http://guinea-ecuatorial.net/ms/main.asp?cd=ni8323.
 
Muchos guineanos, por desesperación, frustración e impaciencia, toman este tipo de predicción como un delirio puro espejismo.  Siguen viendo a un Fundador poderoso, intocable aun cuando las tendencias son claras: Si bien algunos dictadores han caído de forma brusca, en el caso del Fundador se trata de un proceso lento, como una película en cámara lenta.  Y las tendencias económicas presentadas arriba son inconfundibles y me permiten predecir que habrá grandes transformaciones políticas en Guinea Ecuatorial durante el quinquenio 2016 – 2020, siendo el trienio 2016- 2018 un periodo muy crítico.  Tengo muy presente el riesgo a mi credibilidad que conlleva hacer este tipo de predicciones si las cosas no ocurren tal como las estoy dibujando aquí.  Pero, es un riesgo que me atrevo a tomar.  Que los acontecimientos hablen por sí mismos.
 
Antes del petróleo, el Fundador se mantuvo en el poder mediante la aplicación despiadada de la tortura en el anonimato.  Guinea Ecuatorial era un país desconocido y de escaso interés fuera de nuestras fronteras.  Además, con unas dictaduras bien consolidadas en Camerún y en Gabón, el Fundador era prácticamente intocable.  Con la llegada del petróleo, el Fundador no solo se hizo más poderoso, sino que también perdió el anonimato, de tal forma que hoy en día sus fechorías dan la vuelta al mundo en cuestión de minutos.  La globalización, la expansión de los medios de comunicación, la aparición de las redes sociales así como una sociedad civil internacional muy activa interesada en cuestiones como la corrupción y los derechos humanos, áreas en que el Fundador sobresale como uno de los máximos exponentes en todo el mundo, además de tener un hijo que protagoniza todo tipo de escándalos y es perseguido por la justicia en muchos países han debilitado enormemente al Fundador. Pero, todavía le quedaba un cartucho: los ingentes recursos generados por el petróleo. Ello le permitía engrasar su aparato kleptocratico basado en un nutrido y constante flujo de prebendas.   Con las tendencias económicas que se observan, el Fundador ya no será capaz de financiar su engranaje de prebendas que, con el petróleo, se situó en un “plateau” muy elevado y del que no sabría bajar.
 
Lo que es más, los regímenes políticos de Camerún y de Gabón están tambaleando.  Ali Bongo no tiene controladas las cosas y su régimen está siendo contestado abiertamente.  Su futuro es cada vez más incierto.  Por su parte, Paul Biya está haciendo frente a una rebelión armada en el norte de Camerún que, por conveniencia política, atribuyen a Boko Haram.  ¿Qué gana Boko Haram abriendo otro frente en Camerún mientras que están ocupados cometiendo barbaridades en Nigeria?  Lo que está pasando en Camerún es una rebelión militar en toda regla.  Y no hay que olvidar que a dos pasos esta la República Centroafricana, una país destrozado por unos violentos disturbios que han dejado miles de muertos.  Un refrán Fang reza: “El tigre ataca a sus presas escondiéndose en las hierbas, pero, si también ataca a las hierbas, ¿dónde se esconderá?”
 
Y ¿la población?  ¿Dónde está la población? No lo sé.  Solo sé que: “Y lo único que puede movilizar a tanta gente de forma simultánea no es otro que “Sponteaneous Human Murmuration”, que podría tener como detonante una estupidez del mismo Fundador, como el caso de la EBOLA CAN 2015, u otro incidente que podría ser provocado por la caída en picado de la economía.” El artículo se puede leer aquí: http://radiomacuto.info/el-fundador-y-el-spontaneous-human-murmuration/  El régimen ha detenido y encarcelado hace poco a unas 700 personas, entre ellas a niños de escasamente 12 años, como consecuencia de unos disturbios causados por la ineptitud y la malicia del régimen y que, con la destrucción de la sede del PDGE, anuncian la instalación de una nueva era en la República de Guinea Ecuatorial: la era de la contestación del poder dictatorial.  Mientras tanto, elJean Fochive del Fundador, el fúnebre Cayo Ondo Mba Angue, está asumiendo un protagonismo y visibilidad sin precedentes en estos últimos tiempos.  Para los jóvenes, Jean Fochive era el jefe de seguridad nacional del difunto presidente de Camerún, Amadou Ahidjo y que también sirvió a Paul Biya, y al que se atribuyen cientos, si no miles, de muertes.
 
Todo lo presentado arriba me hace aceptar el proverbio chino que reza: “CUANTO MAS GRANDE ES EL CAOS, MAS CERCA ESTA LA SOLUCIÓN”.
Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *