El Oyala nos ha “matao”

 

A pesar de la crisis económica que está azotando a Guinea Ecuatorial, no se observa una reducción estadísticamente significativa en el gasto público.  Por ejemplo, según datos de la CIA, en su “World Factbook”, mientras que los ingresos públicos bajan, de 7.056 millones de dólares en 2008 a 6.837 millones de dólares en 2013; los gastos públicos han aumentado, de 3.779 millones de dólares en 2008 a 6.282 millones de dólares en 2013.  O sea, los ingresos bajan y los gastos suben.  ¿Cómo es posible?  ¡¡¡El Fundador está como nunca!!! Aquí está en enlace del CIA “World Factbook”:  http://www.theodora.com/wfbcurrent/equatorial_guinea/index.html.

Estamos leyendo que China ha otorgado un crédito de 2.500 millones de dólares al Fundador.  La deuda externa actual de Guinea Ecuatorial asciende a 1.385 millones de dólares.  Sumando el nuevo crédito a la deuda existente, tenemos que la deuda externa de Guinea Ecuatorial ascenderá a un total de casi 4.000 millones de dólares.  Y si tenemos en cuenta: a) la desigual distribución de la riqueza nacional, en que un 5% de la población controla el 80% de la riqueza nacional, b) casi un 77% de la población vive con menos de 1.25 dólares al día, c) el agotamiento progresivo de los yacimientos de petróleo, tenemos que d) el futuro de Guinea Ecuatorial ya está hipotecado y e) el ciudadano de guineano ya es un esclavo de China, como principal acreedor.  Este es el Gran Milagro del Fundador: ¡¡¡Nos ha hecho esclavos de China!!!! Aquí, la información sobre el crédito chino: http://www.elconfidencial.com/ultima-hora-en-vivo/2015-04-28/obiang-logra-en-china-creditos-por-valor-de-2-500-millones-de-dolares_562424/

Las malas noticias no terminan ahí.  Se ve además, que las reservas externas de Guinea Ecuatorial – principalmente divisas – están bajando drásticamente.  En 2012 todavía ascendían a 4.396 millones de dólares.  Sin embargo, para 2014, ya se habían reducido a 2.743 millones de dólares, una reducción de 1.653 millones de dólares en solo dos años. Estos también son datos publicados por la CIA.  En dicho período, las importaciones solo bajaron ligeramente, de 6.913 millones de dólares a 6.432 millones de dólares.  Haciendo unos calculillos económicos, resulta que las reservas en meses equivalentes de importación han bajado, de 16 meses a solo 5 meses.  Una situación ciertamente precaria y que se va a empeorar.

Una buena gestión económica, en vista de la reducción de la producción del petróleo se hubiera centrado en la reducción del gasto público, tal como he recomendado en varias ocasiones.  Dicha reducción del gasto público debería centrarse en los gastos de capital, que representa alrededor de un 80% del gasto total, concretamente la paralización de las inútiles e inservibles obras faraónicas donde el Oyalá  ocupa un papel central.  Esta reducción iba: a) proteger las reservas externas ya acumuladas, b) evitar el endeudamiento externo, c) reducir las importaciones, d) mantener el equilibrio económico, entre otras cosas.  El país podía, así, amortiguar el impacto de la reducción en la producción del petróleo mientras que se preparaba para realmente diversificar la economía, invirtiendo en otros sectores.  Pero, el Fundador, que no está muy dado a los planteamientos lógicos, ha preferido sacrificar el bienestar futuro del país para satisfacer su egoísmo en el presente: Terminar el Oyalá cueste lo que cueste y si hay que hundir al país, pues, que se hunda. 

Tengo que admitirlo: estoy empezando a padecer del Síndrome de Estocolmo.  Con todo lo que está pasando, que podría incluso despertar a un muerto, para los Hermanos Militantes del PDGE, el Fundador es: “El Mejor Hombre”, “El Libertador del Pueblo”.  Esta solidaridad y lealtad es digna de admiración.  Obviamente, una solidaridad y lealtad a lo Jim Jones:

https://www.youtube.com/watch?v=LkFUTG5O-Fw. A ellos se refiere su Fundador cuando habla de “Pobres Mentales”. ¡¡¡Sin duda!!!

 

Fernando ABAGA EDJANG

(Simple Ciudadano de a pie, expresándose estrictamente a título personal)

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *