Press "Enter" to skip to content

Nuestras voluntades personales, frente a la voluntad suprema de la Nación

0

A QUÉ OBEDECEN LAS MONUMENTALES OBRAS HECHAS EN GUINEA ECUATORIAL

Una prueba de buena gobernabilidad, es contar con el pueblo en la toma de las decisiones sobre las cuestiones que pueden afectar a este mismo pueblo en el futuro como consecuencia, esta forma de gobernar se llama democrática, por lo que no contar con el pueblo es dictatorial y antidemocrático.

De hecho todos los seres humanos nacemos con la tendencia innata de que las cosas se hagan, o que fueran a nuestro gusto, levantarnos una mañana y apropiarnos de miles de hectáreas de tierra sin que nadie diga nada, aunque fuera propiedad de alguien, es decir nacemos con una voluntad y hasta deseamos esta libertad de infringir las leyes, pero la misma sociedad se encarga de regular la convivencia, poniendo en función una serie de leyes, ya sean jurídicas, morales, o profesionales etc.

Jurídicamente, las leyes cumplen un doble propósito en el momento de llevar a cabo un juicio, por una parte condena al delincuente a una pena que debe cumplir como consecuencia de la infracción cometida, y por otra parte sirve de ejemplo para los que pueden querer incurrir en el mismo error, para que a priori conozcan lo que será de ellos si también infringen esta misma ley, u otras.

Aunque las leyes morales no conllevan una pena, pero es una demostración clara de lo moral o inmoral que pueden ser las actuaciones de un individuo en una sociedad donde se han establecido las pautas de comportamiento social que se debe seguir.

Las leyes profesionales al igual que las demás leyes, marca el procedimiento a seguir para que un trabajo realizado o por realizar sea considerado como profesional o no, cuando dejamos de actuar según el procedimiento y las pautas marcadas y generalmente aceptadas por la sociedad, es actuar con principios unilaterales que muchas veces no coinciden con lo establecido y aceptado por todos, que con otras palabras se llamaría VOLUNTAD SUPREMA.

Con los principios de estas leyes quiero analizar un poco lo que tanto se pregona sobre las obras de infraestructuras que el presidente ha hecho en Guinea E, y llegar a la conclusión, muchos quizá sin prestar la mas mínima atención para ver si estas grandes obras satisfacen realmente las necesidades del pueblo, en tanto que voluntad suprema que se supone debe ser, y si estas dichosas obras se acometieron o se acometen siguiendo las pautas de las tres leyes que hemos mencionado para que sean obras profesionales o proyectos validos. O lo que es más, si en algún momento se puede responsabilizar a alguien de una obra mal ejecutada, y este cumplir una condena como consecuencia, y para que sirva de ejemplo a los demás, que con otras palabras seria DEFENDER EL INTERÉS SUPREMO DE LA NACIÓN.

Porque todas las obras que se han acometido, y los que se van a acometer, en nuestro país, han sido y serán financiadas enteramente y en su totalidad por los fondos del estado, nadie tiene, o mejor digo nadie debería tener personalmente la capacidad económica de financiar una obra que solo el estado debería financiar, y de ser así, debería demostrar cómo ha trabajado tanto dinero en tan poco tiempo.

Si una obra normal, como la construcción de una vivienda personal necesita ser proyectada, pues una obra del estado aun más, porque proyecto es el conjunto de documentos que ayudan a pre visualizar lo que queremos construir antes de construirlo, el proyecto predetermina todo cuanto se necesita conocer de la obra para saber si efectivamente podemos materializarla, y si realmente es necesaria, cuanto nos cuesta realizarla, y por cuánto tiempo nos va a servir, y como objetivo político el proyecto nos ayuda a saber si la obra en cuestión incide positivamente en el cambio del nivel de vida de la población, pero pueda que en un país donde la zalamería y la hipocresía, la corrupción y el robo, son comportamientos aceptados y aplaudidos, el presidente sea el único que determina, y el que tiene la última palabra, pero en un país de verdad, donde el parlamento representa realmente al pueblo, todas las obras deben ser proyectadas y sometidas obligatoriamente al parlamento para que ellos decidan en nombre del pueblo en el cual reside la voluntad suprema del país, si esta obra es necesaria, si ayuda a incrementar el nivel de vida de la población, y si el costo es aceptable.

Y es por eso que se hace fácil descubrir las verdaderas intenciones, cuando un dirigente trabaja en pro del pueblo, empieza resolviendo las situaciones que más le azota a la población, como por ejemplo la agricultura, la ganadería, la pesca, y los artículos de primera necesidad, las viviendas sociales a un precio basado en el salario de los funcionarios públicos, las escuelas dotados de un sistema de educación eficiente, los hospitales equipados con medicamentos y unos técnicos capaces de atender con amor y profesionalidad, carreteras agua, electricidad etc. Y después siguiendo el mismo procedimiento, de proyectar antes de ejecutar, ya se puede paulatinamente y de manera prudente ir acometiendo otras obras también de importancia, guiados por la pirámide que marca el nivel de importancia de las necesidades humanas de una nación.

Muchas veces cuando se habla de la mala inversión que se ha hecho en nuestro país, muchos creen que se está en contra de todo cuanto se ha hecho, a pesar de que ellos más que nadie saben muy bien que lo que ha empobrecido nuestro país es el sistema autoritario que el dirigente y su familia ejercen sobre todos los sectores de nuestro país, la economía de Guinea E, es manejada al antojo de unos. invierten donde quieren y cuando quieren, compran lo que les antoja aunque no vaya a ser útil para el desarrollo del país, manejan los fondos del estado como sus ahorros familiares levantando grandes infraestructuras con el dinero del estado, ya que no hay una línea divisoria entre el estado y la familia del súper dirigente, tal es el ejemplo de la construcción de una nueva ciudad Oyala, que sin una previa consulta ni un previo asesoramiento, y sin ningún tipo de respeto ni consideración a la voluntad suprema, decide de la noche a la mañana crear una nueva ciudad en medio de la nada, y justifica esta malversación de fondos con que quería construir una ciudad administrativa que proteja al gobierno, yo me pregunto ¿ de qué, o quién? porque según ellos unos rebeldes salieron del mar y lanzaron un misil en la presidencia, y me vuelvo preguntar, ¿Qué hubiera sido fácil, afrontar el enorme gasto de crear desde cero una nueva ciudad, o reforzar la seguridad y aumentar el adiestramiento a los militares?, un grupo de personas con unas cabezas funcionales, habrían entendido que los gastos no serian los mismos, pero como lo sabemos todos la voluntad suprema es pisoteada frente la voluntad de unos cuantos, y se demuestra que la construcción de esa nueva ciudad, no se debe a los ataques a la presidencia, sino mas bien se debe a que los oligarcas han propuesto repartirse el dinero de nuestro país a través de las empresas inflando los presupuestos y aplicándoles unos porcentajes de comisión, es la práctica que puede hacerles saquear mejor al pueblo, mientras les ciegan el entendimientos con grandes edificios que en realidad son unos sepulcros blanqueados, donde sepultan nuestro dinero en unas obras de una pésima calidad que algún día nos sepultaran bajo escombros, y como no podía ser de otra manera, esta obra era propiedad del mismo jefe, porque ya había dado oportunidades millonarias a los ministros amigos y familiares que también han venido aplicando lo mismo en las demás obras bajo su consentimiento, pues a él también le tocaba llevarse algo para que no se vaya vivir en una choza, o como un pájaro, después de tantos años de trabajo, como alude el mismo en una entrevista que le hizo la BBC.

Son tantos los ejemplos que se pueden mencionar para ilustrar que las obras no son acometidas para satisfacer al pueblo, ni se acometen respetando los principios de las leyes que hemos mencionado, sino más bien para el enriquecimiento personal de unos cuantos oligarcas, cito:

El gran hotel djibloho de oyala, es construido con el dinero del estado, pero no es propiedad del estado, sino que es considerado como un palacio privado, y los ingresos que genera actualmente este hotel, van a un paradero desconocido.

Las viviendas que se dicen ser sociales, tanto en Malabo como Bata, cuestan más de lo que cobra un pobre funcionario no corrupto de la función pública, según el salario mínimo interprofesional de nuestro país.

La ciudad de Sipopo, si genera ingresos o no, nadie sabe, lo que significa que es propiedad de alguien.

La central hidroeléctrica de Djibloho es hasta hoy insuficiente porque no se pago la cantidad que exigía la empresa constructora, sino que un grupo de gente se llevo más comisiones que la misma obra, de tal suerte que los chinos construyeron la central sin estanques, y ahora es cuando se está intentando construir.

Todas estas obras, y el procedimiento que se sigue para ejecutarlas, demuestran que una cierta gente está haciendo uso de este país como si fuera una empresa personal, y como si fuera el mejor camino a seguir lo contagian a todos, y lo más lamentable es que la juventud ya tiene aprendida que vale más nuestra voluntad personal que la voluntad suprema de la nación, lo que condena fatalmente el espíritu patriótico, de hecho es frecuente escuchar de los jóvenes expresiones como, ¡ yo no seré el que venga a cambiar Guinea¡, ¡ Este país ya esta así y salvase quien pueda!, ¡No habrá otro Mártir!, o el famoso ¡Yo defiendo mi pan!

Y si alguien duda de que todo cuanto digo en este articulo sea cierto, que solo vea lo impune que es hacerse con el dinero del estado, porque efectivamente todos actúan con el amparo moral de los interrogantes que hago siempre, ¿QUIEN ES QUIEN, PARA EXIGIR A QUIEN DE QUE?, si es que todos roban al pueblo con obras invalidas y de mala calidad, y además carísimas, nadie está en posición de exigir a nadie.

Y yo solo quiero terminar diciendo que LA VOLUNTAD SUPREMA DEL PUEBLO DEBE SOBREPONERSE A NUESTRAS VOLUNTADES PERSONALES, Y HASTA CUANDO ESTO SE CUMPLA, GUINEA ECUATORIAL SEGUIRA SIENDO LA PROPIEDAD DE OBIANG Y SU FAMILIA, Y SUS AMIGOS SEGUIRAN SIENDO LOS MAS AVENTAJADOS. A la mierda el pueblo, que ya tenemos la fórmula para hacerles callar, solo nos basta con meterles más miedo, tan solo amenazarles con una guerra donde van a morir todos, se contraen y nosotros disfrutamos. (Obiang, Familia y Amigos).

Y en cuanto a mí solo me queda decir, ¡que Dios se apiade del pueblo de Guinea Ecuatorial (He dicho)!

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: