Press "Enter" to skip to content

Obiang no aprende de sus errores

0

Por Máximo Ebendeng Ebang Akara, un sufrido ciudadano de Malabo

¿Qué más tiene que pasar, para que Obiang se dé cuenta de que su “panafricanismo” es sólo una alucinación suya?

Todos los dirigentes africanos ya saben cómo hacerse con los dólares del autoproclamado “panafricanista”, Obiang Nguema Mbasogo.

Muchas instituciones del mundo también ya saben que con que preparen un título o un premio para el “presidente más laureado del continente”, ya tienen presupuesto para un lustro.

Todo el mundo se dio cuenta de ello hace muchísimo tiempo, pero no parece que “el mejor hombre” se haya dado cuenta de la burla de que es objeto. La desgracia está en que Obiang cree que con el dinero se pueden comprar las voluntades de todo el mundo, como lo hace en su Guinea, por eso sigue regalándolo a cualquiera que se le cruza fuera de nuestro país, a cualquiera que le dice cualquier cosa de las que le gusta oír, o cualquier cosa que nunca ha oído.

Parece que ningún país es amigo de la Guinea de Obiang. Daría vergüenza apoyar en un foro internacional a un país lleno de contrastes, como es la “Guinea Moderna”.

Si se le hubiera dicho a Obiang hace seis meses que el candidato de Idris Debi (otro dictador) para la presidencia de la comisión de la Unión Africana ganaría al suyo, seguro que hubiera respondido con un “no” rotundo. Además, hubiera añadido que él tiene más dinero que el presidente chadiano; él regala más dinero al mundo; él tiene a un políglota como candidato; el alberga más cumbres internacionales que nadie, etc.

Pero el resultado final debería invitar a los guineanos a una profunda reflexión. ¿Por qué Chad presenta otro candidato, habiendo sabido con anterioridad de la intención de Obiang y siendo ambos de la misma subregión? ¿Por qué a pesar del “buen papel” que juega Obiang en África, no gana ningún candidato propuesto por él en estas confrontaciones? ¿Por qué África no quiere hacer caso al mejor presidente africano?

Lo que parece claro es que tonterías como: Malabo, la cuidad más limpia de África; Obiang el mejor presidente de África; Constancia Mangue, Doctora Honoris Causa en no se sabe qué; Obiang, el mejor arquitecto de la paz, etc. son estrategias de gente culta, cuya única intención es sacarle algunos dólares al “mejor presidente”.

Esperamos que con el fracaso de ahora, Obiang sepa, de una vez por todas, que el dinero no lo puede todo; que sus “AMIGOS” no le quieren, quieren lo que tiene (dinero). Esperamos que no vuelva a meterse en una empresa como esta, ni vuelva a llenar de ilusiones falsas a los guineanos, como ha sido el caso de Nze Nfumu y Mba Mokuy (dos víctimas de tus alucinaciones).

Queremos terminar nuestro comentario dejando claro que nuestro querido país no se siente odiado por nadie. Obiang es el único obstáculo que hay. Los guineanos podrán acceder a estos puestos de responsabilidad cuando llegue la democracia. La idea de aislamiento cultural… sólo se la compran los del “gran movimiento de masas

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: