Press "Enter" to skip to content

Crónica de cómo conocí a un mercenario que quería ser escritor

0

Simon Mann busca como loco una editorial que le publique su novela

simon mann

De ser hijo del capitán del equipo inglés de cricket en los años 40 a acabar liderando un golpe de estado en Guinea Ecuatorial, de ser mercenario en búsqueda de un gran beneficio económico a terminar escribiendo una novela basada en su cautiverio en una cárcel africana.

Eran las líneas que un servidor había esbozado para un artículo basado en una historia de The Guardian ( El ex mercenario Simon Mann revela que escribió un thriller en prisión) tras una primera lectura.

Fruto de la curiosidad periodística y de la deferencia con los lectores, decidí investigar un poco sobre quién era esta persona a la que The Guardian le concedía el honor de hacerle una noticia de promoción.

Ahí va mi cuaderno de bitácora:

11:45- El ex mercenario y oficial de la SAS (Special Air Service), Simon Mann, va a publicar un thriller sobre sí mismo.

Hasta aquí todo correcto. Es un tema guay. Un fulano (mercenario, eso sí) ha estado en una cárcel africana escribiendo para no sufrir ninguna patología mental. Empezó a escribir el libro porque su mujer le regaló otro libro con trucos para no volverse loco entre rejas.

Mann dice que escondía las hojas en las que escribía la historia de Kass -inspirada en The thirty nine steps de John Bucham-, una historia llena de crimen y violencia protagonizada por una mujer.

Le ha dado tiempo a escribir tres libros sobre ella

12:01- ¿Por qué estuvo en la cárcel?

Presunto líder de la operación Wonga, que intentó reemplazar a Teodoro Obiang, dictador de Guinea Ecuatorial.

La implicación de Mann es en calidad de mercenario, eso sí. Su interés por librar a Guinea del poder detentado por Teodoro está condicionado única y exclusivamente por el dinero. Se dice, de hecho, que pagó 500.000 dólares para financiar el golpe.

Recordemos que Guinea Ecuatorial es el país más rico de África -en términos de renta per cápita- y tiene unas grandes reservas de petróleo y gas natural.

12:13- ¿Quién es exactamente Simon Mann?

Si abordamos esta pregunta desde el punto de vista de la definición, se podría decir que es una persona con una ambición desmedida. Un tío cuyo leit motiv son los jurdeles.

Si lo hacemos desde los orígenes familiares, cabría decir que padre y abuelo de Mann fueron importantes para el desarrollo del cricket en Inglaterra. Eso y que su familia no pasaba hambre, precisamente, dado que les pertenece una fábrica de cerveza. Además está casado y tiene siete hijos.

Si nos remitimos a la Wikipedia sabremos que Simon Mann es un experto en métodos de seguridad, mercenario y ex oficial del Ejército británico, que actualmente mantiene ciudadanía sudafricana.

A pesar de ser condenado a siete años de prisión, debido a su buena conducta, Simon Mann apenas cuatro años y medio cuando ya vuelve al seno de su familia en 2008.

12:28- ¿Qué más se dice de su libro?

Poniendo en práctica todo lo que aprendí en la asignatura de Técnicas de Búsqueda de Información, confío en que Google me proporcione qué otros medios han hablado de la faceta literaria de Mann a través de búsquedas con frases como “Simon Mann book” o “Simon Mann novela”.

Mi sorpresa es la siguiente: Simon Mann ya había escrito un libro (Cry Havoc) en 2012. En el libro cuenta todo el golpe de estado fallido, lo pone en contexto y narra su estancia en prisión.

12:35- Otras intervenciones

Atraído por el magnetismo de un personaje que suscita en mí sentimientos enfrentados, me animo a echar un vistazo a alguna que otra entrevista.

Y, como parte de una serie de preguntas de El Ojo Digital, dice que: “Combatir es algo malo; y combatir por dinero es algo peor. Ello conduce, con toda probabilidad a procesos de decisión inmorales y poco éticos”.

Hablando de intervenciones poco éticas, Mann ganó dinero al estar implicado en una operación de tráfico de armas y diamantes en Sierra Leona.

30 toneladas de armas búlgaras que iban destinadas a las fuerzas del entonces presidente de Sierra Leona en el exilio. Dicha operación violaba lo impuesto por la ONU, ya que Sierra Leona estaba inmersa en una cruenta guerra civil.

Conociendo este dato, pienso en que su intervención contra Teodoro Obiang me despierta los mismos sentimientos que a un madridista que, por los intereses de su equipo, necesita que gane el Barcelona. Raro.

13:03- Una cara semi conocida

En el golpe de estado también estuvo implicado el hijo de Margaret Thatcher, amigo de Mann que fue juzgado por su apoyo y finalmente liberado por el pago de un millonario rescate.

De Mark, el retoño de la dama de hierro, se ha dicho que no ha sido nunca el más inteligente de la clase. De hecho, según se puede leer por ahí, quienes lo conocen afirman que no es “demasiado brillante”: durante el París-Dakar se perdió en el desierto durante seis días.

13:10- La promoción

Con casi tres páginas de Word llenas de información sobre Mann, me decido a visitar su Twitter para ver qué se cuenta. Y lo que veo, vuelve a sorprenderme.

Agente buscando a editor para mi novela escrita en prisión”.

No hay duda, a Simon Mann sólo le mueve el dinero.

Fuente : PlayGround Magazine

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: