Press "Enter" to skip to content

Curiosidades de Guinea

0

Por Nvo Zang Okenve

La diferencia de precios de algunos servicios y productos es espectacular en Guinea Ecuatorial.

Eso significa que la distancia entre las regiones con grandes diferencias de precios es muy grande. Y aquí la distancia no es geográfica sino distancia económica.

Eso significa que no hay integración económica.

Los llamados cien-cien en Bata son furgonetas que cogen a varias personas desde un punto a otro. Son los equivalentes a autobuses urbanos.

En Bata cuestan cien pero en Malabo cuestan 200. Una diferencia que es el 100%. Bata y Malabo pertenecen en principio al mismo país, sin aduanas interiores. Pero esa gran diferencia indica que no pertenecen al mismo país, no pertenecen a la misma economía.

El aguacate cuesta la unidad 500 francos, pero en Malabo cuesta mil francos. Es una diferencia del 100% también. Mucha diferencia.

Es Guinea el único país del mundo con estas diferencias.

El taxi, cuando funcionaba el taxi, es también más caro en Malabo que en Bata. En Bata el taxi era 250 y en Malabo es 500.

Pero hay productos que cuestan mas en Bata que en Malabo. En general, aquellos productos importados de Europa y que no se producen en Guinea, cuestan mas caros en Bata que en Malabo. Y al revés, aquellos que se producen en Guinea son mas caros en Malabo que en Bata.

Ahora, si comparamos Guinea con Camerún, vemos que los productos fabricados o creados en Camerún, cuestan en general tres veces mas caros en Guinea.

Camerún está al lado de Guinea y esto no debería ocurrir, sobre todo cuando se sabe que ambos países pertenecen a la misma comunidad económica, en teoría con desarme arancelario. Ambos países deberían estar integrados económicamente.

Pero nada más lejos de la realidad. Y eso en principio no les preocupa a las autoridades guineanas.

Es mas, una investigación algo más profunda nos descubre que esta falta de integración económica dentro de Guinea y entre Guinea y Camerún, es obra de los que gobiernan, que son los que extraen las ventajas de la gran distancia económica existente dentro de Guinea y entre Guinea y Camerún.

Por supuesto hay otra explicación añadida: los comerciantes guineanos, especialmente ellas, no son profesionales y no buscan optimizar sus negocios.

Las vendedoras no tienen la costumbre de ajustar a la baja los precios para conseguir vender más. Ni se preocupan del cliente. El sector económico controlado por los guineanos es poco dinámico y nada flexible.

En el caso de los productos agrícolas, todos los días sobran aguacates, bananas y yuca que, se tira a la basura. Y a pesar de ello, las vendedoras se quejan de que no venden y hay crisis. La crisis no ha hecho, hasta ahora, ajustar la economía según la ley de la oferta y la demanda.

Una piña que en origen puede costar 300 francos, en Bata cuesta mil no importa el momento del año.

Es cierto que muchos productos agrícolas se venden como remanentes de la economía de subsistencia, es decir, se venden aquellos que sobran de una producción orientada no al comercio sino al consumo familiar.

Las mercancías no circulan libremente en Guinea, ni entre Guinea y Camerún. Eso incrementa los precios y desanima el comercio interior. El responsable es obviamente el grupo de personas que han tomado por asalto el poder y se dedican a robar y robar y robar.

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: