Press "Enter" to skip to content

Comunicado del FOD sobre el vil asesinato de José-Vidal Ndong

0

Sin el respeto a la ley no se puede garantizar una convivencia en paz de una sociedad.

La ley Fundamental de Guinea Ecuatorial, en su artículo 44 dispone, entre otras cosas, “1.- El Presidente de la República, cuando las circunstancias lo demanden, podrá declarar mediante decreto el estado de alarma, el estado de excepción o de sitio”
El inciso a) del acuerdo 8 del Pacto Nacional Vinculante del 18 de marzo de 1993 dispone “… en los casos de acontecimientos nacionales, situación conflictiva, incidentes que pongan o puedan poner en peligro la estabilidad del Estado ecuatoguineano, los partidos políticos con representación parlamentaria se reunirán con el gobierno para la adopción de estrategias de solución del problema planteado”.
La declaración del Estado de Alarma, de Excepción y de Sitio, se acuerda pues, cuando surgen circunstancias extraordinarias que hagan imposible el mantenimiento de la normalidad de un territorio mediante los poderes ordinarios de las Autoridades.
Indudablemente las medidas que se puedan adoptar en los Estados citados, así como su duración, deben ser las estrictamente indispensables y proporcionadas a las circunstancias, a fin de asegurar el restablecimiento de la normalidad y ser limitados en el tiempo.
Estamos viviendo una situación en Guinea Ecuatorial, iniciada al día siguiente de la jornada de huelga declarada por el colectivo de los taxistas, situación que patentiza de forma rotunda la incapacidad del gobierno de nuestro país. Pues, en lugar de dar una solución satisfactoria tanto al colectivo que declaró la huelga como a los usuarios del servicio de taxi, el gobierno y sin mediar medida formal alguna, como lo exige tanto la Ley Fundamental como el Pacto Nacional Vinculante, ha sacado a la calle a las fuerzas armadas e incluso efectivos de los cuerpos de bomberos y resguardos de aduanas para intervenir, manu militari, todos los vehículos en la mayoría de las calles, carreteras y vías públicas de todas las ciudades del territorio nacional, con el objetivo de impedir que los ciudadanos puedan circular en vehículos diferentes a los de gran cilindrada. Efectivamente todo tipo de turismo es objeto de control y los ciudadanos sometidos a toda clase de humillaciones, porque llevar a tus hijos o familiares en un vehículo turismo constituye hoy un “delito” en nuestro País; las vejaciones llegan hasta el extremo de exigir a los ciudadanos de besarse para demostrar que son marido y mujer cuando viajan juntos.
Es en las circunstancias descritas que en el día de ayer 17 de junio el militar, de nombre Genaro Ondo Mba, mató al joven conductor llamado José-Vidal Ndong. La víctima era natural de Akahasi, distrito de Mongomo (Wele Nzás). El lamentable suceso tuvo lugar en las inmediaciones del hotel Tres de Agosto de esta Capital de la Nación.
El régimen del PDGE ni siguiera ha tenido la decencia de permitir que los medios de comunicación estatales informaran del suceso, medios que sólo están autorizados a hablar del próximo congreso del PDGE y de la manifestaciones en contra del juicio que se inicia mañana contra el ciudadano Teodoro Nguema Obiang Mangue y con respecto al cual su manipulación de información sin límites pretende presentar dicho juicio como un acto de Francia contra Guinea Ecuatorial. El gobierno ha llegado incluso a la aberración de anunciar la suspensión de las las emisiones de las cadenas de televisiones internacionales en todo el país, a partir de las 00 horas de mañana día 18 de los corrientes. Todo ello es una muestra clara de la poca importancia que otorga el gobierno de Guinea Ecuatorial a la vida de los ciudadanos y demuestra claramente que el verdadero enemigo del pueblo es el gobierno del PDGE.
Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: