Press "Enter" to skip to content

El sistema de Obiang pelado delante de los jueces franceses

0

Por Tanguy Berthemet

Los testigos desfilaron el martes ante los magistrados de la TGI de París para describir el sistema de corrupción en Guinea Ecuatorial. La corte juzga desde hace una semana a , Teodoro Obiang Nguema, vicepresidente del país e hijo del presidente, acusado de lavado de dinero en Francia después de acumular una gran fortuna estimada en más de 150 millones de euros.

Es un poco el día que todos estaban esperando, el día en que el juicio contra Teodoro Nguema Obiang, aliasTeodorín , estaba a punto de entrar en el meollo de la cuestión. Después de años de procedimientos, el Lunes, el procedimiento ante el tribunal de París se centró en la vida y los errores del vicepresidente de Guinea Ecuatorial, e hijo del presidente del país homónimo, acusado de malversación de dinero. El acusado está ausente en este momento clave para el caso llamado “Bienes mal adquirdos” que visibilizan a los déspotas africanos y sus familias sospechosas de desviar fondos públicos que controlan para su propio beneficio.

El hecho es que la tarea es ardua. Al estrado, los testigos se turnan para tratar de demostrar la corrupción que corroe el pequeño estado que, el petroleo podría haber convertido en el Kuwait de África, pero sigue estancado la parte inferior de la lista de países subdesarrollados. Roberto Berardi, un empresario italiano, cuenta sus reveses locales. Una empresa de construcción montada con Teodorín, buenos contratos estatales hasta que todo empezó a ir mal en 2007. La compañía cae en el punto de mira de la corte de California, donde también Obiang juniorha sido perseguido. Berardi jura que, “todo se hizo sin su conocimiento” está atrapado. Él intenta largarse, lo que provocó ira en Guinea. “Me acusaron e hice casi tres años de prisión.” “Allí no hay justicia. Sólo hay una voluntad presidencial. Una Trinidad: Padre, madre e hijo “.

Un segundo hombre de negocios, un español, viene también a narrar su desgracia, la forma en que se vio obligado a pagar “15.000 francos CFA (17,5 euros)” por cada metro cúbico de madera exportada. “A veces yo estaba pagando en efectivo en su casa Teodorín, a veces por transferencia.” Él al final huyo del país para ultimar viviedo en Madrid, donde fue víctima de un intento de asesinato “financiado por Guinea Ecuatorial.”

Dos periodistas y un abogado especializado en la defensa de los derechos humanos
fueron los siguientes a describir a los jueces una dictadura donde la prensa, la oposición y todas las inclinaciones independiente, están amordazados.

Una frenesí de compras

Cuando él llega delante del tribunal, la sala se tensa un poco, como los oídos. Simon Mann es uno de esos hombres que se esperan revelaciones, palabras que se elevaran una esquina del velo en los asuntos ocultos de África. Fuimos decepcionados. Mercenario de la prestigiosa academia militar británica de Sandhurst, Simon Mann sin duda se ha visto involucrado en todas las guerras sucias, los golpes sucios que se extendieron por África en los años 90: Angola, Sierra Leona, Liberia … Pero su última operación, un intento de golpe contra Obiang en 2003, fracasó rotundamente. Detenido con 70 “soldados” en Zimbabwe, siendo encarcelado en Harare durante cuatro años antes de ser extraditado a Guinea Ecuatorial. fue condenado a 32 años de prisión. En realidad, fue puesto en libertad después de 18 meses por el “buena conducta” y se convirtió en asesor del presidente Obiang para hacer fracasar … golpes de estado. A los 65, el antiguo perro de la guerra,se vuelve por lo tanto, defensor del jefe de Estado y anuncia que hay una trama entre sus antiguos socios de “su” golpe de Estado y los denunciantes ante los tribunales franceses. “No tengo pruebas”, admite, sin embargo.

¿ Qué es lo que la corte será capaz de sacar de estas historias condenatorias precisas, pero pocos probadas? No se sabe, pero el presidente se ve que no ha perdido nada. El archivo detrás de las declaraciones de los excesos de un régimen de nepotismo, es en realidad un verdadero dolor de cabeza legal. Justicia, de hecho ,debe demostrar que las fortunas despilfarrdas en Francia por Teodorín son el resultado de malversación de fondos y no como que “El Sr. hijo” ha acumulado grandes sumas de dinero que ha delapidado sin freno.

Al ser interrogado por los investigadores, el personal de mantenimiento resume la vida en términos contundentes: “prostitutas, alcohol, drogas

Por lo tanto ,esta es la paradoja del caso. Teodorín no niega nada de su derroche escandaloso. “Somos conscientes de esto“, confiesa su abogado. Sería, de todos modos, malo por ocultar su lujoso tren de vida furiosamente.

Teodorín, de 48 años, es un playboy estridente que ha recorrido el mundo de la jet set con todos los excesos posibles. Al ser interrogado por los investigadores, el personal de mantenimiento resume la vida en marcado términos: “putas, alcohol, drogas.” Podría haber añadido compras frenéticas. La investigación francesa ha puesto a descubierto un patrimonio inusual en Francia, cuyo corazón es un hotel particular de lujo en la avenida Foch . El edificio, de 2 835 m², reformado por 11 millones de euros -los grifos están bañados en oro- es valorado en 107 millones .El dormitorio principal es de 100 m². El aparcamiento está en mantenimiento. La policía confiscó más de 15 coches – estimación de 5,7 millones de euros- incluyendo Rolls, Maserati y Bugatti. El inventario, muy largo, de bienes, incluye entre otros equipos de audio (99.000 euros), un servicio de caviar (72.000 euros), relojes y un ropero elegante todo nuevo entre los que destacan veinte chaquetas Yves Saint Laurent.

Teodorin Obiang Nguema parece desde luego haber manifestado una verdadera admiración al modisto puesto que adquirió muchos paquetes durante la dispersión de su colección en Christie en 2009. La cantidad de esta locura: 18,3 millones. Esta subasta , como el resto, fue pagada por Somagui Forestal, una empresa de venta de madera donde Teodorín, que fue durante mucho el Ministro de Bosques de su padre, es el accionista. Los gastos parecen estar muy alejados de la razón social de la empresa, lo que empuja a la justicia francesa hablar de lavado. Los defensores del acusado explican que el concepto de abuso de la propiedad social no existe en Guinea Ecuatorial. Los jueces decidirán. Continuación del debate de hoy.

 

Fuente :Le Figaro

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: