Press "Enter" to skip to content

Carta abierta a Nando Ayo (Fernando Olivera Correa)

0

Paisano Nando Àyo:

Yo, Zanghändji Máêt Sàlet, en mi calidad de ngê d’Ambô y, por ello, actuando en nombre y representación formal de toda nuestra gente y población annobonesa en general, asumo este deber, esta responsabilidad y esta obligación social, política y moral de dirigirte la presente carta abierta; después que ya lo hiciera en privado y sin obtener ninguna respuesta por tu parte. Como tú bien ya sabes, la razón de mi ésta, obedece a la publicación en los medios públicos de las redes sociales, de una información según la cual: “siendo dueño absoluto y todopoderoso de las becas de Ge petrol, bloqueaba a sus hermanos de Annobón y vendía las becas a los fang; diciendo que no podía dar becas a los annoboneses, porque estos “tienen la capacidad intelectual muy pequeña; por inútiles y estúpidos”.

Ambos dos sabíamos, por tanto, que este momento debía llegar, en el que, con razón, trate de hacerte ver y saber que, ninguna posición social, por muy alta que ésta fuere, faculta a nadie para el ejercicio del desprecio hacia sus semejantes. Máxime, si tal grandeza viene de coloborar con un déspota que se tiene por “César”. Pues, como ha pasado siempre, a lo largo de toda la historia humana, al final, “Roma no paga a traidores”.

Hoy, como era de esperar, cumplida fielmente tu misión de contribuir al sometimiento de tu propio Pueblo Annobonés, es el momento y ha llegado ya, de hacer público tu “vil hoja de servicios prestados a sueldo de “TRAIDOR”. Pues tú, yo y todos, sabemos que, como si de un mandato ordenado por el mismo dedo que en Guinea Ecuatorial señala todo y cualquier acontecimiento se trate, tu antigua posición de máxima altura social, se vino abajo; y los restos de tu antigua grandeza, son ahora esparcidos al pie de quienes pisaste para encumbrarte hasta la altura de quienes sólo se giran a mirar con desprecio para referirse a sus semejantes. Permíteme decirte Nando, que ello no hubiera requerido de mi especial atención, si por medio no hubieras colocado a nuestra gente annobonesa; como objeto de tus escarnios para hacerte merecedor de los favores de la dictadura que golpea sin piedad las ansias de mi Pueblo.

Entiendes, entonces, que yo no te hablo en mi nombre; sino en el de tu Pueblo, que es también el mío. Pues, como ya te dije en privado, esperaba tu respuesta o alguna explicación pública, a nuestra gente de tu parte, que aclare tu posición respecto de las graves acusaciones de que eres objeto. Lo que, ante tu largo y absoluto silencio y, como no podía ser de otra, estoy obligado, públicamente, a fijar pautas que sirvan de cauce tanto a nuestra gente, como al propio régimen de Teodoro Obiang Nguema. El cual, os recluta, de entre nuestra propia Sociedad Annobonesa sometida bajo su dictadura, para que actuéis como “brazo ejecutor, necesario, de nuestra propia destrucción colectiva como Pueblo Annoboés”.

En ese sentido, conociendo la práctica totalidad de tu familia, pues tu propio padre, Pablo Dàdalê, fue Gobernador y Jefe Militar de Annobón, allá cuando tan sólo contaba yo 13-14 años; y sabiendo bien de tu actual situación, he comprendido con total exactitud, la profundidad de tu absoluto silencio. Y es que, al final, ni somos tan grandes; ni nuestro Pueblo es tan “inútil ni estúpido”; sino que, es el tiempo, el que acaba colocando a cada uno en su lugar. Y, hoy, ya no gozas de la protección ni les sirves ya a quienes antes te utilizaron para cerrarles la puerta a los estudiantes annoboneses “por capacidad intelectual muy pequeña, inútiles y estúpidos”; y vendiéndoles las becas a los únicos que te las podían pagar con el dinero robado a todos los Pueblos de Guinea Ecuatorial; incluido tu Pueblo Annobonés.

Todo ello, me hizo preguntarme a mí mismo: Pero, ¿Por qué ahora? ¿Por qué, de repente, sacan a la luz tus trapos sucios ahora; cuando, en años y años, te han mantenido y mantenido ahí, en lo alto; a sabiendas de todo lo que hacías y decías en contra de tus propios paisanos annoboneses? ¿Por qué saben, pero no dicen también los nombres de quienes te pagaban con dinero público las becas que compraban para enviar a sus hijos a estudiar fuera; mientras en tu Tierra Annobón, han destruido los únicos Centros escolares del tiempo de la colonia y no existe hoy día ningún Centro digno de este nombre?

El silencio de estos interrogantes me permitieron ver y entender, sin embargo, la larga lista de annoboneses, desde Txita Mápiê, o Muñoz Ilata, como primer annobonés Ministro en la historia reciente de Guinea Ecuatorial, que, a cambio de cualquier taburete, venden hasta su propia madre, hijos o familiares etc; para creerse ser alguien; mientras trabajan a sueldo de “TRAIDORES”: insultando, despreciando, robando, humillando, embrujando, asesinando, envenenando, sometiendo y contribuyendo a someter al Pueblo de la Tierra de sus Padres -Es de dominio público-

Y me decía a mí mismo: “Es curioso; ahora nos lo devuelven, como un juguete roto, para que seamos nosotros, El Pueblo Annobonés, los que, con saña y rabia contenida, nos encarguemos, con despiadada furia, de deshacernos de toda la poca o ninguna pieza de dignidad social que pudiera haber en aquel mismo “todopoderoso juguete” que nos habían colocado de tapón para impedir que nuestros estudiantes annoboneses accedan a las becas”. Entendí, entonces, que, en realidad, no se trata de fang, sí, o fang no, para la obtención de las becas; sino de un régimen despótico y criminal; que discrimina y excluye por origen tribal.

Ahora, con un letrero en el que se puede leer: “UN TRAIDOR ANNOBONÉS”, el régimen terrorista de Teodoro Obiang Nguema, para lavar sus culpas, nos vende en plaza pública de internet, las miserias morales de “NANDO ÀYO” contra su Pueblo de Annobón. La pregunta es: ¿Qué hacemos ahora, El Pueblo annobonés?

Y es que, el antiguo todopoderoso vendedor de becas, atraviesa ahora, horas bajas; después que Fernando Olivera Correa, fuera víctima de una paliza, en presencia de su mujer e hijos y quedarse, como consecuencia de ello, en una silla de ruedas y completamente inservible para seguir siendo exhibido ante los annoboneses como guardián del acceso a las becas de Ge petrol. Situación que aprovecha el régimen para deshacerse de “otro trapo sucio annobonés”, en la persona de “NANDO ÀYO”, haciendo público sus agravios contra la sociedad de sus padres.

Un golpe bajo, sin duda; pero, ¿Por qué nosotros, El Pueblo Annobonés, tenemos que hacer, ahora, leña del árbol caído; cuando este mismo árbol, por llevar nuestras propias raíces y correr por sus venas nuestras mismas savias, fue escogido para hacernos sombra como sociedad? ¿Por qué descargar toda nuestra frustración contra un simple vendedor de becas, cuando todo el sistema político-social montado para impedirnos el acceso a toda forma de cultura sigue en pie? ¿A quién beneficia cualquier enfrentamiento social entre annoboneses, sino a nuestro enemigo común y su objetivo de seguir sometiéndonos a todos? Confirmo de ese modo, que “si Roma no paga a sus traidores, Annobón tampoco debe hacer leña de los restos de ningún árbol caído“.

Y es que, aún retumban en mis oídos, aquellas palabras pronunciadas por Teodoro Obiang Nguema, a preguntas de un periodista español, a cerca del “por qué en su primer gobierno, tras el asesinato de su tio Francisco Macías Nguema y hacerse con el control absoluto del país desde entonces hasta ahora, no había ningún annobonés”. Dijo entonces, el ahora “César fang”: “En mi gobierno no hay ningún annoboneses, porque no hay annoboneses preparados para formar parte de mi gobierno”. Y, tras 38 años de absoluta tiranía contra los annoboeses, nos encontramos, ahora, con un annobonés llamado “estúpidos y pocos inteligentes” a los annoboneses: porque el sistema político del propio Teodoro Obiang Nguema, le permite vender becas a los fangs; a cabio de dinero público robado a todos los Pueblo de Guinea Ecuatorial, incluido su Pueblo annobonés.

Debo, por eso, referirme ahora y me refiero ahora, a todos los annoboneses; al objeto de alertaros a todos, en el sentido de que, cuando digo que, ninguno sólo de los annoboneses que están coloborando con Teoro Obiang Nguema, lo están haciendo por su lealtad al Pueblo de nuestros Padres. Sino que, sencillamente, son simples y viles herramientas e instrumentos políticos al servicio del sometimiento y la destrucción de nuestra Sociedad Annobonesa.

Soy, por tanto, consciente de nuestra extrema postración política-social como consecuencia de la nefasta traición de que somos objeto, en tanto que Pueblo Annobonés, por parte de estos elementos agrupados en el denominado “PDGE”, encargados de hacerle el trabajo sucio a Teodoro Obiang Nguema: colaborando en el desmantelamiento de nuestras bases saciales y culturales, al objeto de facilitar nuestra desaparición como Pueblo de Annobonés y dar lugar, con ello, a la ocupación física de nuestra Tierra de Annobón por parte de terceros pueblos.

Por todo ello, quiero insistir en que, nuestra orientación y la orientación de toda nuestra lucha, se encamina y debe encaminarse en la dirección señalada en las fechas del año 2010, marzo. Cuando en reuniones mantenidas en absoluto secreto, en la ciudad de Palèa, por los representantes de: VIDJIL, GÊZA D’AMBÔ, NANGÊ NGHENGHÄNDJI TËLA y PÔV D’AMBÔ, fue acordado, decido y asumido, la vigencia del Autogobierno Annobónes; en los mismos términos en los que fue interrumpido y suplantado en fechas de 1886, por los hombres de la Iglesia católica en nombre y representación política del gobierno de España. Y, desde esta posición de Gobierno propio de Annobón, acordar con el resto de los pueblos hoy constituidos en sociedad guineana, los términos de una nueva convivencia política y social, en términos de igualdad, reconocimiento y respeto mutuo.

Por tanto, os reitero a todos, por eso, que no necesitamos hacernos la guerra a nosotros mismos, como arma de nuestra propia destrucción colectiva, para permitir que nuestro enemigo común nos siga sometiéndonos a todos. Tampoco podemos ni debemos central toda nuestra indignación y frustración personal y colectiva en ningún “TRAIDOR ANNOBONÉS” en concreto; pues, ya todos ellos y cada uno de ellos en particular, saben y son conscientes de que cuentan con todo nuestro absoluto desprecio como Pueblo Annobonés. Por el contrario, en nuestra voluntad común de construirnos una nueva Sociedad Annobonesa, basada en los valores inculcados por quienes heredamos nuestra Historia como Pueblo y nuestra identidad como Ngê d’Ambô, nuestro empeño común debe orientarse en el fortalecimiento de nuestra cohesión interna y en los esfuerzos que defienden nuestro interés general común.

Para terminar, me dirijo a todos los que os dedicáis a socavar los fundamentos sociales de la Sociedad Annobonesa, colaborando en los fines del sometimiento y destrucción de la Tierra y El Pueblo de Nuestro Padres, tratando de obtener del sufrimiento de nuestra gente ventajas y grandezas para vuestras familias particulares, que el dolor y sufrimiento de nuestro Pueblo, jamás saciarán vuestra ambición personal. Sino que, en la misma desgracia que nos procuráis, sirviendo de azotes para nuestro sufrimiento colectivo, descansará la gloria de vuestras respectivas familias de generación, en generación. Pues, en las raíces que sostienen los orígenes de nuestra historia como Sociedad, está el germen de nuestra semilla como Pueblo. Resuelto y decidido de vencer y sobreponerse a cualquier contra tiempo y adversidad sobre venidos; trascendiendo todos los avatares del tiempo que nos toque vivir, hasta el finalizar el recorrido del ciclo de todos los tiempos. Pues, la misma realidad no hace sino confirmar que, se fueron para nunca más regresar en la vida de los annoboneses: Portugal, España y Macías. El mismo destino que les aguardan y seguirán, Teodoro Obiang Nguema y su despótico régimen político-tribal.

 

 

Fdo: Zànghändji Máêt Sàlet Tòmum.

Radio Macuto Facebook

Share This:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: