Última hora : La Cooperación española en Guinea Ecuatorial está en huelga

Según fuentes de toda solvencia,se trata de una huelga general en todas las agencias en el exterior, por la que el personal exige un aumento salarial de, al menos ,un 25 %.

Según ha podido saber Radio Macuto de sus fuentes, los salarios del personal de la embajada de Bata y Malabo, la oficina comercial de la AECID,las oficinas técnicas , así como los centros culturales, son bajos y están congelados desde el año 2008

El personal exige al gobierno español, “un convenio colectivo para el personal laboral en el exterior“, según reza uno de los panfletos difundidos

 

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Observador

    (octubre 16, 2017 - 3:30 pm)

    Democracia pura, el ciudadano es capaz de manifestar libremene sus sentimientos.

    Haría esto alguna dependencia ecuatoguineana en el extranjero? Cómo terminarían aquellos funcionarios? Cada uno tiene la respuesta.

    Antonio Fama

    (febrero 10, 2018 - 7:55 pm)

    El salario de algunos trabajadores en la delegación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (Aecid) equivale a 150 euros netos al mes. Otros pueden llegar a sueldos cercanos a los mil euros. Desde allí, Antonio Fama, trabajador del organismo y delegado de UGT, pone un ejemplo claro del coste de la vida que afrontan: un bote de leche puede llegar a costar 35 euros. Un kilo de carne, cuatro veces más. La matrícula de un colegio, 200 euros. “No hacen nada por nosotros”, se queja Fama de la pasividad de la Administración.

    UGT AECID

    (febrero 14, 2018 - 9:39 am)

    REPRESALIAS DE AECID EN GUINEA ECUATORIAL

    Tras la participación en la Huelga General del 16-O,
    AECID despide a 3 compañeros y sanciona a otros 2
    en Malabo.

    • Consideramos nulos los despidos y las sanciones además de contrarios
    al Ordenamiento Constitucional Español.
    • Exigimos al Ministerio de Asuntos Exteriores la depuración

    Querido@s compañer@s:

    Os informamos que AECID ha incoado expedientes disciplinarios contra cinco compañeros ecuatoguienanos, empleados públicos de la AECID en Malabo, tras su participación en la huelga general que secundamos a nivel mundial con notable éxito el pasado 16-O.

    Los expedientes se acaban de concluir con 3 despidos y 2 suspensiones de empleo y sueldo durante seis meses.

    Los compañeros secundaron la jornada de huelga, manifestándose pacíficamente en su centro de trabajo. Sucesivamente se dirigieron a la sede de la Embajada, donde el servicio de vigilancia les permitió el acceso y donde acto seguido fueron increpados, agredidos y repelidos por las fuerzas de seguridad en servicio en la embajada.

    Publicaremos las pruebas después del juicio, salvo que nuestros abogados nos autoricen a hacerlo antes.
    Condenamos la actuación de la AECID y del MAEC por no ser conforme a nuestro ordenamiento constitucional.

    Esperamos no obstante que el ministro Dastis revoque los expedientes; de él depende. Creemos además que debe incoar expediente disciplinario y depurar responsabilidades por el vil comportamiento de los representantes de las instituciones.
    Lo ocurrido es si cabe más grave y triste siendo Guinea Ecuatorial, donde los empleados públicos de la Cooperación española se sienten orgullosos de trabajar, a pesar de sus salarios de miseria y del trato irrespetuoso del que son víctimas por parte de muchos de los gestores allí destinados.
    ¡No es justo! Y no es justo que la frustración de la Administración por el evidente éxito de la huelga la paguen los más débiles.

    HEMOS SOLICITADO A LA JUSTICIA ESPAÑOLA QUE DECLARE NULOS LOS DESPIDOS ASÍ COMO LAS OTRAS SANCIONES POR VULNERACIÓN DE DERECHOS CONSTITUCIONALES.

    Seguiremos informando.

    Durísimas sanciones

    (febrero 22, 2018 - 8:10 am)

    Durísimas sanciones por la huelga de los trabajadores de Cooperación Española en Guinea Ecuatorial del pasado octubre.

    El pasado 16 de octubre fueron a la huelga los trabajadores de la Cooperación Española en Guinea Ecuatorial [http://www.asodeguesegundaetapa.org/huelga-en-la-cooperacion-espanola/] .

    Fue una huelga de carácter salarial, evidentemente pácífica, en la que se denunció que “… un policía, Lázaro, jefe de la seguridad de la embajada de España en Malabo (expatriado) ha agredido a un huelguista, Santiago Misumbi. [http://www.asodeguesegundaetapa.org/mas-sobre-la-huelga-de-cooperacion-espanola/]

    Nos llegan ahora noticias de las duras medidas represivas adoptadas por las autoridades españolas por aquellos hechos. Han sido despedidos Carlos Nvo, Santiago Misumbi y otro trabajador conocido por el apodo de Coronel. Francisco Ballovera Estrada y Rocky Marciano han sido suspendidos de empleo y sueldo durante seis meses. Francisco Ballovera y Carlos Nvo trabajaban en el Centro Cultural, Misumbi, Coronel yRocky Marciano estaban empleados en la AECI.

    Siempre según nuestras noticias, la responsabilidad de esta línea claramente represiva debe atribuirse al Responsable General de la Cooperación española, Alberto Quintana, que se ha negado a negociar las reivindicaciones de los trabajadores antes y después de la huelga del pasado octubre. El señor Quintana sería también el redactor de un informe elevado a la AECI en el que se acusa a los huelguistas de ser los agresores del jefe de la seguridad de la embajada de Malabo, y para cuya elaboración ha ignorado también la opinión de estas personas.

    Los trabajadores sancionados y despedidos han recurrido al sindicato UGT para intentar la retirada de todas las sanciones y volver a un ambiente de dialogo de cuya ruptura no se consideran responsables.

    UGT

    (mayo 12, 2018 - 11:20 am)

    Los tribunales de lo social de España han dictado sentencia sobre los lamentables acontecimientos acaecidos en la Embajada de España en Guinea Ecuatorial el pasado 16-0. El tribunal ha condenado a la Agencia Española de Cooperación Internacional AECID y lo ha hecho revocando las sanciones de seis meses de empleo y sueldo que habían sido impuestas a dos de los seis trabajadores afectados. La sentencia es ya firme y no admite por lo tanto recurso.

    Los trabajadores protestaban pacíficamente y fueron brutalmente recibidos. Posteriormente AECID en una resolución vergonzosa intentó amedrentar a los trabajadores de nacionalidad guineana, suspendiendo temporalmente a dos de ellos y despidiendo fulminantemente a otros tres, en clara represalia por el enorme éxito que tuvo la huelga del exterior.

    Lo dice la propia sentencia:

    “FUNDAMENTO CUARTO.- Pues bien, de la prueba practicada nada evidencia la participación de los actores en los hechos que se les imputan. Pero aún si se admitiera dicha participación, por tanto si los actores fueran unos de los que acuden el día de la huelga a la Embajada y permanecen minuto y medio en la garita de seguridad que hay que traspasar para acceder a las instalaciones, dicha conducta no puede ser calificada como una desobediencia abierta a instrucciones concretas que no consta recibieran y además lo acontecido es un hecho irrelevante que no afectó ni a la seguridad ni a la actuación ordinaria de la embajada.

    Por todo ello, no se les puede imputar conducta contraria a sus obligaciones laborales y de serles imputable lo ocurrido carece de la mayor trascendencia, SIENDO ASOMBROSAMENTE DESPROPORCIONADO QUE POR ELLO SE LES IMPONGA UNA SANCIÓN DE SUSPENSIÓN DE EMPLEO Y SUELDO DE 6 MESES, VISTO ADEMÁS LOS EXIGUOS SALARIOS QUE RECIBEN (…)”.

    POR LO TANTO, DEMOLEDORA Y VERGONZOSA SENTENCIA:

    -“SANCIÓN NULA, ASOMBROSAMENTE DESPROPORCIONADA Y SUELDOS DE MISERIA”

    AECID debe depurar responsabilidades, y lo vamos a exigir. No esperamos que lo hagan de oficio pero habida cuenta la gravedad del asunto entendemos que debe abrirse una inmediata investigación y suspender a los responsables de esta imperdonable conducta.

    Lo sucedido ha sido un vergonzoso ataque contra tod@s los trabajadores. Pero además, sobre todo y ante todo, AECID debe responder a la pregunta:

    • ¿Es esperable que la Agencia Española de Cooperación viole derechos fundamentales?
    • ¿Es eso un modelo de cooperación internacional?
    • ¿Puede España permitirse esto en Guinea Ecuatorial?

    Y al ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, MAEC, le preguntamos:

    • ¿Qué razones tienen estas represalias contras unos excelentes trabajadores del Servico Exterior, desprotegidos y mal pagados, en un país tan próximo al nuestro como es Guinea Ecuatorial?

    • ¿Es España consciente de que estas conductas violan los pactos de Derechos Humanos de Naciones Unidas, además de la Constitución española?

    • ¿Respalda el Ministro Dastis la conducta de su Embajador del Reino de España en Guinea Ecuatorial? ¿Cuándo tomará medidas pertinentes al respecto?

    UGT

    (mayo 24, 2018 - 8:18 am)

    La Justicia condena a la Agencia Española de Cooperación por una sanción “asombrosamente desproporcionada” a dos trabajadores

    -La agencia pública de cooperación al desarrollo sancionó con seis meses de suspensión de empleo y sueldo a dos empleados locales de Guinea Ecuatorial por las protestas durante una huelga

    -La Aecid sostiene que los empleados desobedecieron a un superior, pero el tribunal considera que no ha quedado probado y que, aunque así fuera, es “asombrosamente desproporcionado que por ello se les imponga” esta sanción

    -Otros tres trabajadores fueron despedidos tras este incidente y están pendientes de juicio, por lo que UGT –que está defendiendo a los empleados– es “optimista” con que el juzgado respalde a los afectados

    Seis meses de suspensión de empleo y sueldo. Esa fue la sanción impuesta por la Agencia Española de Cooperación al Desarrollo (Aecid) a dos trabajadores locales del organismo público en Guinea Ecuatorial, debido a un incidente durante una jornada de huelga. Durante el paro se produjo un breve altercado en una garita de seguridad de la Embajada de España en Malabo, en el que según la Aecid, los empleados desobedecieron las instrucciones de un superior. La justicia ha concluido que los hechos imputados contra los empleados no quedan probados, pero que de ser ciertos, la sanción impuesta por las autoridades españolas es “asombrosamente desproporcionada”.

    La sentencia del juzgado de lo Social número 33 de Madrid, a la que ha tenido acceso eldiario.es, revoca las sanciones impuestas por la agencia pública a los dos trabajadores –fijadas el pasado 25 de enero– y obliga a la Aecid a reintegrarles la totalidad de los salarios dejados de percibir debido a esta acción disciplinaria. Fuentes de la Aecid confirman a este medio que ya “ha procedido a reintegrar al personal concernido en su puesto de trabajo y al abono de la indemnización correspondiente” y rechazan entrar a valorar “el contenido de la sentencia”. Cabe señalar que la Fiscalía se opuso a que se anulara la sanción.

    Uno de los trabajadores está empleado como conserje en el Centro Cultural de España en Malabo, dependiente de la Aecid, desde 2014. El segundo trabaja con la agencia pública desde 1985, ejerciendo tareas de “supervisor”. Sus salarios: 420,78 y 566 euros mensuales, respectivamente (con las pagas extra prorrateadas).

    Los “exiguos salarios”, en palabras del juez José Pablo Aramendi Sánchez, eran la principal reclamación que llevó a los trabajadores sancionados a la huelga el pasado octubre. La movilización fue convocada a nivel mundial por los sindicatos para denunciar ocho años de congelación salarial del personal laboral en los organismos públicos en el exterior. Este 2018 ya se encadena el noveno año sin subidas.

    “Un minuto y medio” de altercado
    Ese día de huelga, un grupo de empleados acudió a la Embajada de España en Malabo para manifestarse y exigir la actualización de sus retribuciones. Desde UGT, sindicato que ha defendido a los trabajadores sancionados, Gonzalo Sáenz explica que varios empleados “pasaron un primer control de seguridad, con un vigilante privado, pero en el segundo control no les permitieron pasar. En la garita, el policía nacional les impidió el paso de malas maneras”, explica el secretario de Organización y MAEC de la Federación de Exterior de UGT.

    La Aecid sitúa a los dos trabajadores expedientados en ese grupo que accedió a la garita y les sancionó porque considera que cometieron “una sanción muy grave consistente en la desobediencia abierta a las instrucciones de un superior”, recoge la sentencia. El juez concluye que, con las pruebas aportadas (entre ellas una grabación de la garita de seguridad), “nada evidencia la participación de los actores en los hechos que se les imputan”.

    Pero el magistrado va más allá y argumenta que, aunque se admitiera su participación en la protesta (en la que los trabajadores permanecieron “un minuto y medio”en la garita), “dicha conducta no puede ser calificada como una desobediencia abierta a instrucciones concretas que no consta que recibieran” y califica lo sucedido de “hecho irrelevante que no afectó ni a la seguridad ni a la actuación ordinaria de la embajada”.

    Además, el juez sostiene que aunque hubieran formado parte del incidente es “asombrosamente desproporcionado que por ello se les imponga una sanción de suspensión de empleo y sueldo de hasta seis meses, visto además los exiguos salarios que reciben”.

    Otro juicio sobre tres despidos
    El portavoz de UGT celebra el resultado de la sentencia, contra la que no cabe recurso, y añade que el sindicato está pensando “pedir responsabilidades políticas” por esta decisión. “La sentencia permite que se sepa cómo se las gasta el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Cooperación Española con el personal local de un país con unos vínculos históricos de hermandad”, denuncia Gonzalo Sáenz.

    Sáenz subraya que esta resolución judicial tiene especial importancia por otro juicio que tienen pendiente, fijado para julio, en el que recurren los despidos de tres trabajadores por el mismo incidente en la jornada de huelga. “Creemos que a unos se les impuso una sanción y a otros se les despidió en función del grado de cercanía que dicen que tuvieron con lo ocurrido en la garita y si se opusieron más o menos a las órdenes del policía”, explica el sindicalista.

    Desde la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo defienden que los despidos se basan en “hechos distintos” y, por lo tanto, esperan “la celebración del juicio y de conocer la sentencia” de este segundo caso. En UGT confían en que el juzgado falle que los despidos son nulos y readmita a los empleados en sus puestos.

    El sindicato espera que la Aecid y las autoridades españolas “cambien la actitud con los trabajadores locales, que solo quieren hacer su trabajo y tienen derecho a manifestarse”, añade Gonzalo Sáenz, que interpreta estas sanciones como “un puñetazo en la mesa pasa asustar al personal”.

    CCOO

    (mayo 25, 2018 - 12:32 pm)

    CCOO, UGT y CSIF, los principales sindicatos españoles solicitan el cese del Director de la AECI por incidentes en Guinea Ecuatorial: “Esperamos que el MAEC lleve a cabo una inspección urgente y seria sobre los graves acontecimientos en Guinea Ecuatorial. Los tribunales han condenado a la Agencia por las represalias adoptadas tras el ejercicio del derecho de huelga de los trabajadores en aquél país. Esperamos sinceramente, Sr, Ministro, que el Ministerio cesara inmediatamente al Director General, pero no ha ocurrido. Nos vemos por ello obligados a pedir nosotros el cese del Director General de la AECID…” https://www.csif.es/sites/default/files/field/file/PETICION%20CESE%20DIRECTOR%20AECID.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *