Press "Enter" to skip to content

Al Presidente de Guinea Ecuatorial (IV)

2

 

Por Nguema Faus

… Como te dije antes, me extraña que muchos paisanos sigan confiando en tus palabras y promesas, y esperando que cambies. Después de todo lo que hemos visto, yo ya no espero que cambies. Muchos guineocuatorianos aún no somos conscientes de lo que eres capaz de hacer.

Hasta hoy sigo sin entender el extraño placer que sientes viendo sufrir a tu pueblo, mientras que tú y los tuyos gozáis, disfrutáis y nadáis en la abundancia. Y lo que es peor, prefieres mantener esta situación, crear cada vez más enemigos reales o ficticios, y luchar día y noche por proteger y conservar el poder.

Seguro que te preguntarás: ¿y por qué te escribo si ya no espero que cambies? Te escribo sólo por cuestión de dignidad y de principios. Estas dos palabras que tú y tus colaboradores no conocéis; ya que, para vosotros, para ser alguien en Guinea tienes que ser familiar, adulador, matón o colaborador del régimen. Si no estás dispuesto a pasar por esto, no eres nadie y no tienes voz ni voto.

Aunque creas que tienes ya comprado y silenciado a todo el mundo, hasta a la Iglesia Católica en Guinea, te recuerdo que no es verdad. Puedes engañar y silenciar A TODOS ALGÚN TIEMPO, puedes engañar y silenciar A ALGUNOS TODO EL TIEMPO; pero no puedes engañar y silenciar A TODOS TODO EL TIEMPO. Para tu desgracia, algunos todavía tenemos claro que el dinero y el poder no te hacen automáticamente más y mejor persona que los demás.

Todo lo que ha pasado y pasa en Guinea durante los 39 años que dura ya tu régimen tiene una sola causa: LA TRAICIÓN Y EL GOLPE DE ESTADO A TU TÍO MACÍAS. Este es tu “PECADO ORIGINAL” particular que te persigue toda tu vida. Vives obsesionado y crees que también harán lo mismo contigo; por eso eres tan desconfiado e inseguro, y no te fías de nadie. Lo peor es que esta inseguridad y desconfianza las has transmitido a tu familia, a tu régimen y a todo el país. Por eso en tu familia, tu gobierno y en todo el país, todos son espías de todos, y nadie se fía de nadie.

Todos tus ministros y altos cargos en el gobierno tienen espías que les controlan y te informan de sus movimientos, planes y proyectos. Ellos mismos lo saben, por eso todos tienen mansiones, dinero y hasta familias enteras en el exterior, para refugiarse allí cuando sean acusados y cesados.

Por la misma razón controlas a todos los guineocuatorianos para que nadie, fuera de tu familia y gobierno, pueda tener éxito, dinero, poder o influencia. Todas las buenas iniciativas que han tenido algunos de tus ministros, miembros del gobiernos y ciudadanos emprendedores, han acabado en nada, por infinidad de obstáculos e impedimentos, sólo para que el pueblo no les quiera más que a ti, y no puedan sacarte del poder.

En tu régimen y en tu partido no hay regeneración. Los jóvenes y los hijos son peores que los mayores y los padres. Por lo menos los mayores y los padres tienen experiencia de haber sufrido en su vida; pero los jóvenes y los hijos se han encontrado con un Maná que les ha salido del subsuelo, y creen que siempre ha sido y será así.

El liderazgo se ejerce en los momentos difíciles. Un líder debe ofrecer soluciones realistas a corto plazo y proyectos realizables a largo plazo que crean ilusión y esperanza en los ciudadanos. Tu estrategia de solucionar las crisis con más miedo y amenazas de muerte no te va a funcionar siempre. Un trasatlántico como el Titanic no se hunde igual y a la misma velocidad que un barquito de vela. Tarda más en hundirse, pero acaba hundiéndose. El proceso de autodestrucción de tu régimen es lento, pero imparable, por persistir en el error, renunciar a la autocrítica y consideraros invencibles y eternos.

Aquí me despido de ti, hasta la próxima. Sigue adelante con tus planes maquiavélicos y perversos. Siempre puedes ser más cruel y caer más bajo, porque tu prepotencia, megalomanía y maldad son infinitos como el universo.

(FIN)

 

 

Radio Macuto Facebook

Share This:

  1. Mbá Mbá

    Excelente artículo, desgraciadamente OBIANG NO OYE!

    MUY DE ACUERDO, CADA DIA MAS IMPLICA MENOS DIAS CON OBIANG EN FRENTE.

  2. Amona Amona

    Siempre me he preguntado donde se van a esconder su gente(y la de Macias)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: