Al ciudadano guineoecuatoriano (I)

Por Nguema Faus

Querido hermano, querida hermana: hace poco me dirigí a nuestro presidente, sin ninguna esperanza de que me haga caso. Ahora quiero dirigirme a ti. Tú me interesas más que nuestro presidente, porque él ya pertenece al pasado, aunque no quiera asumirlo; pero tú formas parte del futuro.

El futuro de una persona, familia o pueblo, no se improvisa; se prepara. Este es uno de los grandes defectos que tenemos muchos guineocuatorianos y africanos. Muchos no sabemos trabajar, luchar y sacrificarnos por el futuro, aunque no vayamos a disfrutarlo, sino sólo por aquello que creemos que podremos disfrutar.

Sé que nos han enseñado desde pequeños que no somos responsables de nada de lo que pasa en nuestro país. No podemos aportar nada para su futuro, porque es responsabilidad del gobierno y de los políticos, y tú “NO HACES POLÍTICA”. También nos han enseñado que el presidente de Guinea Ecuatorial, su familia y su régimen, son nuestros amos y los dueños de todo el país. Así que, tú y yo no tenemos ningún derecho a criticarles ni cuestionarles. Además, tenemos que condenar, alejarnos y ver como “enemigos de la patria” a cualquier compatriota que se atreva a criticarles o pensar diferente.

Tú y yo no somos culpables de todo esto, sino víctimas del sistema. La historia de nuestro país, desde que llegaron los portugueses y lo intercambiaron con España, hasta hoy, es como la historia de un niño huérfano que ha ido pasando de familia en familia, siendo maltratado, abusado y aprovechado por todos; sin que nadie le quiera de verdad ni sienta realmente algo por él.

Los colonos españoles nos enseñaron que nuestra historia y nuestra cultura eran inferiores; luego fomentaron nuestras diferencias étnicas y tribales para dividirnos y someternos mejor. Después de la independencia, nuestros propios hermanos aprovecharon el hueco que dejaron los colonos para seguir haciendo lo mismo. Por eso nuestra independencia fue sólo un cambio del color de nuestros opresores.

Entiendo muy bien tus miedos. ¿Tú qué crees? Yo también los tengo. Todos somos hijos de un mismo pueblo oprimido y aquí nadie es superhombre ni supermujer; pero a veces llega un momento en que, después de tanto sufrimiento y reflexión, cuando uno ya no tiene mucho que perder, decide hacer lo que pueda por su dignidad como ser humano.
Esto es lo que hacemos muchos. Nos han sometido y degradado tanto, que muchos ya no valoramos ni nos acordamos de qué es esto de la libertad. Hablarles hoy a muchos paisanos de sus derechos como ciudadanos es casi revolucionario.

Como te conozco bien, te entiendo y comprendo tus miedos, no te voy a pedir lo que en este momento no puedes hacer; ya que no estás preparado:

1. Estés dentro o fuera del país, no te voy a pedir que critiques a Obiang y su régimen, hagan lo que hagan; porque te pueden perseguir a ti y a tu familia.

2. Si estás trabajando en Guinea, ya sea en la administración del estado o en el sector privado, da igual, no faltes a las únicas manifestaciones permitidas en el país, las que convoca el régimen; ya que pasan lista y puedes perder tu puesto de trabajo o ser declarado golpista o enemigo de la “paz reinante”.

3. Si tienes un familiar en el régimen, ten cuidado de no decir nada en contra, porque toda la familia se te echará encima, te repudiará y te considerará enemigo de la única fuente de su pan de cada día.

Creo que con esto ya has visto que te entiendo y te comprendo muy bien. Pero permíteme también pedirte lo que sí que puedes hacer en este momento:

1. Quítate de la cabeza esto de que Obiang, su familia y su régimen, son los dueños de nuestro país y nuestros amos, porque no es verdad. Es UNA GRAN MENTIRA como la Basílica de Mongomo. No hace falta que lo digas en voz alta, pero no te lo creas.

2. No es verdad que tú no vales para nada, no tienes dignidad ni derechos, no eres nadie por no ser del régimen o del pueblo o clan del presidente; por tanto, no tienes ningún derecho a criticar o exigir al gobierno de tu país. Esta es otra GRAN MENTIRA como el aeropuerto de Mongomeyen. Vales mucho y tienes mucho que aportar al futuro de tu país, según tus posibilidades.

3. Tampoco te creas muchas leyendas que circulan por el país sobre la brujería y los poderes de Obiang. Esta sigue siendo hasta hoy la MAYOR ESCLAVITUD DEL AFRICANO: el MIEDO AL MÁS ALLÁ, A LOS ESPÍRITUS Y A LOS DIOSES. Si Obiang tiene superpoderes, ¿qué hace con tanta seguridad extranjera y control en todo el país? Uno que tiene poderes como Dios no debería tener tanto miedo.

Ya vez que no te pido mucho, porque no quiero que arriesgues tu vida. Sólo te he pedido cosas que puedes hacer en tu interior, en tu cabeza y corazón, sin tener que arriesgar tu vida. Tienes el derecho y la responsabilidad de preocuparte de todo lo que pasa en tu país, aportar tu granito de arena, aunque sea educando a tus hijos para que no crezcan con estas mentiras que nos han metido en la cabeza, y soñar con una Guinea libre y democrática. Este derecho derecho no te lo da ni te lo puede quitar nadie; es un DERECHO NATURAL QUE TIENES COMO PERSONA Y POR HABER NACIDO EN GUINEA.

CONTINUARÁ…

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Abel I. Luembe

    (enero 16, 2018 - 3:24 pm)

    MUY, PERO QUE MUY BUENO, Nguema Faus. Yo he hablado aquí de la “Educación”, o “Reeducación” que necesitamos los Guineoecuatorianos. Estoy al 95% (casi la totalidad de acuerdo de esta muy buena y necesaria aportación) Y esta GRAN APORTACIÓN son los elementos de esa asignatura que nos han vedado, como bien dices, desde que nos dieron como trueque… Sólo para aclararme y ser fiel a mi concepción sobre el 5% de reserva, es en el apartado de “DEL MIEDO”. ES VERDAD QUE ES LA MAYOR ESCLAVITUD cuando refieres a la brujería y los poderes de obiang. Sólo que en la parte de los “Dioses”, decir que “DIOS” (NO Dioses), es lo bueno que tenemos los seres humanos. “Lo que sale de bueno en el hombre, es el espíritu de Dios. Lo que nos modula para ser compasivos, generosos, bondadosos… Pero igualmente he entendido la generalidad como metafórico sobre Dioses, que son todas las demás MENTIRAS…

    ¡Gracias. GRAN APORTACIÓN!

    Ndong

    (enero 17, 2018 - 7:33 am)

    Suscribo totalmente su reflexión, Nguema Faus; felicitaciones por su excelente disertación.

    Pienso que la gran mayoría de la juventud de G.E., incluyéndome a mí, ya hemos tomado y estamos tomando cada vez más conciencia de la crisis institucional en lo político, en lo económico, en lo jurídico y en lo social que adolece al país, y sabemos que la situación es así por la incapacidad y la gestión irresponsable de los gobiernos que ha venido teniendo este país desde que Obiang es presidente; de no ser así:

    – Los hijos del mismo régimen no hubieran intentado el fallido golpe de Estado como lo dicen ellos mismos;
    – Obiang sería alabado como líder en la UNGE y centros académicos del país, en vez de ser criticado y despreciado por los jóvenes en esos lugares;
    – La ASHO (Asociación Hijos de Obiang) seguría llenándose de jóvenes;
    – Las convocatorias de Obiang y su PDGE en los estadios y sedes serían de carácter voluntario, en vez de listas de asistencia;
    – Obiang no permitiría esta gran importación de alcohol, ni aceptaría que fuese bebido masivamente por la juventud, a quienes, por saber que no le quieren, les represalia permitiendo que lo consuman abusivamente, para así dañarles la salud y vidas;
    – No habría persecución política contra la juventud de CPDS, C.I., etc. como está ocurriendo ahora; etc y etc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *