Al ciudadano guineoecuatoriano (II)

 

Por Nguema Faus

… Comienzo esta segunda parte haciendo un minuto de silencio, oración y respeto, por los recién fallecidos en las cárceles de Guinea Ecuatorial, los que están en estado grave, y los que siguen encarcelados, después de ser detenidos y torturados en su lucha por la libertad de su pueblo. Un pésame y muchos ánimos a sus familiares, amigos y conocidos. Aunque vuestras muertes y sufrimiento parezcan inútiles, no lo son; tienen mucho valor y sentido ante Dios y ante la historia de nuestro país.

También quiero recordarte a ti, paisano o paisana, que comparto aquí mis reflexiones con entera libertad, como hacemos todos. No estás obligado a leerlas, si no quieres. Entiendo que no estés de acuerdo conmigo o te moleste alguna de mis opiniones. Esto es normal y forma parte de la libertad de expresión y de pensamiento, a las que muchos no estamos acostumbrados; pero por algo se empieza, y hoy nos toca a aprender a debatir con argumentos; no con insultos y amenazas que no conducen a nada.

Obiang y su régimen “NO VIVEN NI DEJAN VIVIR”. Acaba de celebrar unas elecciones municipales en las que ha ganado como siempre, con el 99 % de los votos. Ha obtenido 99 de los 100 escaños de la Cámara, ha querido regalar 1 diputado a la oposición como viene haciendo para tranquilizar su conciencia, y la oposición lo ha rechazado en un acto de dignidad sin precedentes.

Como está acostumbrado a conseguir todo lo que quiere, como sea, amenazando, comprando o torturando, ahora está furioso. Si todo el país y sus habitantes te pertenecen por “derecho divino”, pues quédate con los 100 escaños y todo lo demás, porque son tuyos. ¿Por qué no estás contento y tranquilo, si es lo que quieres? Después ha inventado, una vez más, un intento de golpe de estado para deshacerse de sus oponentes y los que ya le resultan incómodos en su gobierno. Hasta hoy no ha podido decir ni demostrar quién es el cabecilla de este intento de golpe.

Como te dije antes, querido paisano, querida paisana, todos somos víctimas de la historia triste y turbulenta de nuestro pequeño y joven país. Por eso no pretendo culparte a ti, sino analizar nuestra realidad  para intentar entender cómo y por qué hemos llegado hasta aquí, y qué podemos empezar a hacer de cara al futuro. No me considero experto en nada ni lo sé todo; te hablo desde el corazón y con toda humildad, para compartir contigo lo que he vivido y voy reflexionando. Cada uno aporta lo que puede, y mi vocación y mi trabajo me permiten poder dedicar tiempo a la  reflexión y meditación, apoyado en la Palabra de Dios y en la Historia.

Todos los que hemos nacido, crecido y vivido en Guinea, recordamos cómo hemos tenido a Obiang, sus hazañas y su familia hasta en la sopa. En nuestro país todo te hablaba y te habla de Obiang: las canciones de nuestros mejores artistas y músicos, los coros de animación, la radio, la televisión, los pocos carteles de publicidad que hay en las calles de nuestras ciudades, los popo (tela africana con imágenes) y camisetas, etc. Es casi imposible escuchar música guineana, con lo bonita que es, sin que aparezca el nombre y las alabanzas a Obiang, su mujer, su hijo, su partido, etc.

Todo esto nos ha dejado como estamos, miedosos y confusos, sin saber realmente qué hacer para salir de esta situación. Hoy muchos creemos y pensamos que Guinea Ecuatorial no puede existir sin Obiang; que sin él todo sería guerra, conflictos, miseria y caos; cuando él mismo es el autor de la verdadera miseria, desorden y caos en el país. Con la habilidad de un viejo cocodrilo o una víbora, nos ha enseñado y convencido de que él es nuestro verdadero y único salvador, y los enemigos del país son todos los demás, cuando los ÚNICOS Y VERDADEROS ENEMIGOS Y OBSTÁCULOS PARA LA DEMOCRACIA, LA PAZ, LA LIBERTAD Y EL DESARROLLO DE GUINEA SON ÉL, SU FAMILIA Y SU RÉGIMEN.

Así andamos buscando culpables donde no los hay, y criticando a los únicos y pocos valientes que se atreven a hablar y criticar al régimen dentro y fuera del país con poco apoyo y personal, escasos medios económicos, y arriesgando sus vidas. Creo que no es justo el trato que estamos dando a los que llamamos “OPOSITORES”. Está claro que todos no son claros, no son perfectos y han cometido errores; pero NO SON TUS ENEMIGOS NI LOS ENEMIGOS DE TU PAÍS.

Por eso te pido que, si te parece bien y normal la situación de Guinea y aún no estás capacitado ni preparado para darte cuenta de la gravedad de nuestra situación; por lo menos cállate, guarda silencio y no hables sólo para criticar y echar la culpa a los que no la tienen, a los que por lo menos intentan hacer algo.

Entiendo que te resulte muy difícil, igual que me ha pasado a mí, descubrir la gran mentira y el gran engaño en el que hemos estado y seguimos viviendo en Guinea Ecuatorial; donde TODO ES APARIENCIA Y NADA ES LO QUE PARECE O TE DICEN. No es fácil darte cuenta de que todo es mentira, cuando la misma sociedad en la que vives te lo ha transmitido siempre y te lo sigue transmitiendo desde la familia, el colegio, el instituto, la universidad, la música, la radio, la televisión, hasta la Iglesia, en un país donde la mayoría somos católicos y hemos crecido en parroquias y colegios religiosos.

CONTINUARÁ…

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Ndong

    (enero 19, 2018 - 7:42 am)

    Como siempre, buena continuidad. Quien no comprendo la ardua tarea que realizan esos opositores de JUNTOS PODEMOS, UP, CI, entre otros, debería callarse en vez de darles atributos que no se merecen, no son enemigos del país.

      Cristina nguema

      (enero 22, 2018 - 1:15 pm)

      Lo de Guinea,ya es sin palabra es fuerte unemos fuerzas juntos podemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *