Press "Enter" to skip to content

Engonga Ndong, el ministro pugilista

0

 

El ministro de Educación sancionó a mamporazo limpio a un funcionario  en la vía pública de la ciudad administrativa de Djibloho

Alguien ya dijo que “mucha gente no ven las cosas tal como están , sino como piensan

Todos los testigos presenciales que vivieron la escena de cómo el ministro Engong Ndong daba  golpes a un funcionario del cuerpo especial de su departamento en la ciudad fantasma de Djibloho, se quedaron atonitos; a parte del espectáculo, también de la manera cuan un púgil de peso pesado, lanzando puños al indefenso funcionario.

Parecía al mítico Coddy Stanley en el ring”, dice un observador inercial.

La causa del espectáculo es lamentablemente explicable. Según testigos, el ministro exigía las llaves de la vivienda que hospedaba a su funcionario y éste le respondió que, “no las tenía, además no era responsable de las mismas”.Esta sentencia, fue interpretada por el ejecutivo como una tomadura de pelo, lo que le hizo propinar puñetazos como arriba quedó descrito.

La intervención policial fue posterior y concluyó la faena con porrazos al funcionario, fue esposado, conducido y recluido en la comisaria Central de Añisork sin hacer uso de alegaciones y de defensa que el artículo 136 , inciso 2 que la ley de Procedimiento administrativo otorga a los funcionarios civiles.

¿El pugilista ministro de Educación ignora que el artículo 78 de la citada ley  sanciona que “el estado dispensa protección al funcionario que requiere en ejercicio de sus funciones, y le otorga el tratamiento y la consideración  debidos a la jerarquía y dignidad de la función pública”?

¿Engonga Ndong no sabe que cuando un funcionario incurre en alguna infracción , los artículos 109, 110 y 111 de la citada ley tipifican  sanciones correspondientes a cada grado de faltas cometidas?

¿No se ha molestado “el pugilista” en saber que, el procedimiento administrativo para sancionar a un funcionario civil del estado viene recogido en el artículo 112, de inciso 1 hasta 10 de la aludida ley?

Administrar un ministerio, no es sinónimo de pisotear a los funcionarios de dicho ministerio.

Los cambios de destinos no han de ir en función del humor o de lo mal follado que se levantauno de su cama, los ceses a funcionarios sin causas aparentes, del nepotismo institucionalizado que viene desde las altas esferas no hace falta hacer mención en el comportamiento del pugilista Engonga Ndong,introduce gente al ministerio que vienen a forma parte del entramado corruptela establecido; de crear pánico y diferencias entre los funcionarios y miembros del gobierno afectos a su departamento….

Así está la administración central del (des)gobierno de Teodoro Obiang , ministros que se pelean con funcionarios, vice ministros que hacen lo mismo con sus superiores, directores de escuelas, remangando las camisas para dar duro y a la cabeza al ministro que tienen en frente, etc

Si esto no es una pocilga administrativa, que venga un cerdo y que nos diga que se ducha con Agua de Rochas.

 

Radio Macuto Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: