Sexto día del macroproceso de Mongomo

 

Con la sesión de hoy se dan por finalizadas las comparecencias de  los acusados. Hoy han declarado 41 detenidos. Ninguno de ellos había estado el día 5 de noviembre en Aconibe, ni pasó por esta ciudad durante la campaña electoral.

A partir de mañana se inicia la “fase probatoria” en la que las partes podrán presentar testigos o pruebas que corroboren sus conclusiones provisionales, antes de elevarlas a definitivas. Los testigos, caso de presentarse, podrán ser interrogados tanto por el fiscal como por los abogados defensores. En algún momento de la vista se ha hablado de la posible presencia, como testigos, del comisario de Aconibe y de algunos de los policías que han actuado como torturadores.

Han comparecido hoy dos mujeres que estaban embarazadas en el momento de ser detenidas. Una de ellas fue detenida durante el asalto de la policía a la sede de CI en Bata. Estaba embarazada de tres meses. Sufrió la acción de los gases lacrimógenos, fue golpeada con unas gomas y a puntapiés por todo el cuerpo. Sangró, como consecuencia de ello, durante los tres primeros días que pasó en la Comisaría central de esta ciudad. (Permaneció encerrada allí, como  muchos de sus compañeros, durante tres semanas). No recibió atención médica alguna. Una vez en Evinayong volvió a solicitar asistencia y el médico con el que pudo hablar no tenía equipo para hacerle ninguna ecografía. Le recetó un par de medicamentos pero no ha tenido oportunidad, ni dinero, para comprarlos. Ahora, embarazada ya de 5 meses, no sabe qué haya podido pasarle al feto. La otra mujer embarazada abortó en la Comisaría de Bata, muy poco después de su detención.

Una tercera mujer ha relatado que tuvo que dejar abandonado (al cuidado de sus hermanas de muy pocos años) a un niño de cuatro meses. Fue al mercado a hacer alguna compra y la detuvieron allí, pese a que insistió a los policías, no la dejaron ir a buscar a su hijo pequeño. El marido estaba en Ebebiyin con su otra mujer.  No ha podido recibir visitas y no sabe la situación de su hijo.

Como era esperable, al concluir la lista de los procesados que figuran en el sumario, ha podido comprobarse que hay detenidos cuyo nombre no aparece en la lista de procesados. Uno de ellos es militante de CI pero el otro es un taxista (con carnet del PDGE)  que estaba esperando carga en el aeropuerto de Bata y bromeaba con un compañero. En un momento le dijo: “No me amenaces, ya sabes lo que pasó en Aconibe”.  Un militar que los escuchaba, lo detuvo para que pudiera contar a la policía lo que sabía “que pasó en Aconibe”… El nombre del taxista es José Oló y tiene 38 años. Según su declaración ha dicho, en numerosos sitios y en distintas situaciones, que no era militante de CI. Sigue detenido en Evinayong, se le traslada diariamente en camión hasta Mongomo y no aparece en el sumario…

Hay otras irregularidades en la relación de procesados: nombres repetidos, nombres erróneamente escritos…

Hoy ha comparecido también quien parece ser el último de los detenidos, Bonifacio Nguema Ndong, dirigente de CI, detenido en Bata a principios de este mes que fue trasladado primeramente a Aconibe y después a Evinayong. Su nombre tampoco aparece en el sumario.

Un aspecto importante que se ha sabido también en esta sesión es que, uno de los grupos de funcionarios que se trasladó a Evianyong para interrogar a los detenidos estaba encabezado por una persona, identificada por los procesados en la sala, y que ha resultado ser Anatolio Nzang Nguema. El señor Nzang Nguema es Fiscal General Adjunto. Sus interrogatorios a los detenidos de Evinayong suponen una gravísima violación de las leyes procesales del país, en las que se reconoce que esas tareas corresponden a un Juez Instructor y, en ningún caso, al Ministerio Fiscal.

Seguiremos informando…

 

Fuente : Asodegue2ªetapa

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *