Guinea Ecuatorial pide a la CIJ que Francia le devuelva un palacete en París

 

David Morales Urbaneja

Guinea Ecuatorial reclamó hoy ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) que Francia le devuelva un palacete en París incautado a su vicepresidente, Teodoro Nguema Obiang Mangue, condenado por blanqueo de dinero en octubre de 2017.

El inmueble está ubicado en el número 42 de la Avenida Foch de París y según Guinea Ecuatorial no pertenece a “Teodorín”, el hijo del presidente de Guinea Ecuatorial, Teodoro Obiang, sino a la república de su país.

Este país africano ha llevado el caso ante La Haya, pero Francia ha presentado una objeción preliminar y pedido a los magistrados que se declaren incompetentes para intervenir en el proceso legal del Tribunal Correccional de París, que está actualmente en fase de apelación.

Dicha corte confiscó todos los bienes de “Teodorín” en París, valorados en más de 100 millones de euros, y lo condenó a tres años de cárcel y 30 millones de euros en multas, ambas penas exentas de cumplimiento.

La primera jornada de las vistas orales en La Haya comenzaron este lunes con la intervención de Francia, cuya delegación manifestó que la Convención de Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Trasnacional no establece excepciones o inmunidades en ningún apartado.

Ese punto fue rebatido por Michael Wood, representante legal de Guinea Ecuatorial, quien aseguró que varios artículos de dicho tratado dan inmunidad diplomática a “altos oficiales, incluyendo vicepresidentes”.

Esa condición debería haber evitado que se iniciara la investigación contra “Teodorín”, según el equipo de abogados de Guinea Ecuatorial.

Durante las vistas, las referencias de la delegación ecuatoguineana al hijo de Teodoro Obiang fueron pocas.

En una de ellas, el embajador de la república africana en Holanda, Carmelo Nvono Nca, dijo que el proceso de La Haya versa sobre un conflicto entre Estados, y que “los supuestos actos correctos o no correctos de individuos en particular están fuera de esta cuestión”.

El diplomático calificó la sentencia contra “Teodorín” como “una violación flagrante del Derecho Internacional” que “ha causado una gran indignación” en su país, y lamentó que el Ejecutivo francés no paralizara la investigación.

La mayoría de la intervención de Guinea Ecuatorial se centró hoy en la disputa sobre la titularidad del palacete de la Avenida Foch registrado por la Policía francesa durante la investigación, y en el que se encontraron 18 vehículos de alta gama.

Guinea Ecuatorial protestó en La Haya por dicha inspección, y el alto tribunal de la ONU le prohibió a Francia, en una decisión tomada en 2016, volver a irrumpir en el inmueble mientras no se aclarase quién era el propietario, si “Teodorín” o la república africana, que argumenta que el edificio formaba parte de su misión diplomática en París.

Nvono Nca dijo hoy que el palacete fue adquirido con dinero de la república, por lo que “no existe ninguna duda de quién es” su dueño.

En su intervención de ayer, Francia dijo que el edificio no salía en sus registros como propiedad de Guinea Ecuatorial, y tampoco existían letreros que así lo indicaran antes del primer registro de la Policía.

La situación cambió al día siguiente, cuando los agentes volvieron y se encontraron con “pegatinas indicando que el inmueble era de Guinea Ecuatorial”, dijo el representante francés Pellet.

Por su parte, el representante legal de la república africana Maurice Kamto calificó hoy esta circunstancia como “no relevante” y aseguró que el palacete “era sólo utilizado para servicios diplomáticos”.

Las vistas orales del juicio de La Haya continuarán esta semana y las partes podrán a posteriori hacer comentarios escritos sobre los alegatos.

Está previsto que la decisión de los magistrados, que establecerá si el alto tribunal de la ONU se declara competente para examinar el caso, se dé a conocer en los próximos meses.

Fuentes de la delegación de Guinea Ecuatorial dijeron a Efe que “Teodorín” se encuentra actualmente en Malabo, capital del país, y que no tiene previsto volver próximamente ni a París ni a Europa, al menos hasta que la CIJ tome una decisión.

 

EFE

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Juan

    (febrero 21, 2018 - 1:51 pm)

    El palacete era del tonto hijo; quien tiene duda, que compare el palacete de París con el resto de locales diplomáticos que tiene Guinea Ecuatorial tiene en todo el mundo, verán que ninguna otra ede tiene similares caractísticas, y que en ninguna otra sede diplomática ecuatoguineana encontrarán vehículos de este calibre.

    Gracias Francia por este juicio, al menos este loco se abstendrá de tales locuras y de viajar a Europa; algunos francos nuestros se quedarán a salvo por este juicio, MUCHAS GRACIAS, PODER JUDICIAL FRANCES.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *