Press "Enter" to skip to content

Problemas y proyectos de la empresa francesa Total en Guinea Ecuatorial

0

 

A pesar del interés manifestado por TOTAL por uno de los bloques, varios incluso, del offshore ecuatoguineano, a ojos del gobierno, tarda demasiado tiempo en decidirse Esto es tanto más evidente, cuando algunos de los activos a los que aspiraba son también apetecibles para otras empresas cercanas al régimen de Malabo.

EG-10  llama la atención.

El bloque EG-10 aparece en la shopping-list [lista de compras, de preferencias] de Total. Sin embargo, la falta de movimientos de Guy Maurice, director de E&P [Exploración y Producción] de Total para África, en este  expediente, irrita al ministro del petróleo, Gabriel Obiang Lima, así como su director de hidrocarburos, Robustiano Ndong Eyegue. Las reuniones o las tomas de contacto se hacen a intervalos muy irregulares y el expediente adelanta muy poco. Guinea Ecuatorial se siente tanto más molesta cuanto otra empresa, muy conectada con el poder en Malabo, consiguió este mismo bloque en la licitación Ronda 2016. Se trata del grupo nigeriano Atlas Petroleum de Arthur Eze, que opera, además, en el contiguo bloque H. Eze obtuvo el permiso en asociación con un socio de envergadura: la empresa surafricana Strategic Fuel Fund (SFF), avalado para la ocasión por uno de los fondos de Estado surafricanos, Public Investment Corp (PIC). Eze puede jactarse también del apoyo sin fisuras que le presta el Secretario de Estado nigeriano del petróleo, Emmanuel Ibe Kachikwu, que ejerce una sutil pero firme actividad de lobbying en Malabo. Total no puede contar, por su parte, con la diplomacia francesa, dificultada en su relación con el presidente Teodoro Obiang Nguema por el “affaire” de los ” bienes mal adquiridos “, en el que la justicia francesa condenó el pasado año, en rebeldía, a su hijo y vicepresidente, Teodorin Obiang Nguema, a tres años de prisión en suspenso.

El plan B de Marathon

Total también ha mostrado interés por los activos de Maratón Oil en el país. La empresa norteamericana, en conflicto periódico con las autoridades locales, es un objetivo prioritario para Total: es el operador de la fábrica de licuación  de EG LNG, uno de los socios de la fábrica de metanol de Punta Europa, y, por último, el principal accionista del yacimiento gasístico Alba. Total intentaría aprovechar la intención de Marathon de dejar el país, reiteradamente expresada por los ejecutivos del grupo ante Gabriel Obiang. Para facilitar el proceso le vendría muy bien constituir una empresa conjunta (joint-venture) con la estatal Sonagas. Dado que los activos de Marathon tienen la consideración de estratégicos para el Estado ecuatoguineano, el gobierno considera imprescindible estar presente [formar parte] de un acuerdo de ese tipo. Sin embargo, hasta ahora, las conversaciones con Total sobre este tema siguen siendo fugaces e imprecisas. Habrá  no sólo que convencer al ministro del petróleo, sino también al presidente del país. Una dificultad añadida: la salida súbita de la dirección de GEPetrol de Antonio Engonga Oburu no cabe esperar que facilite la conclusión rápida de estos acuerdos de ampliación.

 

Fuente: Africa Energy Intelligende, nº 811

Radio Macuto Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: