Press "Enter" to skip to content

Descansen en Paz

0

 

Por José Eugenio Nsue,filólogo

Parece que uno haya visto de todo en la vida pero cuando se trata de Guinea Ecuatorial, mi país de origen; el país de mis padres y los padres de mis padres y los padres de los padres de MIS padres; parece que la realidad supera cualquier ficción y cada día se ve, se vive y se oye de cada cosa.

Ayer, un paisano colgó un vídeo en el grupo “Guinea Ecuatorial” de Lanzarote en el que se veía cuerpos humanos dispersados por el suelo (al menos 3) y rodeados de aldeanos que, entre sollozos y lamentos, intentaban reanimar a algunos que seguían respirando, según los comentarios que se escuchaba; seguro que sufrieron un accidente o que fueron embestidos por algún bruto y salvaje que llevan coches de alta gama que en el país llaman ‘poderosos’ u ‘hombres del régimen’ sin carnet y sin escrúpulos que se dio a la fuga. El coche no paró para socorrer a las víctimas (omisión de socorro). En el acto no se ve ni la policía, ni los guardias o soldados como se llamen; ni la protección civil, si es que la hay; ni ambulancias ni el personal sanitario, ni mucho menos las autoridades ni judiciales ni políticas.

En un país donde hay más militares por cada metro cuadrado y donde uno no puede susurrarle al oído a su mujer sin que aparezca uno de esos elementos que se hacen llamar seguridad para pedirle explicaciones de lo que estaba susurrando a la mujer; ¿cómo es posible que no estén presentes nunca cuando se trata de la gente sencilla y normal la que está sufriendo y necesita auxilio? ¿Cómo se explica que en pleno siglo XXI, 2018, siga habiendo un trato tan inhumano en una sociedad habitada por personas? ¿Qué les conmueve a las “autoridades” y prohombres del gobierno de Guinea? ¿Qué dicen los miembros de la sagrada familia de Akoakam cuando ocurren estas cosas? ¿En qué están pensando, si es que piensan alguna vez? ¿Qué más ha de pasar en ese país para que de una vez la gente ponga el grito en el cielo y tome la determinación de decir que hasta hemos llegado?

Los que yacen en el suelo son jóvenes, probablemente estudiantes, a quienes un depravado mental y un tulido acaba de sesgar sus vidas; ¿esto no le conmueve a nadie en este país? A los flamantes y recién nombrados ministro de justicia, presidente del parlam(i)ento, presidenta del senado, el defensor del pueblo…, ¿no os llegan estas imágenes; no tenéis constancia de estos hechos. Qué hacéis al respecto? ¿Cómo se puede ser tan inhumanos y tan insensibles? ¿Qué es lo que realmente os importa en esta vida?

Me surgen tantas preguntas y me siento tan indignado como frustrado de impotencia; y no me creo que he nacido en el mismo país que muchos, muchísimos guineanos que se han vuelto tan indignos, indiferentes, deshumanizados y desalmados.

El colmo es que casi toda la población ya se ha contagiado de esta forma de ser. Ya a nadie o casi nadie le molesta el sufrimiento ajeno; cada uno va a lo suyo y ni siquiera velan por los suyos.

En el vídeo del que os hablo, los hay que se dedican a grabar las duras imágenes; otros sólo lamentan que no hay coche para llevar a los chicos que seguían vivos; y en el grupo de guineanos de Lanzarote hasta los había que se reían de las imágenes; ¿ acaso había o hay en ese vídeo algo que puede provocar risa, señores? ¿Cómo se puede reír de la muerte miserable y vil de unos jóvenes inocentes?

Sigo preguntándome hasta ahora, de qué materia estamos hechos los guineanos; ¿qué nos ha pasado para llegar a ser como somos los guineanos?

Que descansen en paz esos chavales ‘asesinados’; que encuentren en el cielo el consuelo y el bienestar que no han tenido en el infierno en el que nacieron. Y a los padres, madres y hermanos de los fallecidos, mis condolencias. Que las muertes de vuestros hijos, hermanos o sobrinos no sean en vano. Que el Señor os ampare y os consuele.

Así lo pienso y así lo digo; ¿qué os parece?

Radio Macuto Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: