Buscan a un vecino de Bilbao por cultivar ‘maría’ en Granada

 

El sospechoso, un africano nacido en Guinea Ecuatorial, huyó al ser descubierto por la Policía Local en una casa de la capital con 160 plantas

Por Calos Moran

La casa en la que apareció la plantación de marihuana estaba enclavada en el antiguo ‘barrio de los policías‘ de la capital granadino. No era su nombre oficial, pero sí el popular. La gente llamó así a la zona, situada a espaldas del Hospital de Traumatología, porque en ella residían muchos miembros de las fuerzas de seguridad. Pues el destino ha querido que la mancha del cannabis haya llegado también al ‘barrio de los policías’. Es sólo una anécdota, pero es la demostración de que la expansión de la industria de la ‘maría’ en Granada no respeta nada ni a nadie.

El suceso registrado en el viejo ‘barrio de los policías’ ocurrió a primera hora de la noche y, como suele ser habitual en estos casos, el desencadenante fue el espeso olor a droga que se había adueñado del lugar. Varios ciudadanos alertaron a la Policía Local de la existencia y persistencia del tufo a marihuana. Una patrulla se acercó entonces a la calle que habían señalado los testigos y los acontecimientos se precipitaron.

“Hombre de color”

Los agentes desplazados a la zona en cuestión observaron que había un «hombre de color» que se disponía a entrar en una casa unifamiliar de la que salía un fuerte aroma a marihuana. Al percatarse de la presencia de los policías, el sospechoso cambió inmediatamente de idea y salió por piernas. Una parte de los investigadores corrieron tras él, pero el fugitivo logró perderse entre la gente.

Mientras tanto, otros funcionarios inspeccionaban la vivienda de la que había escapado el individuo fugado. La operación fue fructífera. En el interior del inmueble, los agentes cortaron 160 arbustos de marihuana que estaban repartidos por varias habitaciones.

El huerto interior se alimentaba de un enganche ilegal a la red de suministro eléctrico. En este sentido, la Policía Local avisó a los técnicos de Endesa para que anularan la toma fraudulenta y se incautó de las lámparas que favorecían el crecimiento acelerado de la marihuana, así como de varios ventiladores y aparatos de aire acondicionado, según confirmó el portavoz de la Policía Local de la capital.

Los guardias municipales también encontraron en la casa un documento de identidad del huido, lo que da idea de la precipitación de la fuga… O de la torpeza del sospechoso, un extremo que tampoco se puede descartar.

Despiste o prisa, lo cierto es que el hallazgo del carné permitió a los agentes de la Policía Local constatar que el presunto narcotraficante tenía su residencia fijada en la ciudad vasca de Bilbao y que había nacido en la república africana de Guinea Ecuatorial en 1983, es decir, que tenía 35 años.

Esa información, que a buen seguro ayudará a las fuerzas de seguridad a facilitar la detención del huido, fue puesta a disposición de la autoridad judicial.

 

Fuente: Ideal

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *