Guinea Ecuatorial: el otro Reino de Dios

 

Esperpento, perversión, ironía, sarcasmo, ventilados y pal canasto. Verdades anulados y mentiras punibles,  arrojan verdad de triste mundo detrás de la parte de Dios que no nos resguarda. Los que descienden de belcebú guardarán memoria pastizal de herencia pecaminosa, dolosa y sangrienta. Infierno seguro para los que callan la barbarie y el tormento. Para los inocentes que no pecaron, espalda de la cruz atesoran, con la esperanza de que a la vuelta de golgota, explicación de gloria recompensarán la herencia injusta recibida de perpetuidad
Referencias si no, de los grandes pecadores conscientes después de la revelación y vivencias con quien anunció inmolación por virtud y sacrificio de dolor a favor de su verdugo, y que dejaron legado incluso de moralidad y guía, avalados por la figura púrpura de ejemplo sin igual. Golgota sirvió de tormento, y a la vez para la gloria del desafortunado heredero injusto de la maldición “de la primera creación”

La indominia enmascarada de gloria, será fugaz el resplandor que luce, porque sombras son enmascarados de luces.

No quieran ser rescatados los que con pacto de sangre os alimentábais belcebú. Llévatelos para que sigáis disfrutando en perpetuidad. Llévate a Teodoro Obiang de cabeza, y que en la fila no dejes hambriento de sangrar a los que por ídolo te han tenido. No os decepcioneís los unos con los otros. La cara de la cruz que hicisteis rebotar de sagre, será la vuelta de golgota la que alimentará a los que esperaron, vieron y tuvieron pos azotado a aquel que decidió inmolarse para darte rienda y atesorarte de la pandilla de Obiang y no se quede sin tu sangre desde la cabeza a la cola
¿Es tu otro reino, Dios, el de la guinea que fue de Obiang?
Abel I. Luembe
“Opinión Libre” (O.L.)
Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *