El Presidente de Portugal rechaza recibir una carta secreta del Ministerio de Asuntos Exteriores de Guinea Ecuatorial

 

Por Bárbara Reis

El ministro de Asuntos Exteriores portugués va a recibir este martes a su homólogo de Guinea Ecuatorial, Simeón Oyono Esono, que está en Lisboa en una misión enigmática:  entregar una carta secreta de su gobierno a las autoridades portuguesas.

El encuentro no supondría nada especial en las relaciones entre dos Estados miembros de la Comunidade de Países de Língua Portuguesa (CPLP), si no fuera por el secretismos de Malabo, que insiste en no decir a Lisboa cual es la razón de la visita del ministro o el tema de la carta.

La estrategia guineana ha causado ya un sinsabor al régimen de Teodoro Obiang, Presidente de Guinea Ecuatorial desde 1979: la petición inicial para que el nuevo jefe de su diplomacia fuese recibido por el Presidente  Marcelo Rebelo de Sousa ha sido rechazada. Como alternativa, el Palacio de Belem ha recomendado a Oyono Esono que visite al ministro Augusto Santos Silva.

Para hacer más denso el misterio, el nuevo ministro deberá ir al Palácio das Necessidades [sede del Ministerio de Asuntos Exteriores de Portugal] acompañado por  Murade Murargy, antiguo  embajador de  Mozambique y secretario ejecutivo de la CPLP entre 2012 y 2016. No está clara la razón que hace ir juntos a los dos diplomáticos africanos, aunque Murargy desempeñó hace algún tiempo funciones de asesor de Obiang, han dicho a PÚBLICO tres conocedores profundos de la diplomacia lusófona. Murargy conoce mucho a Obiang (una hija suya está casada con un hijo del dictador de Guinea Ecuatorial) y ha tenido siempre una posición francamente amigable en relaçión con  Malabo, apelando a la  “paciencia” de la CPLP para con el muevo miembro del “club”.

El jefe del Estado portugués no trata asuntos de la política exterior, por lo que, aunque se supiese el motivo de la carta, no sería la persona idónea para recibir a Oyono Esono. En circunstancias especiales, sin embargo, hay jefes de la diplomacia que hacen visitas de cortesía a Belém. Normalmente, eso sucede después de haber hecho reuniones de trabajo en las Necessidades y los diplomáticos van acompañados por el ministro de Asuntos Exteriores portugués.

Entre bastidores, se comenta la posibilidad de que la visita de Oyono Esono tenga que ver con el deseo de Malabo de asumir la presidencia de la CPLP ya en 2020, después de Cabo Verde. Este lunes, el diplomático de Guinea Ecuatorial hizo una visita de 15 minutos a la sede de la CPLP, en el  Palácio Conde de Penafiel, en Lisboa, y, al final, admitió públicamente esa intención:  “Somos el benjamín de la CPLP. Como país que acaba de entrar, estaríamos muy satisfechos de acoger una cumbre de la CPLP”, dijo a los periodistas.

No hay reglas estatutarias sobre esta rotación. La primera presidencia de la CPLP, en 1996, correspondió a Portugal y a partir de ahí le sucedieron:  Cabo Verde, Mozambique, Brasil, São Tomé y Príncipe, Guinea Bissau, Portugal, Angola, Mozambique, Timor-Leste y Brasil, que tiene la presidencia en este momento, sabiéndose que Cabo Verde la asume este verano, cuando acoja la  XII cumbre de jefes  de  Estado y de Gobierno. Las expectativas son que fuese Guinea Bissau quien le sucediese, pero el país arrastra una prolongada crisis política.

Diplomaticos de diferentes Estados miembros han manifestado a PÚBLICO que no comprenden la “prisa” de Malabo, que solo pertenece a la CPLP desde 2014, teniendo en cuenta que las presidencias duran dos años y organizan más de cien reuniones,  a nivel ejecutivo, técnico y de la sociedad civil, lo que exige una cantidad importante de personas de apoyo capaces de hablar y escribir en portugués.

En el momento de la adhesión, el Presidente Obiang tenía un profesor de portugués, pero todavía este lunes el ministro Oyono Esono habló en español para responder a las preguntas de los periodistas en Lisboa. Y fue también en español en el idioma en el que explicó que “abolir la pena de muerte requiere un proceso”, que desde la puesta en marcha de una moratorio “nadie ha sido ejecutado” y que “la pena de muerte es un tema técnico que están tratando el sector judicial y la parte política para conseguir la abolición total”.

 

 

Fuente : Publico

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *