Press "Enter" to skip to content

¡Por vosotros!

0

 

Por José Euegenio Nsue

Muchas veces, el suscribiente ha estado reflexionando por activa y por pasiva sobre la condición humana del guineo ecuatoriano, del nivel de crueldad e insensibilidad de nuestros gobernantes y de la indiferencia de la población, en su totalidad, que ve impasible cómo una oligarquía compuesta por unos desalmados, embrutecidos y demonios donde los haya, que él denomina ‘humanoides’, maltrata a la población y la trata peor que a insectos o inmundicias.

Hasta que ha llegado el fenómeno de los audios en las redes sociales donde muchos guineanos y guineanas que no tenían ninguna posiblidad de poder expresarse, están dando verdaderas lecciones magistrales de coraje denunciando las injusticias que pasan a diario en ese infierno de país y otros que cuentan verdaderas historias desgarradoras, alucinantes e increíbles por inhumanas si no fuera porque son testimonios reales contados en primera persona; uno podría creer que se trata de relatos de Frankenstein o de ultratumba.

Una de esas historias que me ha conmovido es la de la madre que ha contado esos días en las redes sociales que acababa de perder a un hijo en el hospital general de Bata por falta de oxígeno y ella, la madre, tenía dinero para poder pagarlo pero ni aún así y cómo durante los funerales del angelito fallecido que el único pecado cometido fue el de haber nacido en Guinea en tiempos de los NGUEMA y en el seno de una familia pobre, una señora mayor iba recogiendo latas de cervezas vacías con un saco como en las favelas brasileñas para ir a venderlas y así, poder alimentar a su prole.

La otra historia espeluznante es de otra madre guineana que cuenta cómo su hijo de unos treinta y picos de años fue secuestrado por los esbirros del régimen, conducido a las tétricas cárceles guineanas, torturado vilmente sin acusación, sentencia judicial ni cargo alguno; caído en coma por las torturas, llevado al hospital ‘La Paz’ donde murió a consecuencia de esas torturas y, mas encima, para recuperar el cadáver del hijo el hospital le pidió que pagara unos trescientos mil francos.

Anteayer me llegó otro vídeo en el que se les ve a dos adolescentes desnudos siendo linchados públicamente ante la mirada y el jolgorio de los espectadores por los sicarios oficiales del régimen y que después, otro audio cuenta que fueron asesinados después del espectáculo público por orden de los sobrinos del emperador Obiang FOREVER.

Mientras esto ocurre con toda la población guineoecuatoriana, vemos cómo el octogenario y caduco presidente de ese país celebra con pompa y algarabía su cumpleaños con el dinero que podría solucionar esos y otros muchos problemas de los ciudadanos como si tuviera quince años. ¿ Alguien conoce la fecha de nacimiento de algún presidente o rey de los países democráticos? ¿Quién sabe cuándo nació Macron, Angela Merkel, Theresa May, Donald Trump o Pedro Sánchez aunque este último no ha cumplido una semana de presidente, o del rey Felipe VI? ¿ Desde cuándo la fecha natalicia de un jefe de Estado se ha convertido en una fiesta nacional?

Mientras todas esas desgracia y penas les pasa al sufrido pueblo guineano, se ve cómo el sucesor de su padre y al que tildan de vicepresidente y encargado de la defensa y seguridad va ‘fogoneándose’ con fulanas y fulanos de todo el mundo lejos de su país que dice ¿codirigir? y gastándose ingentes cantidades de dinero que seguramente es del Estado guineano. ¿ No hay nadie que le puede decir que así no? Claro, de tal palo, tal astilla.

Otros cuentan que en sus exageraciones y fechorías habituales, habría fallecido un súbdito norteamericano en extrañas circunstancias y que a raíz de ese incidente, el vice de su padre estaría ¿’retenido’? hasta que se esclarezcan lo sucedido. Ese niño grande es incapaz de aprender y de rectificarse; cada vez mete él la pata hasta el fondo y, por el colmo es él mismo quien va difundiendo por los cuatro vientos sus ridiculeces y absurdidades mientras que su madre, la matriarca y la primera en todo, lleva maletas de divisas para a ir a rescatar por tropecientas veces a su “ojito derecho” y no se ha enterado que nadie da lo que no tiene; que con ese niño grande, cincuentón, no sé puede esperar nada positivo.

¿Con los millones que esta familia maldita gasta en pagar multas cometidas por las malas andanzas de toda la saga, los boatos y excentricidades irrelevantes y otras banalidades y monstruosidades propias de mentes huecas, no se podía hacer un gesto en favor del país que tanto les ha dado en forma de hospitales dignos, escuelas en condiciones y saneamiento entre las barriadas de los vecinos y vecinas guineanos? ¿Qué hemos hecho los guineo ecuatorianos para tener a esos tipos de gestores de nuestra nación y hasta cuándo vamos a tener que aguantarlos?

A este niño que murió por falta de un puto oxígeno en todo el país, al otro chaval de 35 años asesinado en las Comisarías siniestras del tirano; a los adolescentes humillados, desnudos, ultrajados y ejecutados públicamente como a Cristo por ¿¿¿haber robado???, al parecer, un televisor a los sobrinos del espectador Obiang FOREVER; a Evaristo Eyaga Sima y a todos y todas las inocentes que a diario están sufriendo la brutalidad y la sin razón de este sistema desde hace casi cincuenta años, todo nuestro reconocimiento de todos los guineanos de bien; que vuestra sangre derramada y las torturas sufridas no van a quedar impunes, ni mucho menos; y allá donde estéis, sepáis que vuestras vidas no han sido en balde. En breve, muy breve, se exigirá y se depurará las las responsabilidades para que vuestra memoria sea resarcida. Y a vosotros, parientes de todos los ultrajados, nuestro apoyo y solidaridad. Sabed que no estáis solos; que vuestro sufrimiento y dolor es de todos nosotros.

Así lo pienso y así lo digo; ¿qué os parece?

Radio Macuto Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: