La maleta sospechosa de los amigos de Lula

 

Las autoridades de Guinea Ecuatorial, en África, vinculadas al ex presidente Lula, fueron detenidas en el aeropuerto cuando desembarcaban en Brasil con una fortuna de 16 millones de dólares. La PF desconfía de que el dinero sería usado en la campaña electoral

Crédito: Ricardo Stuckert

Cuando la limosna es demasiado, hasta el santo desconfía. Este antiguo proverbio se está aplicando al caso de las maletas rellenas con 16 millones de dólares incautados el viernes 16 en el Aeropuerto Internacional de Viracopos en Campinas, en poder de la comitiva del vicepresidente de Guinea Ecuatorial, en África, Teodoro Obiang Mang, de 49 años, el Teodorin. La fortuna estaba dentro de un maletín con 1,4 millones de dólares en efectivo en efectivo y 21 relojes valorados en 15 millones de dólares, además de 55 mil reales. Teodorin es hijo del dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo, que gobierna Guinea desde hace 39 años. El dictador es amigo íntimo del ex presidente Lula y recibió financiaciones millonarias del BNDES para obras en Guinea mientras el PT estuvo en el poder.

Lula también hizo lobby para que contratistas brasileños, como Odebrecht, OAS y Andrade Gutiérrez, realizar grandes obras en países africanos, especialmente en Guinea. La PF sospecha que la fortuna traída por Teodorin en un avión del gobierno africano tendría como destino la campaña electoral en Brasil, ya que los africanos no pudieron explicar lo que harían con el dinero aprehendido en las vísperas de la elección y en un momento en que las campañas están con dificultad para obtener recursos. Además, el dinero no fue declarado y entró en el país como si fuera maleta diplomática, lejos del control aduanero. Teodorin proporcionó una explicación que hasta el más santo policía desconfió: que vino a San Pablo para un tratamiento médico en uno de los pies, rechazándose, sin embargo, a indicar el nombre de los médicos que lo tratar.

El caso comenzó a ganar contornos de escándalo cuando el Boeing 777-200 del gobierno de Guinea Ecuatorial aterrizó en el aeropuerto de Viracopos, a las 9.35 del viernes 16, trayendo a bordo al vicepresidente Teodorin y otros diez asesores. Al llegar al área de desembarque, la comitiva dijo que todas las 19 bolsas formaban parte de la estructura diplomática y se negaron a pasar por los escáneres del aeropuerto. Después de cuatro horas de negociaciones, el equipaje fue inspeccionado. Una de ellas quedó retenida por la Receita Federal. Que contenía una maleta con 1,4 millones de dólares en billetes de 100 dólares, además de R $ 55 mil. También había una caja con 19 relojes, valorados en 15 millones de dólares. El más caro de ellos, todo clavado de diamantes, fue estimado en 3,5 millones de dólares. Total de la fortuna: R $ 72 millones. Como las leyes brasileñas sólo permiten el ingreso de R $ 10 mil, todo fue incautado y depositado en una agencia de la CEF a disposición de la Unión. La PF abrió una investigación y Teodorin puede ser acusado de lavado de dinero. Un delegado de la PF escuchado por ISTOÉ dijo estar convencido de que el dinero iba para campaña electoral de algún aliado del gobierno de Guinea. El presidente de la Asociación Nacional de Delegados de la PF, Edvandir Felix de Paiva, dijo que la entidad está acompañando las investigaciones para proteger al delegado de “interferencias externas” a su trabajo. Los africanos regresaron a Malabo, capital de Guinea, el domingo de madrugada, sólo con los 10 mil permitidos por ley. Un delegado de la PF escuchado por ISTOÉ dijo estar convencido de que el dinero iba para campaña electoral de algún aliado del gobierno de Guinea. El presidente de la Asociación Nacional de Delegados de la PF, Edvandir Felix de Paiva, dijo que la entidad está acompañando las investigaciones para proteger al delegado de “interferencias externas” a su trabajo. Los africanos regresaron a Malabo, capital de Guinea, el domingo de madrugada, sólo con los 10 mil permitidos por ley. Un delegado de la PF escuchado por ISTOÉ dijo estar convencido de que el dinero iba para campaña electoral de algún aliado del gobierno de Guinea. El presidente de la Asociación Nacional de Delegados de la PF, Edvandir Felix de Paiva, dijo que la entidad está acompañando las investigaciones para proteger al delegado de “interferencias externas” a su trabajo. Los africanos regresaron a Malabo, capital de Guinea, el domingo de madrugada, sólo con los 10 mil permitidos por ley.

Las conexiones con Lula

Interrogados, los africanos dijeron que estaban en Brasil para un tratamiento médico de Teodorin, pero no supieron decir el nombre del médico o del hospital. El dinero, según ellos, sería usado en otro compromiso de la comitiva en Singapur, hacia donde irían después. Los policías no se convencieron. Sospechar que los recursos se destinaban a alguna campaña electoral. El ministro de Seguridad Pública, Raúl Jungmann, fue uno de los primeros en sospechar que la fortuna se utilizaría en campañas políticas. “Esa cantidad de dinero vivo causa extrañeza y especie en cualquier momento, electoral o fuera del período electoral. “Es mucho dinero y hay que saber el origen y su finalidad”, dijo el ministro.

Las relaciones del dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo con el ex presidente Lula son antiguas. Cuando todavía era presidente, en 2010, Lula visitó varios países africanos, incluyendo Guinea Ecuatorial, gobernado con manos de hierro por Obiang hace cuatro décadas. Lula fue, incluso, condecorado por el dictador. Cuando estuvo en el gobierno, el petista autorizó préstamos del BNDES para el dictador construir obras de infraestructura. Obiang es considerado el octavo presidente más rico del mundo, según la revista Forbes, con una fortuna calculada en unos 600 millones de dólares.

Pero la relación de Lula con Obiang no se resumió al período en que estuvo en el gobierno. Después, aún en la condición de dirigente del Instituto Lula, el ex presidente visitó países africanos para participar del lobby de contratistas brasileños en el continente africano. El 13 de marzo de 2013, Lula se embarcó en un jet Falcon, fletado por Odebrecht, rumbo a Malabo, capital de Guinea Ecuatorial, para conversar con el dictador Teodoro, que pedía la intervención del ex presidente en la liberación de financiaciones del BNDES para la operación construcción de obras importantes en Guinea. Las empresas brasileñas, como Odebrecht, participaban en los proyectos. En ese viaje, la embajadora de Brasil en Malabo, Eliana da Costa e Silva Puglia, acompañó el lobby que Lula hizo en favor de Odebrecht para la construcción de un aeropuerto en Mongomeyer, cerca de la capital de Guinea. La embajadora relató el lobby en correspondencia a Itamaraty, detallando los pedidos que obiang hizo a Lula para favorecer a Odebrecht. Estos documentos fueron anexados a la investigación que el Ministerio Público Federal abrió en la Justicia del Distrito Federal contra el petista por tráfico de influencia internacional. En cambio, Lula recibía altas sumas de Odebrecht como si hubiera realizado “charlas” en África.

Carnaval en Brasil

Como Teodorin Obiang es tenido como excéntrico, mujeriego y que le gusta ostentar su fortuna, viviendo en lujosos palacios y usando carros carísimos, Lula necesitó dar el “aval” para que el joven hijo del dictador de Guinea se divierte en Salvador. En 2012, Teodorin fue homenajeado por el Ilê Aiyê. Todo el costo de la fiesta fue patrocinado por la OAS, según fue revelado en grapas de la PF en la 14ª fase de la Operación Lava Chorro en junio de 2015. En conversaciones de Leo Pinheiro con el ex director del área internacional de la empresa, Cesar Uzeda, en 2012 , la PF comprobó que los pagos de la fiesta del Ilê a Obiang fueron hechos por la OAS como contrapartida del contratista para obtener nuevas obras en Guinea Ecuatorial. Lula ayudó en esa triangulación, a petición del dictador de Guinea. Pinheiro dijo a Uzeda que el dictador quería hacer un “agrado” al hijo. “Él (Lula) me dijo que nuestro amigo de Guinea vino a pedir apoyo al hijo. Me dijo que fue un llamamiento de padre y que nadie lo atendía. Sólo nuestro Brahma (apodo que él daba a Lula) le dio acogida “. Pero esa no fue la única vez. En 2015, el gobierno de Guinea financió el desfile de la Beija-Flor, en Río, que tuvo ese país como destaque. Siempre con las bendiciones del ex presidente. Como se nota, el dictador de Guinea y su hijo millonario deben mucho a Lula.

Amigo dictador

– En 2010, Lula visitó Guinea y fue condecorado por el dictador Teodoro Obiang Nguema Mbasogo

– Como presidente, Lula destinó recursos millonarios del BNDES para obras en Guinea

– En 2013, ya como lobista de Odebrecht, Lula visitó Guinea para acertar obras en aquel país

– Ahora, el hijo del dictador llega a Brasil con maletines y joyas y PF sospecha que sería para ayudar a campañas políticas

 

Fuente : Istoé

 

 

  • En una entrega de esta página, ya se dijo que había rumores de sospechas de que, el dinero que llevó Nguema podría ser para “financiar algún candidato” a las elecciones presidenciales en Brasil
Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Marta Andeme

    (septiembre 22, 2018 - 4:19 pm)

    El mundo se le queda pequeño al cocainómano de teodorin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *