Resistencia

 

Enhorabuena a los vecinos del barrio de Lampert en Malabo, han demostrado y representan la punta de lanza de lo que el resto de los pueblos de Guinea Ecuatorial deben ser capaces de hacer cuando la situación  llega al límite máximo que humanamente pueda soportarse  como es la actual situación que se vive Guinea Ecuatorial.

En estos momentos de gran incertidumbre política en el País, es cuando los pueblos deben darse cuenta que el poder cuando es utilizado de manera particular en defensa de una familia, clan o tribu se puede destruir y recuperar la auténtica legitimidad de aquel  – el poder – que reside únicamente en ellos – el pueblo – .

Otra noticia reciente y de gran calado político es la leída en estos días respecto de la prohibición a las familias de los presos políticos de CI de visitar a sus familiares en las distintas cárceles donde puedan encontrarse.

Existen dudas muy serias de la desaparición o muertes – asesinatos –  de esos presos, por lo que todos los pueblos de Guinea Ecuatorial deben alzarse y pedir de manera urgente y pacífica, en un primer momento, una prueba de vida de aquellos.Si nos fijamos es la misma situación que la vivida por los vecinos del barrio Lampert.  En este caso, la peculiaridad sería que son todos los ciudadanos, con independencia de su credo, ideas políticas o condición social quienes salgan a la calle a pedir esa prueba de vida de sus hermanos.

Al igual que la policía se retiró ante la presión de un puñado de ciudadanos, de la misma manera se tendrán que quedar quietos ante una manifestación masiva y pacífica de la ciudadanía exigiendo una prueba de vida de todos los presos  políticos encarcelados.

Da igual que la convoque CI o no, el problema es de todos los ciudadanos. Hoy eres tú pero, mañana puedo ser yo o aquel. El problema es de todos los ciudadanos.

La Comunidad Internacional está esperando desde hace tiempo que los pueblos de Guinea Ecuatorial comiencen a tomar el rumbo de sus vidas. Mientras esto no ocurra, se limitarán a hacer recomendaciones para limpiar sus oscuras e interesadas conciencias y seguiremos en manos de los falsos políticos que pretenden, o seguir gobernando o, intentar gobernar en el futuro.

La esperanza se encuentra en estos momentos en la ciudadanía, trabajemos con ella, atendamos a sus requerimientos y necesidades, denunciemos la situación a los cuatro vientos.

Se sabe que se necesita a la Comunidad Internacional. Es una evidencia pero, tengamos siempre en cuenta que aquella siempre se mueve detrás de los acontecimientos, nunca delante. De lo contrario, viviríamos en otro mundo mucho más feliz y mejor pero, como vivimos como vivimos, seamos consecuentes y salgamos a la calle para que esa Comunidad Internacional, imposible de gobernar,  empiece a respetar a la Comunidad de Pueblos de la República de Guinea Ecuatorial.

 

El transeúnte

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *