Activista golpeado y apuñalado en Guinea Ecuatorial-Human Rigts Watch

 

Un defensor de los derechos humanos de Guinea Ecuatorial ha acusado a agentes de la seguridad vestidos de paísano de golpearle y acuchillarle el pasado sábado, según organizaciones internacionales, entre ellas Human Rights Watch (HRW) y Amnistia Internacional.

Lusa

El vicepresidente del Centro de Estudios e Iniciativas para el Desarrollo (CEID), Alfredo Okenve, ha contado que los dos hombres le forzaron a abandonar su coche apuntándole con un arma y que, después de golpearlo y acuchillarlo en una pierna, lo abandonaron en un área deshabitada, revelan hoy en un comunicado conjunto HRW, EG Justice, Amnistia Internacional, la Asociación para los Derechos Humanos de España y CIVICUS.

Los agentes de la seguridad estarían buscando a su hermano, dirigente de un partido político de la oposición, pero siguieron golpeando a Okenve incluso cuando confirmaron su identidad, puede leerse en al comunicado enviado a la agencia Lusa por HRW.

Guinea Ecuatorial forma parte de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa, junto con Angola, Brasil, Cabo Verde, Guinea-Bissau, Mozambique, Portugal, São Tomé y Príncipe y Timor-Leste.

El ataque (…) parece ser el intento más reciente del Gobierno para silenciar por la fuerza a la disidencia” ha acusado el director de EG Justice, Tutu Alicante, citado en el comunicado, entidad especializada en el seguimiento de los abusos a los derechos humanos en Guinea Ecuatorial

Miembros de EG Justice han hablado con Okenve, vice-presidente de CEID, tras el incidente.

Okenve estaba en un coche con uno de sus hermanos, ha manifestado él mismo, y se dirigía a casa de su familia en Newtown, un barrio de Bata, la mayor ciudad de Guinea Ecuatorial cuando otro vehículo bloqueó el suyo. Era un coche de la misma marca y modelo que utilizan habitualmente los agentes de la seguridad del país.

Dos hombres armados, de paisano, lo abordaron, le dijeron que estaba detenido y comenzaron a golpearlo. Uno de ellos le amenazó con matarlo si se resistía, contó el activista.

Para demostrarle que llevaban un tiempo vigilándolo, los hombres le mostraron una foto de su hermano, Celestino Okenve, lo que le llevó a pensar que los hombres habían secuestrado a una persona equivocada, contó Okenve a EG Justice.

El hermano, Celestino Okenve, es miembro de la oposición democrática y dirigente del grupo Unión Popular.

El activista fue llevado hasta un área forestal alejada, tapándole la boca con un trapo. Le quitaron los anillos, volvieron a golpearlo con las pistolas y con varas por todo el cuerpo, incluso en las plantas de los piés, en las piernas, en la cara y en los brazos. Las fotografís que ha proporcionado concuerdan con este relato, señaló HRW.

Antes de abandonarlo, le hirieron en la pierna izquierda. Los hombres se quedaron con sus documentos de identificación y el teléfono móvil, diciéndole que los necesitaban para investigar su contenido.

Este ataque físico contra Alfredo Okenve no debe quedar impune”, afirmó la activista de Amnistia Internacional en África Ocidental Marta Colomer.

“Los defensores de los derechos humanos y los activistas de Guinea Ecuatorial están haciendo un trabajo legítimo. Las autoridades deben tomar las medidas necesarias para que puedan seguir trabajando con seguridad, sin amenazas, ni ataques o otras formas de acoso”, defendió.

 

 

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *