Fabián Nsue Nguema quiere asumir la defensa por los secuestrados en Togo

 

A raíz de la información surgida, hace varias semanas, sobre el presunto secuestro de Fulgencio Obiang Esono y Francisco Eko Micha, traídos a Guinea Ecuatorial desde Togo por las fuerzas de Seguridad del Estado, el abogado Fabián Nsue Nguema, defensor de los perseguidos por la dictadura en el país, ha presentado un escrito al Juzgado Militar Eventual que se encarga de las causas políticas contra los dirigentes y militantes de la oposición. El escrito se presentó ayer, 1 de noviembre, pero fue rechazado sin más por el funcionario militar encargado de la sección de Registro de documentos, motivo por el cual el letrado lo envió por la vía postal, como lo admite la ley.

Se reproduce, a continuación, dicho escrito:

«AL JUZGADO MILITAR EVENTUAL EN EL MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL

Fabián-Nsue NGUEMA OBONO, abogado en libre ejercicio del Ilustre Colegio Nacional de Abogados de Guinea Ecuatorial, con el número 20 de colegiación, con residencia en esta capital; al Juzgado Militar Eventual en el Ministerio de Defensa Nacional, velando en pro de los derechos fundamentales de las personas, como más procede en Derecho, comparezco y DIGO:

1º.-Que, en mi calidad de defensor de los derechos fundamentales de las personas, de fuentes bien enraizadas, he tenido acceso a una información que confirma la presencia en la cárcel de Black Beach, de esta capital, de dos ciudadanos guineanos que corresponden a los nombres FULGENCIO OBIANG ESONO, oriundo del distrito de Ebibeyin, repatriado de Italia a través de Togo, y FRANCISCO EKO MICHA, oriundo del distrito de Mikomeseng, repatriado del Reino de España; ambos en situación de privación de libertad incomunicada, esposados y sometidos a fuertes torturas y carentes de asistencia médica y letrada, sin que tengan conocimiento de su paradero ni amigos, ni conocidos ni familiares de los mismos desde hace varias semanas.

2º.-Que, como consecuencia de las publicación del último indulto presidencial, en el llamado “Caso Cirpiano Nguema Mba”, se puso en libertad al mismo Cipriano Nguema Mba y a Ticiano Obama Nkoha Mbengono, dejando en prisión continuada a los llamados Timoteo Asumu Asaga y a Antonio Nconi, sin que se llegara a dar explicación alguna del porqué de tal situación, a pesar de que los cuatro habían sido condenados por la misma causa.

3º.-Por otra parte, nos ha llegado información sobre la detención y encarcelamiento de una señora llamada Dominica Nfono; esta señora venía trabajando como moza de limpieza en la cárcel pública de esta capital; al parecer, la acusan de haber divulgado sobre la presencia de los dos ciudadanos guineanos arriba mencionados en la cárcel pública. Fuentes bien confirmadas dicen que esta señora acaba de dar a luz y está criando.

Por todo cuanto antecede y, en atención a que a todo alto se viene pregonando que nuestro país, Guinea Ecuatorial, es un ESTADO DE DERECHO, a este Juzgado Militar Eventual, SUPLICO:

1.-Que, una vez presentado este escrito, se digne admitirlo y, en base a lo dispuesto en el artículo 520 de la Ley Enjuiciamiento Criminal vigente en la República de Guinea Ecuatorial, se brinde a favor de los señores D. Fulgencio Obiang Esono y D. Francisco Eko Micha todo el trato previsto en el precepto arriba aludido y a aquellos otros que pudieran encontrarse en situación semejante por imperativo del artículo aludido y de equidad.

2.-En relación a los señores D. Timoteo Asumu Asaga y D. Antonio Nconi, se reconsidere la situación jurídico-penal en la que se encuentran los mismos, aunque se por razones humanitarias y equidad.

El letrado que suscribe se presenta como voluntario para llevar a cabo la asistencia letrada de los señores arriba mencionados en el marco de lo previsto en el artículo 520 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal.

Es de justicia lo que pido en la ciudad de Malabo, a 1º del mes de noviembre del año 2018,

EL LETRADO.»

 

Fuente : CPDS

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Ven Nsue Osa

    (noviembre 2, 2018 - 1:42 pm)

    Muy bien. Fabian siempre defendió casos similares y de manera desinteresada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *