Europa en decadencia, la inmigración como excusa

Por José Eugenio Nsue

Cómo somos fáciles de engañar, los africanos; cada vez hacemos méritos y honor para que todos aquellos fascistas y racistas que afirman que África, los negros africanos somos incapaces de usar y utilizar nuestra inteligencia y el raciocinio para desarrollar nuestras sociedades, vivir como humanos y entrar en el tren del progreso, tengan razón. Esta incapacidad cognitiva que se nos atribuyen a los negros africanos, o a los africanos en general, es lo que hace que seamos vulnerables, manipulables e ingenuos.

Hace unos días, está circulando en las redes sociales unas incendiarias declaraciones de los políticos italianos: Luigi Di Maio, Vicepresidente del Consejo de ministros, del Movimiento 5 Estrellas, y Matteo Salvini, ministro del interior, de Liga Norte. Ellos culpan a Francia del fenómeno inmigratorio africano y la acusan de neocolonialista; de arruinar a África con la imposición de una moneda, el Franco Cfas, que no aporta ningún beneficio para el continente…; y ahí están todos los africanos casi compartiendo dichas declaraciones infames como si nos aportasen algo nuevo ni beneficioso, el maestro licenciado Francisco Ela Abeme y el director de Radio Macuto, Josimar Oyono, han hecho sendos y certeros alegatos contra dichas declaraciones; menos mal.

Francia expolia África desde hace más de dos siglos, eso lo saben hasta los analfabetos; ¿y? Francia patrocina, consiente y favorece las dictaduras africanas y las sostiene y manipula a su conveniencia, eso lo saben hasta los chimpancés y orangutanes de la selva tropical; ¿y qué? Todos los gobiernos franceses sean de izquierdas o de derechas asesinan con la complicidad de los propios africanos con golpes de Estado a todos aquellos políticos africanos que no se dejan someter por ella; asimismo, obstaculiza e impide el ascenso de otros que tienen criterios propios, ideas, fórmulas y preparación acreditada para el progreso de sus países si no son admitidos por ellos, lo que es sabido por todo africano mínimamente avispado, informado; ¿y qué? Que lo digan unos políticos racistas, ultranacionalistas, antieuropeos como son el Movimiento 5 Estrellas y Liga Norte; aquellos que están negando todo auxilio a los inmigrantes perdidos en el mar abierto contraviniendo todo el Derecho Internacional y contra todos los Convenios de Cooperación internacionales, que expulsan a todos los inmigrantes ilegales del país, mandan cerrar los albergues de inmigrantes y les niegan cualquier asistencia, ¿en qué beneficia a África? Es pura demagogia.

Ahora africanos, el año pasado fueron asiáticos de Siria, Palestina, Líbano, Irak, etc; lo cierto es que toda Europa occidental le importa muy poco el tema de la inmigración, no ve con buenos ojos la presencia de inmigrantes en sus países; no le interesan los problemas de los países tercermundistas de donde proceden los inmigrantes; problemas creados en gran parte por ella. Europa entera se desangra por falta de políticos de talla como lo fueron Konrad Adenauer, Willy Brandt, Helmut Kohl de Alemania; Charles de Gaulle, François Mitterand de Francia; Felipe González, José María Aznar de España; Margaret Thatcher o Tony Blair de Inglaterra; Mario Alberto Nobre Lopes Soares, Jorge Fernando Branco de Sampaio, Durão Barroso, Antonio Guterres de Portugal; políticos con un espíritu solidario y decididos a hacer aún más grande y fuerte el continente europeo además de defender los legítimos intereses de sus respectivos países; los países grandes e industrializados decidieron ayudar a los más atrasados (Grecia, España, Portugal, Polonia…) para que no hubiera dos Europas; vaya si lo lograron; se conjuraron a desterrar las hachas de guerras fratricidas que asolaban el viejo continente y el mundo entero. De aquella Europa solidaria de los años 50 y 90 a la actual que se está autodestruyéndose con el ascenso de nacionalismos xenófobos, excluyentes y racistas que creen que todos los problemas que padecen sus naciones los crean los inmigrantes y vecinos y la solución a los mismos pasa por cerrar las fronteras, construir muros, independizarse y reventar la Unión Europea que tanto costó formar.

Se mire donde se mire no hay actualmente un solo líder europeo con la talla de aquellos constructores y creadores de la Unión Europea. Europa está en crisis, está decadente en todos los aspectos, político-ideológico, moral-cívico, social-económico sobre todo, está en una profunda crisis de liderazgo; no hay ningún solo país actual europeo con un dirigente que sea capaz si quiera de poner orden en su propia casa: Macron está con el agua hasta el cuello con los ‘Chalecos amarillos’ que han puesto a todo el país patas arriba; el doctor Sánchez prefiere estar fuera del país porque es incapaz de controlar a todos los enanitos que le están multiplicando; si no son los independentistas catalanes son taxistas y si no, son sus propios barones del partido socialista que piden la inmediata aplicación del artículo 155 y no entienden lo que hace ni lo que dice; Theresa May está más pa allá que pa acá con su Brexit y los diputados de su propio partido que la están haciendo la cama; Angela Merkel viendo cómo se ha fraccionado el Parlamento con la irrupción de partidos multicolores, algunos de corte fascista y populistas, los socialdemócratas hundiéndose casa vez más y su partido también, ha tirado la toalla y ha anunciado que lo deja; Giuseppe Conte y su par Matteo Salvini creen que seguimos en la época de Benito Mussolini y están recreando el fascismo con su exaltación nacionalista.

Con esos mimbres, ¿qué se puede esperar de esos políticos europeos en la solución de los problemas de los problemas africanos y los de la inmigración? En toda la existencia de la Unión Europea, los gobiernos que la componen no han sido capaces de tomar una sola iniciativa ni resolución para tratar de ayudar realmente África para que de una vez pueda desarrollarse humano, social, económico y democráticamente; no les conviene, sólo buscan sus intereses y beneficios. El caso de Venezuela es el claro ejemplo de la hipocresía e indiferencia de la Unión Europea. Tras varios muertos de venezolanos que claman y luchan por la libertad y la democracia en su país, ¿qué dice la Unión Europea?: se pone de perfil y se limita a decir vaguedades típicas de la diplomacia europea para no hacer nada. En definitiva, toda Europa participó en la repartición, el sometimiento y el expolio de África, Italia incluida; sigue sometiendo y expoliando África, Italia incluida; y no está dispuesta ahora a participar en su reconstrucción. Europa conoce las causas que provocan la inmigración africana, desde la pobreza, las guerras inútiles, las dictaduras y la falta de libertades y el respeto de los DDHH, hasta las enfermedades. Para Europa, África es su despensa y los europeos saben buenamente que si África se levanta, cuando África se levante y se desarrolle será el final de la hegemonía europea, la economía europea se resentirá enormemente porque muchas de las materias primas que se necesita aquí para su industria, petróleo, coltán, oro, diamante, madera, pesca, cobre, gas… provienen de Africa; la mano de obra también; muchos de los trabajos que los europeos no quieren hacer o no pueden cubrir por falta de trabajadores ya que los europeos no quieren tener hijos y cada vez la población se envejece, los africanos son los que los cubren.

Uno no deja de sentir vergüenza ajena. Estamos viendo cómo los actuales dirigentes europeos nos tratan, a los africanos, como las monedas de cambio, juegan con nosotros para ganar a sus ciudadanos, y algunos nos tratan como apestados y mientras, nuestros gobernantes pasan de todo, no se dan por enterados y no se sienten aludidos, ni tampoco hacen nada para defender a su población y trabajar para que los africanos no nos veamos forzados a huir de nuestros pueblos y venir a pasar las vergüenzas, humillaciones y malos tratos; enajenados, se eternizan y se atrincheran en el poder para no hacer nada; saquean y roban a sus propios países para luego venir a guardar lo rajado a Europa; no son capaces de construir hospitales, universidades, escuelas dignos pero, cuando se ponen enfermos corren hacia Europa para curarse y mandan a sus hijos a venir a estudiar en Europa; ¿y dicen amar y querer África? ¿Qué hace y dice la inservible Unión Africana? Sinvergüenzas.

Así lo pienso y así lo digo; ¿qué os parece?

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *