El pozo más grande del Mundo

Por Gemma Almagro

Había una vez un pozo
muy grande
que no tenía arena 
sino agua
y cientos de niños
caían en él
y se morían
pero no había cámaras
y a las máquinas
y a los barcos gigantes
no les dejaban 
salvar niños ni grandes
pero no era importante
porque las personas en su sofá 
no podían verlo
y los señores que mandan
miraban hacia tierra firme
para no tener que ver 
el mar,
y si de algo se enteraban
hacían como si nada
y así todo el mundo 
podía ser feliz
porque los niños muertos
no entraban en sus casas
ni en sus oídos
y se morían discretos,
sin hacer ruido,
solitos,
en el agua.
Bajo las olas.
Entre los gritos de papá y mamá.
Con la ropa mojada.
Se morían los niños.
Se morían despacio.
Porque no sabían nadar.
Porque eran invisibles.
Pero no pasaba nada.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *