La Carta que lleva la firma de Trump

Resulta que, el sátrapa ,Teo Obiang  teme más a una cartita con la firma de Trump que las opinions y preocupaciones de tantos  guineoecuatorianos reflejados en varios medios .Tiene miedo del Mundo Internacional que , hace poco dijo que no vivía de él , sino del Mundo nacional que no presta atención alguna. Éste es el contradictorio melandro de Akoakam.Una carta que ha subido la tensión y ha puesto el “cagómetro” en funcionamiento

¿No será que esa carta lleva una amenaza intrínseca que , no ha trascendido al resto de los mortales y que por tanto, solo nos hablan de “nimiedades protocolarías” que, también estan en ella? Que la hagan pública, si pueden

 ¿Qué tienen que ver las “niñas cotonú” que, han practicado la venta ambulante en Malabo toda la vida y las mozas de limpieza con “color de pan” en el hotel Moka, por ejemplo?

En un momento en que la gente sufre de un desempleo casi crónico, los negocios de los prohombres en nuestro país emplean exclusivamente mano de obra extranjera que consideran y dicen ellos que, es  barrata; y con el matiz de que, en la mayoría de las veces se niegan hasta para pagar los servicios y cuando esos expatriados se quejan, van y los encierran, sea en Black Beach, sea en Guantánamo.

Esos negocios varían ,desde empleados de pequeños talleres mecánicos hasta mozas de limpieza en los hoteles. Sin embargo, el grupo que más se nota en el país es el de las mozas de “limpieza” ,de raza blanca ,en los hoteles que han sido vistas en lugares remotos como en Oyalá o en el Hotel Moka; siempre en Hoteles pertenecientes a los Prohombres del Régimen de Malabo. Pasa que esas chicas, algunas muy jóvenes, parecen “limpiar” otras cosas por las noches, porque las nativas no entienden cómo es que, con el desempleo que hay en el país, se esté trayendo “mozas” de Israel,Paraguay,Panamá, etiopia o filipinas para limpiar los hoteles y restaurantes en Guinea Ecuatorial, bajo las narices de los Nguema, quienes dicen en la tele que, “están luchando día y noche contra el desempleo“.

Todo aquel que ha querido o podido escuchar a esas chicas sabe de lo mal que lo pasan. Son esclavas sexuales, traídas de diferentes partes del mundo con contratos lucrativos que al llegar a Malabo se rompen. Para las que se rebelan, tienen la cárcel como recompensa y amenazas diarias para el resto. Las chicas no tienen escapatoria porque se aseguran sus “amos” de que estén indocumentadas al llegar y sin la minima posibilidad de iniciar una acción legal contra los que las condujeron al cautiverio. “Trata de blancas

Está tambien el tema de los deportados forzozos. La misma policía cobra a los que llegan en los puntos de entrada clandestinos y una vez saben que, ya hay una cierta cantidad en las ciudades, les empiezan a perseguir como si fueran animales. Para los que tienen la suerte de ser deportados al llegar a su país cuentan lo que han vivido en Guinea Ecuatorial, describiendo un verdadero infierno. Eso tiene su calificativo, pero “panafricanismo” no puede ser

Pues, nada, estamos en 2019, en el apogeo de las tecnologías. La gente habla, los telefónos graban, hay cámaras ocultas y no ocultas por todos los lados… Trump se informa, escribe su cartita y para más INRI, la firma con su pulso, la entrega a un emisario del dictador para que se la haga llegar… “cansao ya!”

 Y cunde el pánico, la gente suda, el primer ministro tartamudea ante las cámaras; hay que hacer algo, se ha de metir –cosa habitual- , pero ni con esas. Están a la luz. El cagómetro sube las agujas. Se quiere minimizar la carta señalando a las “niñas Cotonú”. Todo el mundo sabe que no son las únicas menores que venden artículos varios en las calles de las grandes ciudades del país. “Hay que sensibilizar a  lo gobernadores  “, dice el primer ministro. ¿Se va a pasar toda la vida sensibilizando a los gobernadores? ¿Ya no tenemos otra cosa que hacer?

Niños en edad escolar vendiendo en las calles de Malabo

El cagómetro sigue subiendo , el dictador sale apresuradamente, sin despedir  y se va a Nueva York. Asiste a la sesión del consejo de seguridad de las naciones unidas; donde habla del “mercenariado”, sin especial mención a los suyos- Bono, Moratinos, Inda, los lobbies de España, los angolanos, los israelitas de las academias de mierda, los ugandeses que se quejan de que las condiciones firmadas en los contratos no se cumples; los marroquiés, casi un batallón que estuvieron  y violaron pueblos enteros, los ruandese que recientemente ha ido a solicitar….-Los mercenarios de Obi, no han sido mencionados.

¿Por qué cada vez que surge la extrema necesidad de dar explicaciones al Pueblo, aunque echando siempre los balones fuera, los verdaderos afectados nunca dan la cara?

¿Por qué los niños robados en otras parte son traficados en Guinea Ecuatorial y no se quiere hablar de eso? Se puede leer aquí:

https://elpais.com/elpais/2012/06/13/africa_no_es_un_pais/1339567838_133956.html

¿Los prohombres que trafican con jóvenes latinoamericanas, etíopes y más, se les lleva ante la justicia cuándo? ¿Esos mamarrachos no saben que sus propias victimas les delatan ante la comunidad Nacional e Internacional por el mal trato que reciben en Guinea Ecuatorial?

…Estas y otras preguntas ; mientras, el cagómetro sigue subiendo

**Cagómetro, acuñado por esta página,dícese del aparato que mide la cagalera provocada por una metedra de pata o por una presión sin precedentes del Mundo internacional

Para Radio Macuto, Tito Bomabá

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Sexy Mulata

    (febrero 5, 2019 - 5:17 pm)

    Aaaah, Obiang y sus paranoías

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *