Irregularidades en el desempeño

Por Celestino Okenve

Hoy hemos tenido conocimiento de dos ceses importantes, el de Lucas Abaga Nchama, ministro de Economía y Hacienda y el de Hermogenes Nzang Esono, director Ejecutivo de GECOTEL, la versión privatizada que quedó reducido Correos en Guinea y que no funciona, como ya informé en 2011.

En las fotos se ven los escritos de los dos decretos presidenciales. La parte más llamativa es la irrregularidad sintáctica en el comienzo del segundo párrafo de ambos escritos, donde pone “por irregularidades COMETIDO”: aquí no hay concordancia de género pues “irregularidades” es femenino y “cometido” es masculino, ni hay concordancia de número, pues “irrgularidades” es plural y “cometido” es singular. Lo correcto debía ser “irregularidades cometidas”.Llama mucho la atención que un decreto del dictador cesando a su ministro de Economía contenga un error de este calibre. Parece que el general ya no tiene quien le escriba los decretos.

Además de las anécdotas de los errores sintácticos, hay un detalle que sí es importante en el documento. El cargo de ministro es un cargo de confianza. Un jefe de gobierno nombra a su ministro por confianza hacia él y le destituye por la falta de confianza. No hay que explicar cual ha sido la causa.Cuando el dictador explica que destituye a ambos colaboradores, uno de ellos de máxima confianza, está cometiendo un error de procedimiento. No debe calificar que ha habido irregularidades cometidas por ambas personas puesto que con ello viola el principio de presunción de inocencia.

Las irregularidades deben investigarse por la vía administrativa y judicial si la primera revela indicios de delito. Y sólo cuando ambas investigaciones establezcan que hubo irregularidades es cuando puede afirmarse que las hubo. Pero mientras tanto solo se puede hablar de presuntas irregularidades.Pero ,es que incluso cuando el juez determine que hubo irregularidades que fueron delitos, el documento de cese no debe jamás reflejar tal extremo.

Si Abaga Nchama y Nzang Esono han cometido irregularidades, eso es responsabilidad del que les nombró y no basta un simple cese: debe ponerse el asunto en manos de los jueces para que investiguen y los lleven a juicio si ha lugar.

La misma dictadura es una irregularidad en sí misma. Todos los días están cometiendo irregularidades las más instancias gubernamentales. Como es el caso del hijo del dictador llamado como su padre, Teodoro.

Teodoro, alias Teodorín, desde que su padre le puso como responsable en diversos ministerios, ha estado cometiendo irregularidades de gran calibre y éstas sí que están ampliamente documentadas en dos procesos judiciales en Estados Unidos y Francia y alcanzan la categoría de delitos de corrupción dentro del país y lavado de dinero fuera del país.

Siguiendo con esa lógica de cesar por irregularidades, este hijo del dictador, elevado a la categoría de vicepresidente como muestra de la absoluta falta de respeto del dictador para con los guineanos, debe ser CESADO POR IRREGULARIDADES DELICTIVAS PROBADAS. Teodoro Nguema Obiang Mangue, el gigolo hijo del Golfo de Guinea, DEBE SER CESADO POR IRREGULARIDADES MANIFIESTAS Y REPETITIVAS.

El FMI estableció para Guinea una hoja de ruta a seguir si Guinea quería recibir del Fondo una inyección importante de dinero. Le exige realmente un ajuste estructural bis para que sanee su economía reduciendo gastos. El encargado de negociar con el FMI era el ministro de Economia, Abaga Nchama, antiguo Director del Banco de los Estados del Africa Central BEAC. En días pasados el ministro iba a visitar la sede del FMI en Washignton, pero el dictador o su hijo o su mujer le impidieron realizar ese viaje cuando estaba a punto de tomar el avión. Finalmente ha sido cesado con acusaciones no demostradas que indican la baja categoría moral de la familia del déspota, que se ha servido del primer ministro para ejecutar la “condena”. A Teodorin y a su madre no les gustan hombres con ideas que las defiendan.

Las dificultades que tiene la dictadura para someterse al ajuste del FMI, se argumenta como telón de fondo para la destitución de Abaga Nchama, que exigía la puesta en marcha de las medidas y solventar en parte la crisis de liquidez del gobierno de Obiang. Pero otros creen que ha habido otras razones. Otros creen que el dictador le hace culpable al ministro de la falta de fondos para pagar los gastos de energía por parte de varios ministerios y organismos oficiales.

Un ministro de Economía es, como todos los ministros salvo Seguridad e Interior, un convidado de piedra. Las decisiones las toma en realidad la familia de la perversa trinidad. Por los datos que vamos teniendo, por la absoluta falta de concordancia de género y de número de sus elucubraciones mentales, la trinidad está actuando en el acto final de una tragedia cuyo desenlace nadie conoce.

Guinea-Ecuatorial.net

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Pepin

    (abril 11, 2019 - 6:26 pm)

    Estoy de acuerdo con tu análisis, es coherente y constructivo. Sin embargo no se le puede pedir al satrapa de pensar con coherencia puesto que es pedirle algo que no esta a su alcance.
    Desgraciadamente, se han acostumbrado a que nadie les oponga resistencia; cuanto a la manera de discurrir. Pidiéndole a la santa trinidad de discurrir??? Cosa que no disponen por la simple razón que las facultades están alteradas.
    Tendríamos que analizar sus edades mentales para llegar a la conclusión de causa y efecto. Un chiquillo de seis anos en escuela maternal sabe discurrir y mantiene con coherencia un discurso objetivo. La pregunta que deberíamos hacernos, es … en que escuela fueron estos incapaces??

    EDU MOTOHO

    (abril 12, 2019 - 11:32 am)

    Lo mas gracioso es que EL ANGEL DE LA MUERTE de Guinea ecuatorial, nunca ha tenido tiempo para leer, pero firma todos los dias, hasta firma la distribucion de chiringitos en el paseo maritime.
    esta familia acabara en la calle pidiendo limosna, cean me.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *