La precaria situación escolar en Annobón

Por Corresponsal

La educación –como uno de los derechos fundamentales para los ciudadanos— no está disponible en Annobón desde hace décadas y, por lo tanto, no se pueden esperar grandes cambios caritativos que vengan de la mano del actual Ministro de Educación, D. Clemente Engonga Nguema Onguene, en estos momentos.

Pero, ¿por qué decimos y afirmamos que D. Clemente Engonga Nguema Onguene, Viceprimer Ministro Primero y Ministro de Educación, Enseñanza Universitaria y Deportes no puede cambiar nada en el sector de la educación ni en ningún otro lugar donde le designen? Pues en gran medida por sus desventuradas hazañas, por su incapacidad, y porque no sabe hacer otra cosa más que amañar los votos de los ciudadanos a la hora del escrutinio, para dar victorias fraudulentas al PDGE y a su amo Teodoro Obiang Nguema Mbasogo.

El colegio nacional de Annobón Manuel Castillo Barril no es un colegio electoral que se pueda utilizar a capricho. Fuentes de toda confianza atestiguan que el centro educativo Manuel Castillo Barril carece actualmente de cuartos de aseos y de agua potable desde que ha dado inicio el ejercicio escolar del año 2018-2019, y que ya pronto culmina. El centro educativo nacional Manuel Castillo Barril carece de todo. Esta desventajosa situación obliga a los docentes de todos los niveles, y a las niñas y niños, a abandonar el recinto escolar durante las horas de clase para ir a hacer las necesidades en sus casas y para ir a beber agua.

Las carencias se producen también con respecto al cuadro de profesores: tenía que haber en la actualidad un total de cuatro profesores cubanos destinados a impartir las clases a alumnas y alumnos de diferentes niveles en dicho centro y, por falta de presupuesto y viviendas sociales en Annobón en donde alojarles, únicamente aparecieron dos profesores para cubrir las plazas. Se trata de los expatriados cubanos D. Urbano Tamayo Lamba y D. Daniel Alfonso Falcom respectivamente. Cabe resaltar igualmente que hay un ciudadano guineano destinado en Annobón por el Misterio de Educación para impartir su especialidad a los alumnos. El ciudadano obedece al nombre de D. Daniel Sokoliché, profesor de inglés, quien no está siendo capaz de afrontar sus gastos de permanencia en la isla y, con la miseria de nómina que firma y percibe, no puede mantenerse. Al parecer, los gastos del docente corren, actualmente, a cargo de un ciudadano de la isla. Ignoramos las razones por las que el ciudadano se ofrece a correr con los gastos del docente. Lo que sí podemos afirmar es que el ciudadano es un individuo que ostenta cargos suntuosos al servicio de Teodoro Obiang.

Lo que está sucediendo con los alumnos del centro de nivel Prescolar en Annobón puede ser más preocupante todavía, porque se trata de las vidas de los más pequeños, es decir, niños de entre 2 y 5 años, y que se encuentran totalmente desprotegidos por parte del ministerio tutor que sería responsable de su educación. Dicho centro de Prescolar carece de agua potable y de ventilación apropiada. Los niños reciben las clases sentados en el suelo. No hay un espacio para jugar durante el tiempo de receso. Los cuartos de aseo están todos bloqueados a falta de agua. El centro Prescolar de Annobón no está vallado, a pesar de encontrarse en un espacio donde circulan vehículos, ni está visible una señalización que alerte a los conductores de la ubicación de un centro educativo.

El centro educativo nacional Manuel Castillo Barril alcanza únicamente el nivel de tercero de ESBA, y nada más. Y, ¿qué queremos decir con eso? Pues que cualquier joven que logra alcanzar dicho grado y quiere seguir estudiando, pero se encuentra con este obstáculo de falta de continuidad y no tiene parientes en Malabo ni está a su alcance otra alternativa que le permita trasladarse a otro lugar para continuar sus estudios, obligatoriamente frustra su carrera y pierde su futuro, gracias a la administración del PDGE.

El llamado Centro de Formación Profesional, mal construido e inaugurado en Annobón, tampoco funciona hasta la fecha.

Queremos alertar, con esta nota, de la alarmante realidad que se vive hoy en día en la parte insular de Guinea Ecuatorial, donde la miseria y el atropello a los Derechos Humanos provocan calamidad a toda la población y atentan contra el bienestar de niñas y niños. A tal efecto, afirmamos que no hay esperanza alguna de un futuro loable para los jóvenes anoboneses residentes en Annobón.

Ante la precaria situación que atraviesan las alumnas y alumnos en el sector de educación en la provincia isleña de Annobón, procedemos a alertar de dicha situación a los honorables Diputados de la cámara baja D. Crescencio Tamarite Castaño, D. Dámaso Coral Zamora y D. Horencio Bárcenas Palas, así como al Senador de la Cámara alta D. Manuel Cánovas Ballovera, para que también hagan eco de tal situación.

La sorpresa es que todos ellos, incluyendo el Presidente Distrital del PDGE de Annobón, D. Francisco Morgades Manel, así como la Presidenta de la Comisión de Seguimiento del PDGE de Annobón y Ministra de Pesca y Recursos Hídricos, Dña. Adoración Salas Chonco, están al tanto de la situación y sobradamente informados. Pero según los Señores D. Francisco Morgades Manel, D. Manuel Cánovas Ballovera, D. Damaso Coral Zamora, D. Crescencio Tamarite Castaño, D. Horencio Bárcenas Palas y Dña. Adoración Salas Chonco, “no disponen de ninguna capacidad institucional para denunciar en ninguna parte para que surta efectos”.

Ante las circunstancias que están padeciendo las niñas, niños, jóvenes y los más adultos en la isla de Annobón, con respecto a las múltiples carencias educativas de la isla, instamos a la institución internacional UNICEF, que estuvo recientemente en el terreno tomando fotos, para que ayude a hacer eco de la situación, con el fin de conseguir una solución inmediata para la población de la isla, que allí se encuentra abandonada.

http://www.asodeguesegundaetapa.org

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *