El día 3 de Agosto, 40 años de pesadilla para la demarcación de Mongomo

Quisiera una vez más, dirigirme por medio de este articulo a los oriundos de mi pueblo, (Mongomo), para invitaros a tomar conciencia de la grave situación, que nos avecina en un futuro no lejano.

Todo lo que ha sucedido en nuestra demarcación de Mba Ndong, muchos lo hemos vivido en carne y hueso. Desde la maldita fecha de 3 de agosto de 1979, cuando un grupo de jóvenes, secundado por mayores que discrepaban de la línea política que había trazado el Partido Único Nacional de Trabajadores de esa época. El Estado de Guinea Ecuatorial estaba al borde de su desaparición   como un país independiente. Esa fue la razón  que movió a los citados jóvenes a trabajar para  destronar al  expresidente Mesie Nguema.

Durante ese acto heroico, perdimos a muchos hijos y ciudadanos de Mongomo. Fue un enfrentamiento de hermanos contra hermanos. Nuestra banda creía que, el sacrificio de  vidas humanas,  de los que cayeron durante esa contienda, no era en vano, sino para establecer un Estado de Derecho en Guinea Ecuatorial. Porque considerábamos que el poder había caído en los primeros once años de la Independencia nacional, en manos de un déspota y  con la colaboración, desde la sombra, de unos criminales y arribistas sin escrúpulos.

Pero, resultó que el hombre que la junta militar confió en sus manos el destino del país, tras el derrocamiento de Mesie  Nguema, de inmediato tomó otro rumbo diferente del que aguardaba el pueblo de Guinea. La dirección del país, sucumbió en las manos de un individuo cínico, que había actuado desde la sombra durante el periodo de gobierno de Mesie; sin que  supiera la gente su verdadera personalidad. El Consejo Militar Supremo cometió un grave error, que será recordado por los hijos de Mongomo de generación en generación al confiar al teniente coronel Teodoro Obiang Nguema,” oficial de alta graduación” en el ejercito en ese momento, oriundo de esa demarcación presidir la copula militar de transición.

En Mongomo, a pesar de que todavía subsistía en sus mentes los nefastos recuerdos nocivos del anterior régimen dictatorial; apareció otra dictadura, pero camuflada desde su aparición,   en la historia de nuestro país

El hombre que muchos confiaron  dirigir los destinos de Guinea Ecuatorial, en el periodo del Consejo Militar Supremo, en lugar de cumplir su promesa y los deseos de nuestro pueblo; demostró una vez más, su instinto malévolo y continúo practicando la política de eliminación  física practicada desde el régimen anterior.

Las ejecuciones a vuestros hijos/as, comenzaron inmediatamente en Mongomo Mba Ndong. Todas las cabezas que levantaron la voz de alarma del peligro que avecinaba a la demarcación de Mba Ndong, que el señor Obiang consideraba un escollo para la materialización de su futuro proyecto político.

Varios  intelectos del distrito de Mongomo, muchos de ellos forjadores de la acción de 3 de agosto de 1979, fueron cepillados y el  reducido grupo restante está permanentemente en el “hojo del hurracán”  para este régimen por infundadas causas y motivos oscuros.

En un principio el presidente Obiang, aprovechando la falta de cultura de la gente de los poblados de Mongomo,l quiso justificar esas matanzas en nuestra comarca con vagas excusas. El pueblo con el paso del tiempo, se ha ido dándo cuenta de que se ha estado involucrando cada vez más en su lista negra del régimen, a toda persona sospechosa que se opone a su forma de dirigir el país y a su proyecto político de entronización de su hijo, Teodoro Nguema  Obiang.

Ya es momento de que los verdaderos hijos de Mongomo, se levanten contra esa ignominia política de Obiang. Los conciudadanos de Mba Ndong no deben quedarse enquistados, observando un peligro que se nos avecina sin hacer nada.

Estamos observando que en Mongomo confluyen actualmente diversidades divisiones profundas. Esas divisiones, las ha provocado un hombre que vino y se hizo con nuestra confianza. Y nos ha defraudado y aniquilado.

El cambio llegará a toda costa, pero quizá no de la manera que muchos piensan. Debemos trabajar para encontrar un consenso entre nosotros y con todos los demás distritos y pueblos de nuestro país,  para erradicar   la situación actual.

El reducido grupo de mayores, autóctonos de nuestra demarcación que se dieron cuenta, con el paso del tiempo, de las maquiavélicas ideas de la política de Obiang contra el pueblo de Mongomo y Guinea Ecuatorial en general no fueron escuchados. Y, casi, todos han fallecido.

Los acólitos de Obiang, miembros del malogrado PDGE de Mongomo, deben hacr un esfuerzo para reconocer sus errores e incompetencia para dirigir los destinos de nuestro país y ser representantes legítimos de nuestra demarcación.

Deluciya, Mongomo.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    apocalipsis

    (agosto 7, 2019 - 12:22 pm)

    Eso suena bien, pero despues de echar a Obiang? cuale s el plan? no vallamos a desembocar en un pais anarquico como Lybia…meditemos, no es solo quitarle el cascabel al gato; pero a quien ponerselo despues?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *