Hemos tocado fondo en Guinea Ecuatorial

Por José Eugenio Nsue

Josimar me va a perdonar por citar su frase en el encabezamiento de estas reflexiones sin su permiso, perdón que estoy seguro me será concedido.

Anthony Bruno (escritor y cineasta norteamericano, 1952 – 2014 ) tenía razón cuando decía lo siguiente: “Pero si no puedes pensar, entonces no eres humano, y si te arrebatan la humanidad, ¿qué queda? Un largo retroceso en la cadena evolutiva, eso es lo que queda“.

No se sabe cuándo el guineano había utilizado su condición humana para pensar, razonar y vivir razonadamente; tampoco se sabe, o sí, quién o quiénes arrebataron la humanidad a los guineanos de Guinea Ecuatorial hasta llegar adonde estamos hoy, hasta llegar a tocar fondo en la inhumanidad. El guineoecuatoriano, el país de la República de Guinea Ecuatorial, han tocado fondo en todos los aspectos humanos. Hace tiempo, mucho tiempo que se mandaron a pasear lejos en el espacio los valores, la cultura, los principios humanos de tal manera que el país, al quedar desprovisto de toda ética, de la moral y de todos los principios básicos de la condición humana, funciona y se dirige sin rumbo hacia un horizonte incierto así, todo el país se ha llenado de hechos deleznables, de sucesos surrealistas y execrables y de fenómenos paranormales mientras que sus moradores pasan de todo olímpicamente, lo contemplan con absoluta normalidad, contribuyen a la realización de esos hechos sin inmutarse, lo cuentan y se divierten como si nada. En Guinea Ecuatorial lo que conmueve al mundo civilizado y humano, lo que consterna, lo que provoca oleadas de protesta, repulsa, rechazo y condena en cambio, ahí se concibe como normal y se justifica. Suceden crímenes, sacrificios humanos, rituales satánicos con resultados de muertes, muertes violentas, asesinatos, robos con violencias brutales, crímenes de Estado, extorsiones así como las apropiaciones indebidas, etc; el pueblo está abandonado a su suerte, el Estado está en la bancarrota, se ha vuelto un Estado fallido; el gobierno brilla por su ausencia en lo que se tenía que ocupar; nadie se ocupa de nadie ni de nada; la consigna de que los bienes del país son propiedad privada de una sola familia y que cada miembro de esa familia así como sus ramificaciones pueden hacer de ellos lo que les salen de sus cataplines sin que rindan cuentas ante nadie, está dada desde los tiempos inmemoriales y así nos hemos acostumbrado vivir. Algunos pensábamos que lo habíamos visto todo, que no quedaba nada por ver, oír o leer; nada más lejos de la realidad:

Esta vez nos estamos enterando por medio de los audios, bendito invento, cómo una joven veinteañera, madre de dos criaturas (pobres niños por haber nacido de un espécimen humano), relata el modus operandi que los escuadrones de la muerte (Fuerzas Especiales) utilizan para cometer crímenes, asesinan y extirpan los órganos genitales, lenguas para llevárselos a sus jefes; cómo fueron a convencerla para que les entregue al chico con el que se acostaba y la había abierto un bar y ayudaba en el cuidado de sus hijos para asesinarle y luego cortarle la lengua y los genitales y llevárselos a su Jefe, el “Hombre de Mongomo” a cambio de 5 millones de francos cefas; cómo ella había aceptado el trato y estuvo intentado tenderle una emboscada para ser capturado…

Llama poderosamente la atención la tranquilidad y naturalidad con las que la susodicha cuenta un intento de asesinato con todo lujo de detalles; se confiesa que estaba dispuesta a traicionar hasta llevarle a la muerte a su compañero de cama no sé si también sentimental por unos míseros 5 millones de cefas (unos 7.500€); el que estaba procurando que ella tengo algo que llevarse a la boca y con que alimentar a sus hijos. A ella no le importó ni eso ni que se trataba de una persona humana. Por otra parte, también llama mucho ma atención la naturalidad con que los interrogadores, ¿policías?, preguntaban como si ese tipo de casos fuera común pero, más atención, escándalo y perplejidad dan al hecho de que desde aquellas declaraciones, no se ha procedido a la detención y desmantelamiento de esa banda criminal, no se ha revelado aún la identidad del ‘Jefe, el Hombre de Mongomo‘ que manda a los ‘¿servidores de la seguridad nacional?’ para que vayan asesinando a inocentes, extirparles los órganos y llevárselos, a cambio de dinero aunque todo el mundo sabe de quién se trataría. El Fiscal General del Estado que debía encargarse del caso sigue en Babia; el Ministro de Justicia está para lo que está ni se le ve ante casos como este ni se le espera. Claro, se trata de la República de Guinea Ecuatorial. Es normal.

En el otro audio, se escucha al Primer Ministro del reino de Kalunga, don Pascual Bailón el payaso, dirigirse a la camada durante más de treinta y ocho minutos escupiendo sapos y afirmando dislates y falsedades que, de ser una nación ese individuo junto con sus parroquianos no tardarían un segundo más en sus cargos que nunca debieron de ocupar. Quería hablar del estado que se encuentran las empresas o sociedades estatales (Gepetrol, Segesa, Getesa, Ceiba, etc). Entre otras lindezas, llegó a afirmar que él era ‘Capataz’ del dueño absoluto del contenido y continente del país, el monarca de Akoakam al que debe rendir cuenta siempre y del que recibe las sabias orientaciones (o sea, se confiesa ser una marioneta; no tiene derechos ni iniciativas, es un mandado); que su Amo y Jefe, el rey Obiang Nguema I, le ha preocupado siempre que haya pleno empleo en el país, que ningún guineano esté sin un buen empleo (falso, el paro en el país roza un 80 %; la gente vive de milagro); que Guinea Ecuatorial empezó a ser un Estado desde la gloriosa fecha del 3 de agosto de 1979 cuando por una iluminación divina, el Único Hombre cogió las riendas del país pariendo un bebé (Guinea Ecuatorial) y del que había que criar (mentira cochina); que si su Amo y Señor no hubiera hecho buen uso del dinero del petróleo como lo ha hecho, no estarían recibiendo las felicitaciones por todo el mundo (ja, ja, ja); que gracias a su Amo y Señor, Guinea además de ser independiente ya es soberano lo que significa que ellos son libres y autosuficientes como para tomar las decisiones sin pedir permiso de nadie ni consultar a nadie… Después de esa retahíla de loas y glorificaciones al dios suyo, pasó a enumerar las fórmulas y maniobras que utilizan los elegidos del infalible monarca, los directores, secretarios generales y ministros para desvalijar las arcas de dichas empresas y de los ministerios que, según sus propias palabras, están vacías; “el dinero del petróleo ya ha terminado y el petróleo se ha agotado”, llegó a afirmar y que Getesa estaba en quiebra por mala praxis: nóminas infladas, viajes inventados solo para cobrar dietas millonarias, cursos de formación para personas ajenas a la empresa y muy costosos, nóminas millonarias para personas inexistentes (reclutamiento de personal ajeno a la empresa), creación de empresas fantasmas para quedarse con os fondos, pagos de alquiler de viviendas de una parte de los trabajadores, subcontratas de empresas fantasmas para trabajos que ya realizan el personal de la empresa, contratación de asesores españoles y otros países con grandes sueldos pero que no sirven o no trabajan para la empresa…; se quedó tan a gusto mas terminó diciendo que ni él fue a cesar a nadie ni su Amo tampoco iba echar a nadie, únicamente iba a crear una Comisión de Investigación para …??

Pascual Bailón que según su propio testimonio, ha estado con su íntimo ¡! desde que este cogió el poder absoluto allá por 79 hasta ahora descubre cómo los miembros del Sindicato del Crimen Organizado al que pertenece y es uno de sus eminencias saquean y expolian el país y termina diciendo que está orgulloso de sus cachorros, la nueva generación que son actuales directores y secretarios generales, jóvenes de cuarenta años que han formado para su relevo y no los van a cesar, y el pueblo ni se inmuta, seguro que tampoco se entera; sus preocupaciones no van por ahí, deben ser otras.

El grado de cinismo y golfería de la clase política de este país ya ha tocado fondo. Lo que todos hacen como es llevarse a sus bolsillos los ingresos que entran donde trabajan empezando por el mismo Amo y Dueño del coto nacional siguiendo con su interminable prole, el ‘Capataz Bailón’ lo censura pero lo hace cuando los infractores no están bajo su control; hasta se permite hacer la gracia con el slogan: “el dinero del sueldo, al bolsillo; el de los ingresos, a la Tesoro Público”. ¿Quién vive en Guinea con su sueldo solo? Si este fuera el caso, ningún ministro, no digamos diputado, senador o director podría comprar no una casa en España, ni siquiera un utilitario Dacia de 6000€. Las recomendaciones que reciben los nombrados por el régimen es que aprovechen la oportunidad dada.

Dice Pascual Bailón que reciben las felicitaciones por todo el mundo por el buen uso que hacen con el dinero del petróleo; ¿puede decirnos qué país decente ha felicitado a Guinea por su buena gestión? EEUU, Reino Unido, todas las ONGS importantes del mundo critican al régimen de Guinea precisamente por el mal uso y el despilfarro del dinero; ¿y por qué ha terminado el dinero? Dice que son soberanos y no necesitan a nadie mientras que su Ministro de Hacienda va pidiendo ayuda por el mundo (700 millones de dólares). El Amo y Señor del ‘Capataz Bailón’ es el que nombra hasta las barrenderas y los vigilantes de los portales de los edificios, muchos de ellos verdaderos bandidos, maleantes y malhechores, ¿de qué le extraña si ya cumplen con sus oficios, hacen lo que saben hacer y emitan a sus mentores? ¿Cómo les van a cesar cuando todos hacen lo mismo; quiénes van a cesar a quiénes?

Más bajo de lo que estamos no creo que caigamos. Acabo de leer una frase del filósofo Demócrates en algún grupo de WhatsApp que resume exactamente lo que está pasando en nuestro país, lo que queda de él: “Todo está perdido cuando los malos sirven de ejemplo y los buenos de burla“.

Así lo pienso y así lo digo; ¿ qué os parece?

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *