El coronel Ruslan Hermes Nguema fue juzgado ayer en el cuartel Mañé Elá

Según una fuente cercana a la familia y conocidos del Coronel Ruslan Hermes Nguema Oyana, ex Jefe del Estado Mayor del ejército guineoecuatoriano, éste habría sido juzgado por un tribunal militar a puerta cerrada y clandestinamente ayer mismo, jueves 19 de septiembre. Se espera la sentencia para dentro de una semana aproximadamente. La urgencia con la que aparentemente se le ha procesado ( entendiendo por “proceso” el mero acto material de juzgarlo, no su legitimidad ) parece obedecer al conocimiento y difusión que a través de las redes sociales habría transcendido acerca de su juicio fijado en principio para el próximo lunes día 23.

Esta fuente explica asimismo las circunstancias que precedieron a su detención, secuestro, encarcelamiento, confinamiento y finalmente proceso.

Al Coronel Ruslan Hermes Nguema Oyana habiendo sido nombrado Jefe del Estado Mayor se le confió un depósito de una cierta cantidad de efectivo (que podría rondar los 50 millones de cefas) para que en calidad de máximo responsable tuviese liquidez suficiente para proveer las necesidades materiales que el desempeño de su cargo exigiese. Al mismo tiempo se le destinaron determinadas misiones. Una de ellas consistió en la realización de unas maniobras militares que con inicio en Bata deberían acabar en Mongomo. Los militares deberían marchar bosque a través cubriendo la distancia entre las dos ciudades, la más larga de todo el territorio continental. No se le proporcionó ningún otro recurso, ni vehículos, ni alimentos, ni nada, sólo las órdenes que emanaban de las más altas instancias del Ministerio de Defensa, de quien dependía. Tenían que marchar de Bata a Malabo. Sin más. Evidentemente y ante las múltiples circunstancias que pueden darse (y finalmente se dan, por la ley de Murphy) en una movilización de estas características ( combustible para vehículos, accidentes, enfermedades, indisposiciones de los reclutas, o en fin, la misma hambre …. los militares también son seres humanos, y tienen que comer ) el Jefe del Estado Mayor echó mano de los fondos depositados bajo su confianza para proveer a sus tropas de cuanto necesitasen para cumplir con éxito la misión encomendada.

Posteriormente también se le ordenaría la realización de otras maniobras militares, esta vez en Bioko, para que marchando con sus tropas de nuevo “bosque a través” desde Malabo pudiese alcanzar en unos días la localidad de Moka, al sur de la isla. De nuevo y ante la nula provisión por parte de “la Superioridad” de recursos materiales suficientes (transporte, alimentos, medicinas, etc) para cumplir la misión, se vió obligado a echar mano de los fondos que, supuestamente, se habían depositado bajo su mando y para el desempeño de su cargo y las misiones que se le ordenasen.

Más adelante y con motivo de la señalada fecha del 12 de octubre se le encomendó la preparación de todos los actos necesarios para la celebración del evento más importante del país. Una vez más se encontró con que se le encomendaba la misión pero no se le proporcionaban las herramientas necesarias para cumplirla. Esta vez, y a instancias del propio presidente Obiang se liberaron unas cantidades millonarias (sobre 150 millones cefas)  para ser destinadas a la preparación de la Fiesta Nacional. Sin embargo tales dineros no llegaron nunca a manos de la Jefatura del Estado Mayor, ya que, instancia intermedia entre la Presidencia y Vicepresidencia de la nación, se encontraba “Efa Mba” (Victoriano Bibang Nsue Okomo, Viceministro de Defensa y hermano de la primera dama Constancia Mangue, tío por tanto de Teodorin, vicepresidente y ministro de Defensa ) quien finalmente se embolsó las cantidades millonarias.

El coronel Hermes Nguema Oyana fue citado por Teodorin para despachar con él y justificar los gastos de los dineros empleados en la preparación de la fiesta del 12 de octubre. A pesar de que los dineros librados por Obiang no habían llegado a manos del Jefe del Estado Mayor, por habérselos quedado el viceministro de Defensa “Efa Mba”, el Coronel Hermes Oyana dispuso todo lo necesario para dicha celebración con los recursos monetarios disponibles en aquel momento. De todo ello dio cuenta ante su ministro justificando con facturas detalladas todos y cada uno de los gastos. A pesar de eso el propio “Efa Mba” y su entorno lo acusaron ante Teodorin de haberse apropiado de fondos públicos que aún habiéndolos recibido con su cargo de Jefe del Estado Mayor, no obstante sus acusadores pretendían que no debería haberlos usado. Su uso, así lo justificó ante Teodorin, no fue para otra cosa que para el servicio, para las maniobras encomendadas y para la Fiesta Nacional del 12 de octubre, nunca en beneficio personal y privado. Las mismas fuentes indican que con su nombramiento se le entregó un vehículo destartalado, de los que en Guinea llaman “cangrejos”, que él mismo y de su bolsillo tuvo que arreglar. También citan las mismas fuentes que ya mucho antes de ser nombrado Jefe del Estado Mayor del ejército, se había empezado a construir una casa, hecho que sus detractores utilizaron en sus falsas acusaciones para incriminarle ante sus superiores afirmando que los dineros detraídos de la caja de depósito que se le había confiado los habría empleado en dicha construcción.

A partir de aquí se desencadenaron los hechos, e inmediatamente después de haber despachado con Teodorin y dirigiéndose a su domicilio es avisado de forma anónima que unos militares le esperan en su casa para detenerle y tal vez hacerle desaparecer. Por lo que decide en lugar de ir a su casa dirigirse directamente a la de “Efa Mba”, con la clara convicción de que es este individuo el verdadero y “maquiavélico” director de la trama que pretende deshacerse de cualquier modo de él, y donde es finalmente detenido. Luego es ingresado en “guantánamo” y más adelante puesto en arresto domiciliario, así hasta el presente donde acaba de ser …“juzgado”.

El Faro de Guinea Ecuatorial

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *