Andrés, calma a los niños…

Integrar imagen

Como estoy más que seguro que Andres Esono Ondo leerá esto, aprovecho para escribirlo.


Querido y adorado líder del CPDS, 

En mi humilde calidad de inferior a usted, y siempre con la cabeza gacha ante su presencia, sin dejar de respetarle, apoyarle y seguirle a donde usted me invite a ir, vengo ante su humilde figura a decirle que me perdone si en mi carta loca anterior hablé con demasiada sinceridad. Créame su eminencia que no olvidé en ningún momento que la tónica a la que está usted acostumbrado es a que le cantemos loas, y alabanzas, a su enorme e importante figura en la configuración central de los que valientemente luchais contra el oprobioso régimen dictatorial de S.E Teodoro Obiang Nguema Mbasogo. Como tampoco es mi intención volver a serle sincero. No quiero que usted se enfade conmigo, y ello lleve a los jóvenes del partido a llamarme drogadicto. Escudándose ellos en que “les doy lecciones desde lejos”.


Amado y admirado líder mío. También quiero que observe la imagen que ilustra esta mi carta en donde me reduzco ante usted a tal punto que podría besarle los pies si usted así lo prefiere. En esa imagen aparece una persona cuya familia, por hacer esa foto a petición de USTEDES, tuvo serios problemas. Ya sabe como son los nacionales que usted como líder todopoderoso quiere salvar del dictador.
 
El miedo es profundo en sus almas. Entiéndalos.

Pero ustedes que le dieron el cartel sabían que su poder no es el habla. Es el silencio no falto de sonidos aveces imposibles de captar.

Ustedes le hicieron sostener un cartel que digo yo que hoy también pueden sostener ustedes mismos en favor de Joaquin Alo Ayeto. Pero eso último es como pedir más que demasiado.

Por lo tanto, como usted puede levantar su dedito índice y con ello hacer callar a más de 5.000 almas adscritas a sus anhelos democráticos, amado líder, le ruego que lo haga ante los jóvenes de su formación que por haberme leído el “ANDRESITO PINK”, han llevado mi humilde figura a un campo en donde yo solo pensaba que deambulaban los pobres mentales de OBIANG que al no tener nada contra servidor, suelen recurrir a calificativos tales como “drogadicto”. Seguro que su dedo índice les calma y recuerdan que servidor no esconde, cuando fue, que le ENCANTA fumar marihuana.
Dígales, a esos pupilos que actuar ellos como sí del PDGE proviniesen no les lleva a nada ante una carta en la que dejó claro que es tiempo de cambiarlo a usted de líder. Y no de cualquier manera (está escrito). Sino recopilando los sentires de aquellos dentro del partido que no le ven a usted CAPACITADO para la misión por la que fuera creada el partido nacido en clandestinidad: DERROCAR A OBIANG
.

Esa gente, en su estructura interna y democrática, tiene todo el derecho del mundo a opinar. Si hasta ahora no lo hacen, entonces deberíamos preguntarnos si la verdadera razón no es porque “cuando se le critica de frente, a usted, salen jovenzuelos a llamar drogadictos a sus compañeros”.

Un comportamiento típico del PDGE. Y que no augura nada bueno en nuestro futuro de todos. Y todas.

Pues no todos seremos del CPDS. Pero todos podemos opinar sobre nuestros partidos políticos, ¿no?.

En fin, queridísimo y amado líder. En la imagen aparece una persona con la que crecí y viví, junto a Paysa, desde el Centro Cultural Hispanoguineano, hasta hoy. No sostuvo ese cartel porque fuera político ni militante de su partido. 

Lo hizo porque conoce al loco. 

Y el loco, créame, no es de los que dan la otra mejilla…

Eso sí, humildemente, me reitero en mi carta anterior, y después de leer ciertas barbaridades de “las juventudes de su partido”, usted, Don Andres, no puede seguir en la Secretaría General del CPDS. 

Estamos trabajando en eso. Y vamos a ganarle unas internas. Ponga las urnas y no tenga miedo como lo tiene el dictador”
.


Firmado: Nzé Ramón Esono EBALÉ. 
San Salvador, a 21 días del mes de Octubre del año 2019.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *