Epílogo sobre el caso FIMAC(I)

En la querella criminal seguida contra Carlos MECHEMBE y CHIQUI NENE por defraudación de impuestos y cotizaciones sociales, el Juez de Instrucción Nazario OYONO KUNG ADA reveló, en el transcurso de la entrevista que concedió al canal televisivo ASONGA, que el levantamiento de la orden de cierre de fronteras fue ordenado por el presidente de la Corte Suprema de Justicia, David NGUEMA OBIANG, a cambio de un soborno de cien millones (100.000.000) de francos abonado por los imputados. Pese al eco social suscitado por el escabroso acto corruptivo, y su gravedad en sí, el dictador no ha dado, ni dará órdenes al fiscal general para que emprenda acciones legales contra David NGUEMA OBIANG, convicto del delito de prevaricación. En su lugar, ha impartido instrucciones para confirmar la paralización de las actuaciones sumariales que éste ordenó a cambio del soborno millonario.

Antes de esbozar las razones que justifican la impunidad tanto de los imputados en la trama FIMAC como del presidente de la corte suprema, valga recordar que pese a atribuirse constitucionalmente al dictador la función de garante constitucional de las instituciones del estado, y de presidente del consejo superior del poder judicial, ha venido incumpliendo premeditadamente su obligación de estructurar un poder judicial independiente, con plena capacidad institucional para asumir la función que le encomienda la Ley Fundamental. Y en relación a actuaciones delictivas como la acometida por el actual presidente de la corte suprema de justicia, el dictador ha omitido siempre el deber de ordenar la iniciación de las correspondientes acciones legales, limitándose a proferir insensatas críticas y descalificaciones al colectivo de los jueces durante el acto de apertura del año judicial.

La paradójica concepción del dictador sobre la función otorgada al poder judicial se encamina sin embargo a una finalidad precisa, cual es la perpetuación de la inexistencia de un estado de derecho, de la arbitrariedad y de la inseguridad jurídica, que garantizan su impunidad y la de su familia por los crímenes cometidos, por la depredación del patrimonio estatal al que se libran desde hace más de cuarenta años. Para lo cual necesita el dictador, no a personas incómodas como el presidente saliente de la corte suprema de justicia, Juan Carlos ONDO ANGUE, condenado al confinamiento y al ostracismo por osar recomendar que se propicie el advenimiento de un estado de derecho. El dictador necesita conformar un poder judicial integrado por personas sin escrúpulos como David NGUEMA OBIANG, que participan activamente en la corrupción institucionalizada por el dictador y encubren los delitos cometidos por éste y su familia.

En ese sentido, el sumario de la trama FIMAC ilustra perfectamente la instrumentalización del sistema judicial por el dictador y sus allegados, toda vez que concurren en él todos los presupuestos que garantizan la impunidad de los imputados. Por cuanto sus promotores  actuaron bajo la dirección de un miembro de la familia del dictador, forman parte del sistema de corrupción institucionalizada, y gozan de la complicidad de un sistema judicial diezmado por la corrupción que encarna el mismo presidente de la corte suprema.

Los imputados de la trama FIMAC actúan bajo la dirección de la hermana del dictador Mónica OKOMO MGUEMA.

En efecto y conforme consta mediante documental pública exhibida en las redes sociales, las defraudaciones operadas por los dos ladronzuelos de FIMAC lo fueron por instigación y bajo la dirección operativa de Mónica OKOMO NGUEMA, socia y propietaria de la mal famada FIMAC, y a la postre esposa del vampiro de Mican, Marcelino OYONO NTUTUMU alías ABIGUI.

Dicha co-autoría de OKOMO NGUEMA garantiza la impunidad absoluta a los demás cacos de FIMAC, en aplicación de la ecuación de oro (dixit PDGE) en virtud de la cual la implicación del dictador o de algún miembro de su familia es sinónimo de inmunidad. Por tal razón, el dictador no consentirá que se prosiga la acción penal iniciada contra MECHEMBE y CHIQUI NENE que, al igual que la propia hermana del dictador, podrán seguir disfrutando del fruto de la expoliación de los míseros salarios de los que el PDGE denomina sarcásticamente las clases sociales más vulnerables.

Mónica OKOMO NGUEMA es sobradamente conocida en el who´swho de la rapiña dictatorial. Antes de la trama FIMAC se ilustró como dueña absoluta de la delegación regional del ministerio de sanidad en la parte continental durante muchos años, cuyos recursos económicos se apropió  impunemente durante todo ese período. El inventario de su desfalco se reporta a la totalidad del presupuesto destinado por el gobierno al estamento administrativo a su cargo, conforme atesta el siniestro estado en el que dejó el sistema hospitalario en la parte continental. Cesada por imposición de su cuñada y rival Constancia MANGUE (amante oficial de su marido ABIGUI), el dictador le consoló con la dirección de la clínica La Paz de Bata, que constituye actualmente su principal fuente de saqueo. Consta que el funcionamiento de la referida clínica privada, propiedad privada del dictador y de su esposa, se financia con fondos del Estado, proporcionando así a Mónica OKOMO NGUEMA el mismo nivel lucrativo que venía disfrutando al frente del sistema hospitalario público en la región continental.

Merced a las referidas fuentes de rapiña, Mónica es dueña de una importante fortuna personal, es co-propietaria con su marido ABIGUI de un avión privado, posee igualmente numerosos bienes inmuebles en España, así como una empresa registrada en 2015 bajo el nombre de FOROKOSA SL,con un capital social de 422.160 euros, con sede en la calle José Cadalso 17 en la localidad madrileña de Torrejón de Ardoz, cuyo objeto social es el alquiler de inmuebles, y cuyos administradores son la abogada Dulmila BISILA CÓRDOBA BELOPE, su hijo Arnold Fortunato OKOMO OYONO y la misma Mónica OKOMO NGUEMA.

Dicho patrimonio ha sido íntegramente financiado por fondos públicos desfalcados, como decimos, del presupuesto de la delegación del ministerio de sanidad y a través de la trama FIMAC. Su blanqueo en España se llevó a cabo gracias a la complicidad del bufete de abogados L&S registrado en Valencia. El cual, a sabiendas del origen delictivo de los fondos, sobornó a numerosos intermediarios y cargos públicos para darle apariencia legal en España. El referido bufete de abogados valenciano ha sido igualmente solicitado por otros miembros de la familia dictatorial deseosos de disimular fondos ilícitos en España. Habiendo propiciado recientemente la adquisición de inmuebles a favor de Ruslán OBIANG NSUE con fondos desfalcados de la contabilidad de CEIBA INTERCONTINENTAL y de sus múltiples subcontratas y proveedores, y de Constancia OBIANG LIMA con fondos públicos desviados del programa PRODEGE adscrito al ministerio de educación. El bufete sirvió igualmente de intermediario para la legalización de una empresa que posee chiqui nene en España(Autos Litoral SL, con sede en la calle La Corona de Valencia), así como para la adquisición de varios inmuebles que posee en el país ibérico (un piso en el barrio madrileño de Pueblo Nuevo, y unos inmuebles en las localidades de Boadilla del Monte y Alcorcón, comunidad de Madrid).

Atendiendo a las reglas de reparto impuestas por el dictador, Mónica OKOMO NGUEMA es co-propietaria del patrimonio de su esposo ABIGUI el profeta de rose-croix, insuperable cleptómano, quien ha sido, además del maestro e iniciador del dictador en las prácticas satánicas, y amante oficial de su esposa la primera en todo, su mayor interfaz en todas las operaciones de extorsión al Estado. A través de las mismas, ABIGUI ha amasado la mayor fortuna del país, salvando la de su discípulo cornudo.  Es dueño de numerosas empresas beneficiarias de contratos públicos y de un importante patrimonio inmobiliario en el país y en el extranjero. Son innumerables los casos de corrupción en los que se halla involucrado el vampiro de MICAN, sobre todo en relación al período durante el que administraba con mano dura el ente GEPROYECTOS, vaca lechera del régimen dictatorial.

Además de Mónica OKOMO NGUEMA y del vampiro de su marido, los dos miserables de FIMAC cuentan con el apoyo de otro miembro de la familia dictatorial en la persona de Alberto NDONG OBIANG LIMA, el dueño de los puertos, con el que está asociado el enano chiqui nene en varios negocios financiados directamente con el producto del desfalco de FIMAC (discotecas, puticlubs, alquiler de coches, etc). No en vano se ve a Alberto LIMA, en un video viral difundido en las redes sociales, felicitando al enano chiqui nene por sus dotes de ladrón, y prometiéndole impunidad.

La trama FIMAC forma parte de la corrupción institucionalizada.

Otra de las razones que les merece la impunidad a los imputados de la trama FIMAC es en efecto que la misma forma parte de la corrupción institucionalizada por el dictador. La cual determina la procedencia ilícita de su propio patrimonio y el de su familia, financiado íntegramente mediante la depredación del erario público, como lo reconoce él mismo en sus discursos públicos, haciendo alarde de humor involuntario. Por tanto y pese a la veracidad de los hechos encausados, ninguno de los dos protagonistas de la trama FIMAC asumirá responsabilidad alguna por los delitos que se les imputa (apropiación indebida, alzamiento de bienes, blanqueo de capitales, fraude fiscal, falsificación de documentos públicos). Toda vez que la perpetración del descrito desfalco pone de relieve, no solo la participación de MECHEMBE y chiqui nene, sino a toda una red en la que están implicados numerosos directores de empresas privadas y varios cargos públicos de la administración del estado.

En efecto, el modus operandi seguido en la trama FIMAC es de notoriedad pública, y por sencillo solo requiere la relación entre directores de empresas privadas (Frank CASTELEYN y Carlos MECHEMBE, director general y director nacional de SOGEA), los de una agencia de contratación laboral (FIMAC, APEGESA, MSS, AMLOCASER)y los responsables de la administración tributaria (entonces Baltasar EBANG ENGONGA AVOMO, alías Bello, hijo de ENGONGA EDJO, la persona más corrupta y dañina que ha ocupado las funciones de director general de impuestos) y los del Instituto de Seguridad social, INSESO (otro estamento estatal siniestrado por la extrema corrupción instaurada por su presidente del Consejo de Administración, Baltasar ENGONGA EDJO, sobrino del dictador y padre del precitado).

Una vez establecida la connivencia entre los intervinientes, los directores de la agencia de contratación laboral (FIMAC) se encargan de apropiarse de la fracción salarial retenida a título de impuestos y de contribuciones sociales, y de revertir la parte consensuada a los responsables de la administración tributaria y de INSESO, a los que reviene la falsificación de los datos contables en la que se sustenta la referida trama corruptiva.

En dicho modus operandi, no puede cuestionarse razonablemente la complicidad o la co-autoría de los directivos expatriados como Frank CASTELEYN en la perpetración de la descrita defraudación al Estado. Toda vez que éstos suscriben informes financieros remitidos a la sociedad madre (SOGEA SATOM, regida por el derecho francés) en los que se portan garantes de la sinceridad y regularidad de las cuentas de la empresa, atestando por tanto de la regularidad del pago de impuestos y de contribuciones sociales al Estado ecuatoguineano. A sabiendas por tanto de suministrar informaciones falsas, que les vale ser igualmente agasajados por el hampa.

Por ende, los directivos expatriados son directamente responsables de defraudación al Estado ecuatoguineano por suscribir falsas declaraciones en relación a los salarios asignados a los trabajadores expatriados que operan en nuestro país, cuya abono se realiza en el extranjero en la cuantía contractual real. Por tanto, el desajuste entre la cuantía irrisoria de los salarios expatriados declarados ante la administración tributaria y su valor real es simplemente exorbitado. Lo cual determina la amplitud del fenómeno de evasión fiscal protagonizada por personas como Franck CASTELEYN, contra las que el Estado ecuatoguineano está igualmente fundado a emprender las correspondientes acciones legales.   

Sin embargo, la defraudación a Hacienda y a INSESO no es la única actividad delictiva a la que se libra la simpática pareja dictatorial y su prolija familia para lucrarse a costa del estado. Sus actuaciones delictivas se extienden a la defraudación de aranceles aduaneros para la importación de mercancías. En su primera modalidad, iniciada por el infame tesorero Melchor ESONO EDJO y desarrollada hasta la sofisticación por su prima Montserrat AFANG ONDO(ambos sobrinos del dictador), una vez tasada la correspondiente liquidación por Aduanas, en vez de proceder al pago de los correspondientes aranceles en las cuentas abiertas en los bancos comerciales a nombre del Tesoro Público, se accede mediante pago de soborno a un certificado del mismo Tesoro Público que atesta haberse realizado dicho pago. Con lo cual se autoriza el levante de la mercancía sin devengar ningún pago a favor del Estado. La segunda modalidad, más común y reservada a importaciones de menor valor comercial, consiste simplemente en el pago de sobornos a los mismos aduaneros para falsificar el precio de la mercancía importada, con la consecuente disminución de la cuantía arancelaria exigible. La amplitud de la defraudación de aranceles aduaneros, imputables principalmente a José ENEME OBAMA y a Victoriano BIBANG NSUE OKOMO es fácilmente cuantificable, mediante la comparación de la recaudación efectuada a cuenta del estado y el volumen y valor real de las importaciones arribadas en los puertos nacionales (por la irrelevancia de las demás fronteras).

Las descritas modalidades delictivas son igualmente muy comunes y fueron practicadas, no solo por los cacos de FIMAC, sino por una amplia franja de los operadores económicos iniciados en la red de corrupción institucionalizada por el dictador y su familia. Ninguno de ellos ha sido ni será inquietado por la justicia y todos siguen y seguirán disfrutando impunemente del fruto del delito. Pese a los requerimientos internacionales, el dictador seguirá aplicando la ecuación de oro, ganar tiempo prometer, comprometerse, y mantener el status quo, la opresión, la represión, para proseguir la depredación despiadada del Estado. Y en ese contexto, los promotores de la trama FIMAC seguirán contando con numerosísimos cómplices que contribuirán a asegurarles una tregua judicial.

Los autores de la trama FIMAC cuentan con complicidades en todos los estamentos del estado.

Ante la generalización de las descritas prácticas corruptivas, todas las sociedades que operan en el país recurrieron en mayor o menor medida a las mismas. Si bien sobresalió notoriamente el caso de los encausados de la trama FIMAC, Carlos MECHEMBE y CHIQUI NENE, quienes, valiéndose de las descritas modalidades delictivas, se auparon de la noche a la mañana de la escala social más barriobajera a las altas esferas sociales, merced a sus impresionantes patrimonios inmobiliarios y sus flotas de vehículos de lujo, frutos del delito.

Por razón de la evocada corrupción generalizada, los promotores de la trama FIMAC benefician, además del imprescindible apoyo del dictador y de su familia como ya dijimos, de una extensa red de complicidades a todos los niveles del Estado. Sobre todo por su condición de barones de la secta satánica rose-croix presidida por ABIGUI (y de la que es miembro el mismo dictador). Dicha organización intervino por ejemplo cuando chiqui nene fue detenido hace unos años en el cementerio de Niefang, en posesión de un saco lleno de huesos humanos. Solo permanecería unas horas en la comisaría, hasta que el vampiro de Mican transmitiera al comisario la orden de liberación acordada por OKOMO NGUEMA.

ABIGUI, el guía supremo de la secta satánica rose-croix, vela por sus pupilos y es el que ordenó apagar el fuego mediático encendido por las declaraciones del Juez Nazario OYONO KUNG ADA en Televisión ASONGA. El ministro de justicia Salvador ONDO NCUM, fueel encargado de ejecutar dicha orden. A cuyo efecto ordenó la detención de los periodistas autores de la entrevista, y la exclusión de la misma de la parrilla de ASONGA. Recuérdese que su esposa, Sonia MBA BELA, es la directora adjunta de ASONGA y una de las furcias de su propietario, el vicepresidente Teodoro NGUEMA OBIANG.

Las complicidades de los dos lugartenientes de la secta satánica rose-croix se extienden al parlamento nacional. Así cuando los ex trabajadores de FIMAC trasladaron sus dolencias a la cámara de los diputados, recibieron como única respuesta la indiferencia de su presidente Gaudencio MOHABA MESU, cuya membresía en dicha secta satánica es también de dominio público. Pues el falso pastor de Moeri, en realidad ferviente discípulo de belzebut, es un reconocido adepto de las prácticas satánicas y de los sacrificios humanos, que disimula su vampirismo con sus grotescas invocaciones públicas al Dios de Abraham y de Isaac. Y en cuanto a su conexión con la corrupción institucionalizada, las actuaciones corruptivas de MOHABA MESU han sido ampliamente expuestas en las redes sociales, desde las prebendas rutinarias que cobraba como tal aduanero de su estado (el estamento administrativo más corrupto del país), con las que financió la construcción de un suntuoso hotel sito en el barrio residencial Las Caracolas, hasta las asignaciones mafiosas de obras del Estado a su empresa CONSORCIO MOHABA S.L., y un largo etcétera. Si bien gusta de presentarse como justiciero, bajo la cobertura de la comisión de quejas y peticiones (poblada en realidad de ignorantes y corruptos como en el excelente chiste de Radio Macuto), el mismo dictador ya ha revelado públicamente, en sendas ocasiones, que las motivaciones de la misma no son otras que el cobro de sobornos y prebendas, el favoritismo y el amiguismo.

La secta rose-croix cuenta con otros aliados influyentes en el nido de corrupción que es ahora la cámara de los diputados desde que se enfeudara al demonio de Moeri. De entre las cuales la discreta Nuria BEHOLI, alias Nuria PAC, que sirve de enlace entre el chupasangre MOHABA MESU y los demás barones de rose-croix. Nuria BEHOLI forma parte de la interminable lista de amantes y colaboradoras del dictador desde que fuera introducida en el círculo por su amante congolés y consuegro del dictador, Roger PEREIRA. Ese último llegó a nuestro país mendigando, pero logró usurpar a unos libaneses la empresa constructora PAC INTERNATIONAL, que posteriormente llevó a la quiebra con la complicidad de su hijo Gérard PEREIRA (yerno del dictador) y de Nuria BEHOLI. La prontitud de la señorita BEHOLI a defender a los cacos de FIMAC ante el parlamento se explica por el deber de solidaridad al que se comprometen los integrantes de la secta rose-croix. Por otra parte, la misma diputada Nuria PAC se halla implicada en hechos delictivos similares, puesto que su entonces función de directora nacional de PAC consistía esencialmente en realizar las mismas defraudaciones fiscales y de cotizaciones sociales acometidas por los dos cacos de FIMAC, a raíz  de las que llegó a adquirir un patrimonio inmobiliario solo comparable al de los mismos miembros de la familia dictatorial.

Los gangsters de FIMAC cuentan asimismo con la resuelta solidaridad y hermandad de otros lúgubres parlamentarios en las personas de Juan ROKU ENIMBIE, criado de Teodoro NGUEMA OBIANG que todavía es requerido en ocasiones para pelar malanga en la cocina de la primera en todo, sus amigos aseguran que no superó ni el bachillerato elemental,Isabel ERAUL IVINA, la exterminadora de maridos y propagadora del sida, que extorsionó a los herederos de Felipe HINESTROSA y los de Miguel ABIA BITEO con ayuda de su interminable lista de amantes (el propio dictador, ABIA BITEO, Felipe HINESTROSA, ANGABI, Filiberto NTUTUMU, Agustín NDONG ONA, etc), impostora entre los impostores, licenciada (por orden de la superioridad) por la UNGE con sobresaliente en el arte del kamasutra (próximamente doctora en bellas artes y en ingeniería de perforación).

Por lo tanto, la solidaridad de los miembros de la cofradía de la rose-croix ha sido y es determinante en el tratamiento de la trama FIMAC ante las instancias oficiales del estado. Si bien MECHEMBE y chiqui Nene han extendido su red de complicidades al estamento judicial, merced a sobornos millonarios revertidos a algunos magistrados y jueces, conforme acreditó el episodio del soborno de cien millones de francos CFA cobrado por David NGUEMA OBIANG.

Los imputados de la trama FIMAC cuentan con la complicidad de un sistema judicial diezmado por la corrupción.

El estado disfuncional del poder judicial no es de naturaleza a inquietar a los dos cacos de FIMAC. Por las razones evocadas anteriormente, los cargos judiciales recaen en las personas más predispuestas a la sumisión política, y al propio tiempo más propensas a la venalidad. Ambas circunstancias concurren en la persona del actual presidente de la corte suprema, David NGUEMA OBIANG, un siervo descerebrado de más en el entorno del dictador, que ha venido ejerciendo la función de secretaria para los abogados extranjeros que ostentan la postulación de Teodoro NGUEMA OBIANG en las innumerables causas abiertas contra él por el mundo.

En realidad, la acción penal contra los imputados de la trama FIMAC fue gestada por él, en connivencia con su hasta entonces subordinado y cómplice, el actual fiscal general Anatolio NZANG NGUEMA, corrupto entre los corruptos y a la sazón gran bailarín. Ambos propiciaron la iniciación del sumario FIMAC, no en interés de la ley ni en protección de los intereses de las víctimas de la estafa, sino como medio de presión contra los imputados Carlos MECHEMBE y CHIQUI NENE, al objeto de extorsionarles.

Lo cual explica la inactividad del fiscal general quien, pese a constarle la noticia criminis desde las primeras denuncias formuladas por un nutrido grupo de ex trabajadores de FIMAC, no mostró interés alguno en emprender las pertinentes acciones legales contra las personas implicadas, limitándose a dar interminables e insípidas charlas televisivas para desviar la atención de los agraviados y de la opinión pública. En el mismo sentido, la propia indecisión de los jueces, reveladora de la solución de las máximas autoridades jurisdiccionales, se concreta en la ejecución de órdenes verbales, pero consignadas en autos, de levantamiento de medidas cautelares de cierre de fronteras injustificadas procesalmente.

…Continuará

GE TRANSPARENCIA Y JUSTICIA

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *