Pestum

Por Nvo Zang Okenve

La noticia relevante estos días, desde hace varios días además, es la grave escasez de combustible en Guinea. Primero comenzó en Bata y ahora es en Malabo.

La actividad económica está prácticamente paralizada en el país.

Llegó la crisis hace unos años y la dictadura, lejos de buscar una salida, se ocupó de perseguir a todo el mundo. Primero a la oposición interior y exterior, la de los partidos y la sociedad civil. Ahora la persecución va contra los “enemigos internos” de dentro del propio sistema.


Para tal estrategia, Obiang y su gente se ha dedicado a perseguir a la gente y a asesinar con escuadrones de la muerte a civiles, gendarmes, policías y militares que se sospecha pueden alinearse con los descontentos de dentro del propio régimen. Y además de eso, está buscando los apoyos de potencias como China y Rusia, sin contar con los contratos con empresas privadas de seguridad israelíes y las fuerzas expedicionarias de Zimbabwe, Uganda y Angola, estacionadas en zonas estratégicas de Guinea, solo para la protección personal del tirano.

La reciente jubilación forzosa de 200 militares, de jefes a suboficiales, forma parte también de una estrategia que busca vencer el peligro de una caída de la dictadura.

La dictadura de Obiang funcionaba gracias a los enormes recursos económicos que engrasaban la maquinaria de represión, pillaje y clientelismo.


El clientelismo es una forma de obtener lealtad que se basa en ofrecer empleos, ventajas y prebendas a los militantes y simpatizantes de un partido. En Guinea una ventaja importante era no ser perseguido y/o no ser empobrecido por el sistema.

Estos tres pilares sobre los que se sujetaba la idiotez extrema llamada dictadura de Obiang, no puede resistir el fin de la base esos pilares. La economía en crisis puede acabar con la dictadura sin tener que usar ninguna otra medida.

La escasez de combustible es un ejemplo de clientelismo en crisis. Gepetrol era un gran emporio donde el despilfarro, las orgías y la estupidez iban de la mano para mayor gloria de la estulsticia de los agentes del tirano. Y junto con ella una lista de empresas de construcción y obras públicas que competían todas ellas por tener el mayor indice de perversión, inoperancia y corrupción.


Cuando la crisis comenzó a asomarse, los buitres de la dictadura se abalanzaron sobre las grandes presas como las telecomunicaciones, la energía y Ceiba Intercontinental.

Ninguna de las empresas de estos sectores podía ser una tabla de salvación ni para los buitres ni para el Estado, por dos razones. La primera es que ninguna de ellas estaba bien gestionado y la segunda es que estos sectores privatizaban las ganancias y socializaban perdidas. Sin embargo eran el refugio de las personas más allegadas a la familia real-presidencial.

En el sector energético, Obiang llevaba varios años intentando entrar como socio de la filial guineana de Mobil Oil, usando el decreto anticonstitucional que exigía que hubiese capital local en cada empresa del sector petrolero instalado en el país. Mobil no podía permitir que un mequetrefe se instalara como socio en E G Mobil Oil, aparte de que las leyes USA pendían como espada de Dámocles sobre sus cabezas. Su hijo Mbega Obiang desde entonces lleva amargando la vida a Mobil al impedirle vender sus activos a la empresa de su conveniencia y abandonar después Guinea. Gabriel quiere comprar a Mobil sus activos y con ello controlaría el petroleo de Guinea más de lo que hace ahora, que ya es mucho.


Por otro lado la empresa Total fue atacada en varios frentes. Después de exigir que el Estado guineano le abonara sus deudas, Guinea fabricó unas extrañas cuentas cuyo balance ponía a Total como deudora, justo lo contrario de las cuentas de Total.


Total con tanta presión decidió deshacerse de sus negocios en Guinea premiando a los barones de la dictadura. El método elegido fue hacer contratos de franquicia a estos barones, que explotarían todas las gasolineras de Total, pagándole unas rentas, a cambio de mantener al personal formado, las infraestructuras, el material de transporte, el nombre de Total y suministrándoles productos petrolíferos como la gasolina, el gasoil y el keroseno. Total solo se quedaba con el negocio del combustible de aviación, cuya gestión y mantenimiento debe seguir unas reglas muy estrictas. Total a su vez suministra productos refinados a Gepetrol para sus gasolineras. La gasolinera de Total de Mikoeseng por ejemplo es propiedad de Angel Masie Mibuy, que tiene otras. Lucas Nguema y otros gerifaltes del PDGE son propietarios del resto. Total ya no tiene ninguna gasolinera a su nombre.

Los productos petrolíferos que vende a los franquiciados y a Gepetrol los obtiene Total de sus refinerías en África, especialmente de Costa de Marfil. Las negociaciones para otorgar a Total parcelas de exploración solo eran humo para ocultar el conflicto.

La actual escasez de combustible se debe mayormente a las deudas que tienen los barones y Gepetrol a Total. Total no suministra si no le pagan.

En 2014 Guinea lanzó la idea de que iba a construir una refinería en Río Muni antes de 2 años

Este proyecto, como casi todos, se quedó en simple publicidad del ministerio del segundo hijo del tirano. Si Guinea hubiera construido la refinería, no habría crisis de gasolina, suponiendo claro que hicieran bien el resto de cosas, algo improbable.

Las licitaciones que van a salir en breve (EG Ronda 2019) y que airean como el punto de inflexión de la decadente industria petrolífera, ya que supondrá, según dicen, fuertes inversiones de capital extranjero, se quedarán en agua de borrajas. ¿Quién se atreve a invertir en aguas tan turbulentas donde no existe seguridad jurídica y el tirano busca la alianza de rusos y chinos?.


El petróleo le ha dado mucho poder al tirano, hasta llegar a creer este que podía comprar a cualquiera, incluyendo jefes de Estado de otros países. Pero todo tiene su límite y su fin.

El régimen ya no puede mantener por mucho tiempo el clientelismo que ha dado poder al dictador. La economía sigue su tendencia declinante y la ausencia de algunos servicios básicos afecta a los mismos barones de la dictadura.

La purga interna de los cuadros civiles y militares que está llevando a cabo Teodorin, junto con los asesinatos selectivos de civiles y militares, no es más que una estrategia criminal que no puede parar lo incontenible. La dictadura se cae a trozos. Y así puede navegar todavía un tiempo, escorado y hundiéndose lentamente.

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Comentarios

    Ramón Nze

    (noviembre 3, 2019 - 1:53 pm)

    La dictadura se cae a trozos. Eso lo sabemos todos. Pero ninguno parecemos tener claro que de esos trozos surgirán otros conjuntos. De esos conjuntos, posiblemente, otro modelo uniforme. Así, hasta que de repente…

    Don Celestino, insisto, fue en Cercedilla donde usted llegó acompañado de dos jovenes con los que usted ASEGURÓ que estaban más que preparados para cualquier eventualidad. Y como se que usted parece que tiene buena memoria, me gusta recordárselo porque es cierto que todos somos valientes en las redes sociales y parecemos muy PREPARADOS para “ver caer la dictadura en mil pedazos”.

    Pero, ¿a que usted no está preparado para otra cosa más que no sea hacerse el fanfarrón?

    Los que leen mis comentarios aquí, deben saber que no tengo nada que esconder cuando se trata de decirle a la gente las cosas directamente. Yo a los que señalo y aveces critico, los he tratado TÚ A TÚ. Sean miembros bocazas del régimen. O sean bocazas de la oposición. Así que cuando le lleven este comentario, a Don Celestino, recuérdenle que lo de Cercedilla le tiene ante mi como lo que son algunos opositores: FANFARRONES Y BOCAZAS.

    La fanfarronía es la que ha convertido a una persona “capaz” como el Profe Okenve en un activista bocazas.

    Los hay que dirán que es un mayor de la vieja escuela de lucha, y asegurarán que en nuestras cosas de africanos, los “menores” no hablan así a los mayores. Pero esas cosas africanas, siempre se deben enfocar cuando el mayor de turno es una PERSONA CONSCIENTE Y CONSUECUENTE de su personalidad.

    No cuando va de fanfarron y bocazas.

    Si para derrocar a OBIANG, o disfrutar mientras se le cae a pedazos el negocio que se creyó familiar, vale. Todos y todas hemos sufrido lo suficiente como para que esa “supuesta caída en pedazos” la podamos celebrar por todo lo alto.

    Pero con o sin dictadura, mayores como Celestino no dejan de ser del perfil que le romperían las pelotas de los chavales una vez esta se mete en se parecela por error en el chut de alguno. Viejo gruñón y fanfarron. De esos hay en todas las democracias del mundo. Gente que ha sucumbido a la vejez que aterra la mente por una juventud no vivida en plenitud (y mira que crecieron en situaciones supuesta,ente mejores que las nuestras).

    Así pues, cuando le lleven al Profe estas mis letras, recuérdenle que ante mi NO TIENE ABSOLUTAMENTE NADA que me convenza de su “democracia”. Suerte ya tiene, y bastante de que haya gente con la que colaboro que encuentra en él a un “viejo formado”. Eso es lo único que le permite “esquivar” su propia realidad que va de fracaso en fracaso porque más fanfarron y bocazas, como opositor al dictador, no hay.

    ¿Que no tengo respeto por los mayores?

    Si, claro… vuestras putas bocas.

    Se vienen curvas. Y caerán las carretas.

    Palabra de Nzé.

      Mba Mba Mikue

      (noviembre 5, 2019 - 3:28 am)

      Tu si eres un BOCAZAS Ramon, Guinea necesita a gente como Celestino. Mira el aspecto y la boca larga que tienes. Eres un desgraciado y estas en el ocaso del fracaso. Deje al profe Celestino en paz ya que él no podrá responderte por no tener tu tiempo. Ya sabemos como saliste de la cárcel, tu pacto con el satrapa, le juraste lealtad y no intentes crear zizaña entre la oposición,

    Mba Mba Mikue

    (noviembre 5, 2019 - 3:26 am)

    moderado. 

    Tu si eres un BOCAZAS Ramón Nze, Guinea necesita a gente como Celestino. Mira el aspecto y la boca larga que tienes. Eres un desgraciado y estas en el ocaso del fracaso. Deje al profe Celestino en paz ya que él no podrá responderte. Ya sabemos como saliste de la cárcel, tu pacto con el satrapa, le juraste lealtad y no intentes crear zizaña entre la oposición,

      Justino Ela

      (noviembre 5, 2019 - 11:16 am)

      No es Ramon Nze, el verdadero. es un cliente del regimen del saqueo para construir Universidad politecnica en Benin, y un premio UNESCO de la Malicia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *