Sin voz

Trato de mitigar los efectos
que, trascendieron la trágica realidad,
el dolor, la agonía, la frustración, la desesperación, la indignación humillante que, dejó preñada a mi pueblo.

Intento reducir la rabia,
apreciando la luz que el todo poderoso,
nos ofreció sin medida
en el día más gris de nuestros días.

Gritamos,
pedimos socorro,
con lágrimas ensangrentadas, y una vez más,
nos vimos obligados,
a callar, a estar en silencio, a ser sometidos a una muerte lenta dolorosa, y sin anestesia.

Por mas que gritásemos,
por mas que peleaseamos,
fuimos marginados, sin gloria.

Ruth #VocesDeMiAlma

Radio Macuto Facebook

Radio Macuto Autor

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *